jueves, 15 de febrero de 2018

Nin Montoro nin Feijoo

Manuel Lago.- As afirmacións do ministro de Facenda, Cristóbal Montoro, no Congreso dos Deputados anunciando unha posible quita da débeda das comunidades autónomas poñen máis en evidencia, se cabe, o gravísimo erro da estratexia orzamentaria da Xunta de Galicia. Porque en Galicia recortouse o gasto máis ca en ningunha outra comunidade, e agora Montoro dinos que esa dor inflixida á sociedade galega, ademais de inxusta, pode non servir para nada.
Máis ben ao revés. Galicia pode pagar dúas veces os erros de xestión da Xunta: sufrimos máis recortes ca ningunha e agora Montoro pode premiar a outras comunidades autónomas e castigarnos a nós.
É certo que a dureza dos recortes explican que Galicia sexa a terceira comunidade con menos débeda comparada co PIB, pero aínda así, baixo o goberno de Feijoo, a débeda pública galega pasou de 3.800 millóns de euros no 2008 a 11.200 millóns no 2017, un aumento de 7.400 millóns de euros en nove anos, o dobre que nos 27 anteriores cos outro catro presidentes da Xunta.
Feijoo fixo unha xestión desastrosa porque nos endebedou moito e nos endebedou mal: en vez de acudir aos mecanismos de financiamento que o Estado puxo ao dispor das comunidades a partir do 2012 preferiu endebedarnos cos bancos.
É a campaña de imaxe máis cara da historia: Galicia pagará centos de millóns de euros en xuros por esta decisión. Este custo xa non o imos recuperar, pero aínda estamos a tempo de evitar a dobre estafa que anuncia Montoro: realizar unha quita da débeda só ás comunidades cualificadas como infrafinanciadas, entre as que o ministro non inclúe a Galicia. Sería o colmo da estafa: aquí sufrimos os maiores recortes e agora estamos ante o risco de ser excluídos da quita da débeda.
Galicia -como o resto do Estado- endebedouse de forma extraordinaria por culpa da recesión, pero tamén pola ineficacia do sistema tributario, polas rebaixas fiscais en favor dos que máis teñen e por manter un modelo de financiamento autonómico que se demostrou incapaz de reaccionar ante a crise.
O resultado final é que temos unha débeda pública impagable -como a do resto das comunidades autónomas e do Goberno central- que crece ano tras ano, e a Xunta só é quen de ir refinanciándoa, aprazando un problema cada vez máis grande.
Por iso é imprescindible facer unha reestruturación da débeda que debe ter dúas liñas estratéxicas. A primeira é unha quita igual para o conxunto das comunidades utilizando criterios e variables obxectivas.
A segunda é establecer prazos de amortización suficientemente longos e tipos de xuro moi baixos, para reducir ao mínimo o impacto do servizo da débeda sobre o orzamento, de forma que os recursos públicos poidan destinarse a gasto social e inverstimentos e non a pagar aos bancos.
O presidente Feijoo equivócase cando se nega a unha quita da débeda que en realidade é imprescindible e case inevitable, pero Montoro equivócase aínda máis cando propón unha quita en beneficio dalgunhas comunidades castigando a outras, Galicia entre elas. A proposta que de verdade beneficiaría ao noso pais é unha reestruturación da débeda, con quita incluída, que debe ser equitativa, igual, sen discriminacións nin privilexios.

*Manuel Lago, economista e parlamentario de EnMarea

Fonte: La Voz de Galicia, 15/02/2018

viernes, 26 de enero de 2018

Barcelona xa é de España

Tal día coma hoxe, 26 de xaneiro, as tropas de Franco, dirixidas polo xeneral Yagüe, tomaron Barcelona. Foi o 26 de xaneiro de 1939, hai, pois, 79 anos. Eu acababa de cumprir dez e era alumno da escola pública de Ventosela (no Ribeiro de Miño), da que era mestre don Máximo Montero (un excelente profesor). Ese día, na sesión da tarde, aconteceu o que vou contar. O pedáneo da aldea era o señor Manuel o Piricocho, falanxista, carteiro, corredor de viños e propietario de boa casa e bos viñedos. Era o Poder na aldea. A iso das cinco da tarde alguén abriu, desde fóra, a porta da escola. Era o pedáneo falanxista, que, dada a correlación de forzas, non necesitaba petar previamente. Xa a porta aberta, dirixíndose ao mestre, ditaminou: «Don Máximo, mande saír aos rapaces para festexar o triunfo dos nosos: Barcelona xa é de España» (Clío sabe ben que as cinco últimas palabras foron ditas, non sen enerxía, tal como se transcriben). É evidente que o señor Manuel oíra na radio o parte franquista e, memorizada a fórmula, limitouse a traducila ao galego. Para nós, os rapaces da escola, era unha boa noticia, pois, suspendidas as clases, a nosa obriga era algo animado e festeiro: dirixírmonos á casa do señor Alfredo o Cereiro, que tocaba moi ben o acordeón, e seguilo, polos camiños da aldea, celebrando a caída de Barcelona. Media hora despois, boa parte da veciñanza, sempre inspeccionada polo pedáneo falanxista, desfilaba aos acordes animosos dos pasodobres do señor Alfredo o Cereiro. Entre os que entraron en Barcelona o 26 de xaneiro figuraba un falanxista de moito prestixio nos grupos franquistas, Dionisio Ridruejo, quen, anos despois, xa renegado da súa etapa fascista, contou que a el preocupábao moito que os cataláns non se sentisen invadidos en canto cataláns. De aí que el e os achegados propiciasen a edición masiva de manifestos e folletos en catalán que o vicerrei de Cataluña, o xeneral Álvarez Arenas, mandou secuestrar. O espírito regresivo foi tal que, entre o 26 e o 31 de xaneiro, foron fusiladas dez mil persoas en Barcelona sen formación de causa. Nesta estratexia, máis de vencer que de convencer, hai un episodio que cómpre contar velis nolis: cando as tropas de Franco entraron en Lleida (abril do 38), un pelotón de execución fusilou un soneto, caso insólito, quizais, na historia literaria universal. O soneto, nunha lápida do campanario da catedral (a Seu Vella), era obra dun poeta católico chamado Magí Morera i Galicia (1853-1927), pero estaba en catalán. Non había outro delicto naquel soneto titulado El campanar de Lleida. Pasaron oito décadas desde aquela represión, sen excluír a brutal coerción contra o idioma catalán e os seus textos literarios, algún excelsos.
Os non independentistas -precisamente nós- debemos poñer o acento na barbarie de certa dereita española, para que se entenda un pouco mellor a problemática actual de Cataluña. Tamén os independentistas de calquera lugar de España deberían reprocharlle á CUP que queira suprimir dos rueiros cataláns o nome glorioso, democrático e nobre de Antonio Machado, que foi sempre un patriota da causa da cultura.

*Autor: *Xesús Alonso Montero (Vigo 1938) Catedrático de Literatura na Universidade de Santiago de Compostela ex Presidente da Real Academia Galega, é filólogo, tradutor, conferenciante e autor de numerosos libros, estudos e traballos. Tamén é director do Centro de Estudios Rosalinianos e da Revista de Estudios Rosalinianos.

jueves, 18 de enero de 2018

El chavismo hacia la victoria electoral en 2018


Por Ángel Guerra Cabrera.- La oposición planea el boicot a las elecciones presidenciales de 2018. De este riesgo advirtió el presidente Nicolás Maduro al referirse a las pláticas que llevan a cabo en República Dominicana su gobierno y parte de la denominada Mesa de Unidad Democrática. Ya se habían acordado los siete puntos de la agenda pero en eso los opositores recibieron una llamada de Washington y cambiaron de postura. Lo sé de buena fuente, añadió el mandatario. No obstante, puntualizó que en 2018 habrá elecciones “con toda la oposición o con una parte de ella”.

Y es que el chavismo, pese a los rigores impuestos a la población por la guerra económica y a otras adversidades, reiteró en 2017 su capacidad de aglutinar a la mayoría y ganar contundentemente tres elecciones consecutivas: las de integrantes de la Asamblea Nacional Constituyente(ANC), las de gobernadores y las de alcaldes. Si a ello añadimos las amargas divisiones y la desmoralización que sufre la oposición, el imperialismo seguramente prevé su derrota en las presidenciales de 2018.
 
Cabe recordar que Maduro retomó la iniciativa estratégica en 2017 al derrotar el más pugnaz de todos los intentos de empujar la Venezuela bolivariana a la guerra civil, como en Libia, Siria y Ucrania, según el guion de la llamada guerra de cuarta generación. Lo hizo de la manera más democrática ante la violenta arremetida. Con buen gobierno, mucho pueblo en la calle y las mencionadas victorias electorales, en particular los comicios para la ANC, desarrollados casi al borde de la guerra civil.     Iniciada durante el gobierno de Obama, autor del decreto presidencial que declara a Venezuela “un grave peligro para la seguridad nacional de Estados Unidos”, la estrategia de guerra en todos los frentes ha sido recrudecida por Trump agudamente desde agosto de 2017 con un paquete de graves e ilegales medidas contra las finanzas internacionales de Venezuela, con terrible perjuicio al funcionamiento de su economía. El plan contempla, como lo vimos entre marzo y junio de 2017, la insurrección contrarrevolucionaria de calle –mezcla de movilización de opositores y cada vez más feroces acciones terroristas- , exactamente como lo puntualiza el documento golpista Venezuela Freedom II, del Comando Sur de Estados Unidos.
                                                            
Al parecer, pese a la firme política democrática y de paz de Maduro y a la evidencia de que el chavismo es inderrotable en las urnas y también mediante las cada vez más destructivas acciones violentas, Washington, persistirá en esta última ruta. Dinero hay de sobra. Ahí están la CIA y Exxon Mobil, el imperio petrolero que dirigió Rex Tillerson hasta antes de asumir como secretario de Estado de Trump. También mercenarios dispuestos a lanzarse al cuello de Venezuela chavista al llamado de Álvaro Uribe o de Marco Rubio y sus colegas legisladores cubanoestadunidenses. Por eso no debe asombrarnos la mitificación y glorificación mediática como luchadores por la libertad de Oscar López y su banda terrorista, ya desarticulada por los servicios de seguridad de Venezuela. Quien ataca con granadas y disparos de fusil automático objetivos civiles como el Tribunal Supremo, donde todavía los niños permanecían en la guardería; o el Ministerio del Interior, Justicia y Paz, en cuya azotea eran celebrados los periodistas en su día, es terrorista de acuerdo con el derecho internacional. Igual, quien secuestra un helicóptero en una base aérea o se apodera de armas de guerra en una instalación militar con el propósito de derrocar al gobierno legítimamente constituido. En los planes del grupo, también estaba estallar camiones bomba en lugares públicos. Entre ellos la embajada de Cuba, ha trascendido en el sitio web alternativo La Tabla.         

La conclusión es clara. Washington y el gran capital internacional necesitan reforzar en las audiencias el estereotipo del terrorismo “bueno” contra Venezuela, como lo han heho en Afganistán, Cuba, Siria, Libia etc.

La razón es muy clara. Parecen haber decidido continuar con la violencia más salvaje contra Venezuela. Es una prioridad hacerlo. Acabar con  la “dictadura”  de Maduro, con ese maldito chavismo al que tanto le gustan el debate y el camino electoral. Ya sabemos que Washington nada más acepta su modelo de democracia. Pero incluso esa, hasta que le conviene. Un dato a tener en cuenta por Morena. Lo dijo el general Kelly, jefe de gabinete de Trump: ni a México ni a Estados Unidos les conviene un gobierno de izquierda en México.

Twitter:@aguerraguerra

viernes, 12 de enero de 2018

Memorias de Manolo Barros (Autobiografía de un militante comunista)

Buscando entre meus libros, atopei esta autobiografia do camarada Manolo Barros e pareceume boa idea esplallála para seu coñecemento. E un libro publicado hai 12 anos (2006).
Pedro de Visma



Manolo Barros Montero é colaborador activo nos actos que dende hai seis anos realiza o Colectivo Republicano de Redondela. Ata o día de hoxe, a súa memoria tennos servido para completar algúns dos traballos que fan os membros do Colectivo, ou para darnos ideas que pouco a pouco  imos levando a cabo, na medida das nosas posibilidades. Algunha de estas ideas ainda está en fase de proxecto, máis sabemos que, coa colaboración de algunas institucións que parecen por fin interesadas na recuperación na Memoria Histórica de 1936 , irá axiña adiante, témolo por seguro.Pero sobre todo a súa vida, a súa longa vida militante, ten sido espello no que arreo nos miramos con intención de aprender e mellorar.

Manolo é un exemplo de home comprometido co seu país, coa súa vila, cou a súa parroquia, coa súas ideas. Perseverante e teimudo coma casi ninguén pode selo, non renunciou nunca a ser quen é, e isto significou anteponer sempre a súa militancia política e as súas ideas, por riba de todo, incluso por diante da súa vida privada, e mantén, ainda mantén a súa ilusión por ver os indicios da derradeira República e da liberación dos homes.
Manolo Barros, como diría Vázquez Montalbán, é de aqueles homes que, dende nenos, non tiveron outro remedio que aceptar que “sus vidas fueron expropiadas por la Historia”, porque lles tocou vivir “un siglo tan cruel como prodigioso”.

En todo caso antóllaasenos que nel, máis que en ningún outro, faise realidade a coñecida frase de Bertolt Brecht: “Hai homes que loitan un día e son bos. Hai outros que loitan un ano e son mellores. Hainos que loitan moitos anos, e son moi bos. Pero hai os que loitan toda a vida: eses son imprescindibles”.

Quizais a Manolo, como ao Moisés bíblico lle estea negada a chegada a Terra Prometida por razón da súa idade, pero estamos certos de que, antes de partir, como lle pasou o perxonase bíblico, seralle amosado o fértil val onde algún día momará o xénero humano, un val  no que os homes e as mulleres sexamos libres, fraternos e iguais. Nós, na medida das nosas posibilidades, traballeros arreo para conseguilo.

 A Directiva do Colectivo Republicano de Redondela
Ano 2006

miércoles, 10 de enero de 2018

Franco era un ladrón e un corrupto

Franco no Pazo de Meirás

POR *MANUEL MONGE O falecemento de Carmen Franco o pasado 29 de decembro é un bo momento para recuperar a memoria democrática, para falar de verdades silenciadas durante máis de 40 anos de democracia porque sen memoria os pobos non teñen futuro. 

 

Morre a única filla dun ditador, que dirixiu durante case 40 anos unha ditadura criminal, semellante ao nazismo alemán e ao fascismo italiano, segundo a ONU. Ninguén lembrou estes días que Carmen Franco Polo era detida no aeroporto de Baraxas o 7 de abril de 1978 intentando levar a Suíza 38 moedas de ouro e brillantes (entregadas ao ditador por cidades españolas e organismos oficiais) e tres insignias de solapa.

 

É tamén un bo momento para lembrar que en Galiza non houbo guerra civil, senón un xenocidio. Na comarca da Coruña foron asasinadas más de 600 persoas, entre elas as principais autoridades civís e militares, así como dirixentes sindicais e sociais..En Galiza foron asasinadas máis de 5.000 persoas, entre elas máis de 40 alcaldes.

A propaganda oficial da ditadura difundiu a imaxe dun Generalísimo Franco servidor da patria, de vida austera e que non se aproveitou do poder para o seu enriquecemento persoal. Nada diso ten que ver coa realidade porque Francisco Franco era un ladrón e un corrupto. Cando chega a democracia, os sucesivos gobernos e o rei Juan Carlos non tiveron ningún interese en difundir a verdade e desmontar esta milonga. Coa aparición de novos datos e publicacións sabemos que Franco fixo unha importante fortuna, que hoxe gozan os herdeiros, e que se aproveitou da chamada guerra civil para ter importantes ingresos, como recolle o historiador Ángel Viñas no seu libro La otra cara del Caudillo (Editorial Crítica, 2015).

Se o salario mensual de Franco era de 2.493 pesetas en 1935 e se en 1940, xa como xefe de Estado tiña un salario anual de 50.000 pesetas, como é posíbel que a 31 de agosto de 1940, tivese 34,3 millóns de pesetas en diversas contas? Unha parte procedería das achegas que recibiu o chamado bando nacional, é dicir, os golpistas, despois dunha subscrición popular para financiar a guerra. Sinala Viñas: “Mis sospechas apuntan hacia la posibilidad de que se quedara [Franco] con la mayor parte de los fondos acumulados”.

Viñas desvela algunhas das claves desa corrupción. Franco fixo unha gran fortuna aproveitándose do café que chegaba de Brasil, que era  moi escaso na posguerra e moi demandado no estraperlo. Da operación encargábase Francisco Franco Salgado-Araujo, primo do Caudillo e responsábel da Secretaría de Estado de Franco. O café que chegaba de Brasil (doazón de 600 toneladas do ditador Getúlio Vargas) ) entregábase á Comisaría de Abastecementos e Transportes, dependente do Ministerio de Industria e Comercio, que o distribuía por todas as provincias a través do gobernos civís ao prezo de 12,48 pesetas o quilo. Viñas descubriu nun documento do arquivo do Palacio Real que a recadación por esa venda de café ascendeu a 7,5 millóns de pesetas (sobre 85 millóns de euros de hoxe), “exactamente el importe que figura en la relación de cuentas del Caudillo”. No capítulo de ingresos desas contas figura tamén un “donativo mensual” de 10.000 pesetas (sobre 11.000 euros de hoxe) da Compañía Telefónica Nacional, que tiña como accionista principal á ITT de Estados Unidos de América.
Franco e Millán Astray
Javier Otero sinala que a orixe desa fortuna procedía de “donaciones y otros conceptos a disposición de su excelencia el Jefe del Estado y Generalísimo” (reportaxe “La familia Franco inmune a la crisis”. Tiempo, 15-11-2011). En principio esas doazóns estaban destinadas para os orfos da guerra, reconstrución do Alcázar de Toledo etc, pero acabaron nas contas de Franco. A máis importante era a do Banco de España en Madrid con 18 millóns de pesetas; tamén tiña contas no Banco de España en Burgos, Banco Hispano Americano, Banco Español de Crédito, Banco de Bilbao, Banco Mercantil de Madrid ou Banco Espíritu Santo en Lisboa.

O pazo de Meirás é a historia dun roubo ou espolio continuado, como recolle o libro de Carlos Babío e Manuel Pérez Lorenzo. Até alí levaron todo o que roubaron: pedras do pazo de Bendaña (Dodro), figuras da capela, escudos e gravados; dúas pías do mosteiro de Moraime (Muxía); as esculturas de Abraham e Isaac, obra do Mestre Mateo, retiradas do Pórtico da Gloria. Desapareceron tamén libros da biblioteca de Emilia Pardo Bazán e cadros. O palacio coruñés de Cornide (José Cornide “científico e patriota galego”, que morreu en 1803, como figura na placa da casa) foi mercado por Pedro Barrié de la Maza nunha poxa amañada (foi ben pagado co título de Conde de Fenosa) e despois regalado a Carmen Polo, esposa do ditador.

A familia do ditador recibiu un trato privilexiado por parte dos sucesivos gobernos. Carmen Polo, viúva de Franco cobraba unha pensión mensual de 894.960 pesetas en 14 pagas, é dicir, 12,52 millóns de pesetas (4 millóns máis do que gañaba Felipe González, presidente do Goberno). Dous días despois da morte do ditador o rei Juan Carlos obsequiaba á familia cos títulos nobiliarios de Ducado de Franco e Señorío de Meirás. Juan Carlos estaba moi agradecido porque foi nomeado por Franco en 1969 como o seu sucesor.

A familia Franco acumula pazos, casa, chalés, fincas, edificios, aparcamentos etc, que son xestionados máis de 50 sociedades, moitas delas centradas no mercado inmobiliario. Diversas fontes sitúan a fortuna dos Franco entre 500 e 600 millóns de euros e o centro de operacións está no domicilio familiar na rúa Hermanos Becquer, 8 de Madrid.

Entre os numerosos operacións hai que subliñar a venda por Carmen Franco en 1988 do palacio do Canto del Pico, situado en Torrelodones-Madrid nunha finca de 820.000 metros cadrados, legado polo Conde de las Almenas a Franco. As distintas administracións facilitaron todo tipo de operacións especulativas á familia do ditador como na finca Valdefuentes de 9,84 millóns de metros cadrados na comunidade de Madrid. En xullo de 2000 o concello de Arroyomolinos, cun alcalde do PP, aprobaba o inicio do proceso de recualificación de 3 millóns de metros cadrados da finca, que pasan de rústicos a edificables, sendo aprobada finalmente en 2001, con Alberto Ruiz Gallardón como presidente da Comunidade de Madrid. Esta finca foi mercada por Franco en 1950 por 2,5 millóns de pesetas a Luis de Figueroa, conde de Romanones. En 2002 tiña unha valoración de 1,6 millón de euros, pero despois da recualificación dunha parte dos terreos, os activos da Sociedade Valdefuentes chegaron a valorarse en 20 millóns de euros. Con este pelotazo a familia Franco puído gañar sobre 23 millóns de euros.   
                                 
Estamos ante un caso único nunha democracia; unha vergoña de Estado. Despois de 41 anos de democracia, como explicar o comportamento dos principais partidos do Estado (UCD, PSOE e PP) coa familia Franco durante a chamada Transición, mantendo os seus privilexios, facilitando o seu enriquecemento e permitindo todo tipo de negocios e operacións especulativas? Como é posíbel que tanto o PSOE como o PP rexeitasen no Congreso todas as iniciativas para facer un inventario oficial dos bens conseguidos por Franco no exercicio da xefatura do Estado, é dicir, de todo o que roubaron, así como das doazóns que recibiu como Xefe de Estado. A explicación é moi sinxela: todos sabían que o Xefe do Estado, é dicir, o Rei Juan Carlos, fora nomeado por Franco e que Juan Carlos consideraba ao ditador como un patriota, digno de admiración. Ninguén se atreveu a ir en contra dos desexos do Rei, que quería protexer á familia Franco.

Xa sei que o Fiscal Xeral do Estado está moi ocupado en acusar a Oriol Junqueras e compañía do delito de rebelión violenta para que continúen no cárcere, pero cando teña un pouco de tempo actuará de oficio contra a familia Franco para que devolvan todo o roubado, ou non?
 
 *Manuel Monge.- Exerceu como profesor de ensino medio. Foi concelleiro do BNG na Coruña do 2003 ao 2007, foi presidente da Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña. Colabora con artigos de opinión en diversos medios de comunicación.
 

 

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Cuando el 155 terminó, el independentismo todavía estaba allí

Dos meses después, el 155 ha dejado para el presidente del Gobierno que lo firmó el peor resultado posible, un triple fracaso. Su enemigo, el independentismo, mantiene la mayoría absoluta en el Parlament. Su rival, Ciudadanos, se convierte en la fuerza más votada en Catalunya. Y su partido, el PP, se desploma y pierde hasta el grupo parlamentario propio. Es todo un éxito de Mariano Rajoy.
Los dos bloques en los que sigue dividida Catalunya apenas se han movido, a pesar de la histórica participación. Esa supuesta mayoría silenciosa en contra del procés que pronosticaban algunos análisis solo ha logrado arañar dos décimas y dos escaños en el marcador: el independentismo pasa del 47,8% al 47,5%. Con esta mayoría simple en votos y el sistema electoral –que, al igual que en las generales, prima a las provincias menos pobladas–, el independentismo mantiene intacta su mayoría absoluta parlamentaria. Ni la fuga de empresas ni la falta de apoyos internacionales han hecho mella en esos dos millones de catalanes que hoy, igual que hace dos años, se quieren marchar.
Inés Arrimadas consigue un resultado histórico. En apenas diez años desde su fundación, ha logrado colocar a su partido como primera fuerza en Catalunya, tanto en votos como en escaños. Sin duda tiene imposible gobernar, pero es más que una victoria simbólica. Con estos votos, y con la debacle de un PP que consigue un peor resultado que la CUP, el liderazgo en la derecha española puede estar en disputa. Ciudadanos no solo crece por su derecha; también deja al PSC sin la recuperación que apuntaban las encuestas. Miquel Iceta sube un único escaño, mientras Arrimadas consigue unos registros históricos en la zona metropolitana de Barcelona, ese cinturón que antes era rojo y ya no lo es.
Aunque el gran ganador de la noche es Carles Puigdemont, el president al que todos dieron por muerto y exiliado. Su bloque mantiene la mayoría absoluta parlamentaria y, contra pronóstico, su candidatura derrota a la de ERC, que partía como favorita en todas las encuestas. Oriol Junqueras, desde la cárcel, ha sido incapaz de tener presencia en campaña del modo en que sí lo ha logrado Puigdemont desde Bruselas. Es difícil cuando, para dar una entrevista, tienes que utilizar una de las dos llamadas telefónicas que se pueden hacer a la semana desde prisión.
La mayoría independentista es precaria, por cuestiones ajenas a la votación. Ocho de sus diputados están en Bélgica o en prisión. La investidura no será fácil, y no solo porque el candidato esté en Bruselas y vaya a ser encarcelado si vuelve a España. Las negociaciones con la CUP serán tensas y dudo que esta legislatura vaya a durar cuatro años; algo que en Catalunya lleva mucho sin pasar.
Catalunya En Comú-Podem –el partido más votado en Catalunya en las últimas generales– cierra un resultado aún peor que en las catalanas de hace dos años, devorados otra vez por una guerra de banderas donde han sido incapaces de marcar de forma nítida una posición. “Era un Madrid- Barça y nosotros íbamos con el árbitro”, resumió en 2015 Iñigo Errejón en una metáfora que sigue siendo válida hoy. Ha sido un Madrid-Barça de final de Champions y –más que con el árbitro– esta vez parecían ir con el linier, en eterno fuera de juego. La única buena noticia para Unidos Podemos es que no tendrán que escoger entre Arrimadas o Puigdemont, una decisión endemoniada que se les habria atragantado, fuese cual fuese su elección.
¿Volverá la vía unilateral? Es posible, y seguirá siendo un error. El 47,5% de los votos siguen siendo insuficientes para poner en marcha un nuevo país, sobre los derechos de todos los demás catalanes. El independentismo mantiene su mayoría absoluta parlamentaria pero sigue sin conseguir una mayoría absoluta social. Artur Mas tenía toda la razón cuando pronosticaba, en 2010, que la apuesta por el independentismo partiría a Catalunya por la mitad. Ha sido así.
El desenlace del otoño catalán demuestra que la estrategia del “a por ellos” fue un error. Los jueces y la policía no son la vía para arreglar un problema que hoy, igual que ayer, sigue siendo político. Llega el invierno, y Catalunya sigue muy lejos de una solución.

Fuente: Escolar.net

viernes, 15 de diciembre de 2017

El chavismo y su rotunda hegemonía electoral

Ángel Guerra Cabrera.- Tres victorias contundentes en menos de 140 días ratifican al chavismo convincentemente como la fuerza política mayoritaria de Venezuela en un sistema electoral reconocido por su transparencia. El mismo chavismo que ha llevado en sus hombros y contra viento y marea a la Revolución Bolivariana, y a Hugo Chávez a la presidencia en diciembre de 1998.  Ese que es una cultura política con fuerte identidad, corporizada en un sujeto social antimperialista y socialista autóctono, que continúa creciendo en las nuevas generaciones y ha estimulado el surgimiento de importantes liderazgos femeninos. Sus tres victorias de este año corresponden por orden cronológico a la elección de los delegados a la Asamblea Nacional Constituyente(ANC) el 30 de julio; de los gobernadores de los estados el 15 de octubre y el 10 de diciembre de los 335 alcaldes y la gubernatura de Zulia. Esta última había quedado vacante al negarse el gobernador opositor electo a juramentarse ante la ANC.
No son victorias electorales comunes y corrientes. La del 30 de julio deshizo fulminantemente la brutal escalada de violencia fascista lanzada por la oposición contrarrevolucionaria en cumplimiento del plan Venezuela Freedom II del comando sur de Estados Unidos, una de cuyas piezas fundamentales era Luis Almagro, secretario general de la putrefacta OEA. Las subsiguientes han cancelado por ahora la viabilidad del golpismo y la subversión y pavimentado el camino para una muy probable victoria de Nicolás Maduro en la elección presidencial de 2018 como candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela y las otras fuerzas políticas del Polo Patriótico.
El chavismo detesta la violencia. Lo suyo es imponerse por la persuasión, los argumentos, la movilización pacífica, el buen gobierno que favorece a la mayoría, el arma del voto. En fin, hacer política revolucionaria. Es indudable que para poder hacer esa política ha sido decisivo el apego activo y comprometido de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a la Constitución, la paz y los ideales bolivarianos y chavistas.
Los resultados de las elecciones municipales hablan por sí solos de cuanto se ha afirmado hasta aquí. La revolución ganó 305 alcaldías(92 por ciento), la oposición 25(7 por ciento) y 5 otros partidos. Se impuso en 22 de 24 ciudades capitales, incluyendo Caracas y en el estratégico estado Zulia, de gran importancia demográfica y poseedor de grandes yacimientos de petróleo y gas. Ahora cuenta con 19 de 23 gobernadores. Su votación subió en 945 mil 746 mil con respecto a las elecciones del 15 de octubre. Al revés le fue a la oposición, que sufrió un descenso en picada de 2 millones 103 mil 575 votos. Esto refuta la tesis de abstencionismo de ambos lados sostenida por comentarios derechistas.
El liderazgo opositor sufre un gran rechazo a su violencia demencial por una parte de sus simpatizantes y una acre censura de otro sector fanático de sus adherentes captado por el discurso del odio, que le reprocha no haberse “librado de Maduro” y la participación electoral. La mayoría de estos opositores se abstuvo.
Hubo, además, tres de los más importantes partidos opositores –de rancia trayectoria golpista- que decretaron la abstención. No obstante, la mayoría de sus referentes municipales, deseosos de conservar espacios, se candidateó bajo otras siglas aunque utilizando sus maquinarias.  Sin embargo, dominados por las ambiciones personales, casi nunca se presentaron unidos. De modo que al dispersar el voto su derrota fue más estrepitosa.
En la alta votación del chavismo pesa mucho la creciente elevación de su moral de lucha al remontar su tremenda derrota en las elecciones parlamentarias de 2015, conjuntamente con la pérdida de su extraordinario líder histórico Hugo Chavez y el enfrentamiento a los constantes planes desestabilizadores y a la cruel guerra económica. Al vigente decreto de Obama que declara a Venezuela como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, se suma la dura asfixia financiera ordenada por Trump.
La recomposición política y las nuevas victorias del chavismo no habrían sido posibles sin la capaz conducción de Maduro, cuyo liderazgo se ha consolidado pese a la feroz campaña mediática en su contra. El pueblo aprecia su constante dedicación a proteger a los más desfavorecidos y a reforzar las misiones sociales ante los embates de la ascendente inflación inducida. Su popularidad, actualmente al alza, supera la de varios de sus homólogos latinoamericanos de orientación neoliberal.
Twitter:@aguerraguerra

martes, 12 de diciembre de 2017

Un caravel vermello.


Como xa non teño folgos,  
gosto do cantar de vello
aloumiñando as estrofas
e, aforrando no alento.  

Levo un carabel vermello,
latexando no meu peito,  
dolor en todo-los hosos
e unha cántiga nos beizos.  
                     
O pensamento ateigado
de ilusións e de debezos
por trocar o mundo en outro     
mais igual e mais parexo.

A forza da natureza 
dime que hei morrer sen velo.
¡¡Ai, quen tivese cen anos
por vivir para ver eso...!!   
              
Que ninguen me saque a arela
do pensamento que teño,
que ninguen ouse trocalo,
non preciso ese consello.

Quero morrer con el posto,
quero soñar co debezo,
quero que ninguen me chate
o que soño e o que penso.

¡Desperta vello!, me din, 
i eu soñando non desperto.
Porque soñando estou vivo,           
e pra morrer, queda tempo...

Autor: Manuel Patiño Ares.