lunes, 2 de agosto de 2010

Gasto público millonario para 36 horas de visita papal

Público/2/08/2010.-Cuatro millones de euros. Esa es la cantidad que la Xunta de Galicia ha consignado como presupuesto para las ocho horas que el Papa pasará en Santiago el próximo 6 de noviembre. Teniendo en cuenta que el Pontífice visitará a renglón seguido Barcelona para consagrar la Sagrada Família, se espera que el desembolso de las arcas públicas por una visita que durará día y medio sea mucho mayor. La Generalitat todavía no ha dado un presupuesto oficial, y dice que no lo hará hasta mediados de octubre, pero se prevé un amplio dispositivo de seguridad, cobertura y atención para atender a las alrededor de 500.000 personas que se espera que acudan a la ciudad condal para ver a Ratzinger.

Benedicto XVI, además de jefe de la Iglesia, lo es también del Estado del Vaticano, por lo que es competencia de los poderes públicos españoles afrontar al grueso de los gastos de su visita. El Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil se encargarán, por tanto, de asumir la seguridad integral durante su estancia. Interior no ha difundido una cifra de gasto para este dispositivo. Pero un cálculo basado en las cifras de los sindicatos policiales sobre dietas para agentes desplazados permite concluir que el presupuesto de este capítulo rondará los 600.000 euros.

La Xunta de Galicia omite un presupuesto desglosado

¿En qué se va a gastar?

Además, según informan desde la Consellería de Presidencia de la Xunta, el Vaticano correrá con los gastos de transporte y alojamiento del Pontífice. La pregunta se hace, entonces, inevitable: ¿en qué gastará la Xunta el montante presupuestado? Dos de los cuatro millones de euros se destinarán a sufragar los gastos de la retransmisión de la visita a través de la televisión autonómica gallega, una operación informativa "a la que no se puede renunciar", señalan desde este mismo departamento. Los dos millones restantes se utilizarán para financiar las tareas de organización y el recorrido de Ratzinger en el papamóvil desde el aeropuerto hasta la ciudad. Además, la Xunta pondrá a disposición del evento a sus efectivos de la policía autonómica y está prevista la instalación de un macroescenario en la plaza del Obradoiro.

La cifra anunciada por Alfonso Rueda, conselleiro de Presidencia de la Xunta y mano derecha del presidente Alberto Nuñez Feijóo (PP), ha enfadado a la oposición gallega. Especialmente ahora, cuando la comunidad no atraviesa precisamente una época de bonanza económica. Esta cuestión también ha devuelto a la calle el debate sobre la pertinencia de un gasto de tal magnitud para respaldar un encuentro religioso en el marco de un Estado aconfesional.

El PSdG denuncia la contratación de un jurista "relacionado con el PP"

Sin cuentas desglosadas

Ahora, la Consellería de Presidencia de la Xunta sostiene que el anuncio de Rueda no refleja "una estimación real". Según ese mismo departamento todavía "no hay nada contratado" por lo que no existe un presupuesto desglosado ni se sabe a qué partida se cargarán los gastos de la visita papal.

Según el PSdG-PSOE, la Xunta ha contratado "a dedo" a un jurista "relacionado con el PP y con los movimientos católicos de Santiago" para colaborar en la organización de los actos. El grupo socialista registró una iniciativa parlamentaria para pedir que se aclarara este aspecto, pero todavía no se ha contestado. En declaraciones a Público, fuentes del entorno del conselleiro de Presidencia no quisieron "entrar en valoraciones" y afirmaron que esta pregunta se contestará "cuando sea oportuno" y "en sede parlamentaria".

La estimación del montante de su paso por Catalunya aún se desconoce

Barcelona esquiva las cifras

La realidad en Barcelona también es por ahora opaca. Se desconoce el número exacto de personas que puedan acompañar al Papa en su visita y a esto se le suman unas elecciones autonómicas que tendrán lugar en otoño y que complicarán las tareas de coordinación y planificación.

Ni el Ayuntamiento de Barcelona ni la Generalitat sueltan prenda sobre el coste de la visita ni de quién paga cada aspecto aunque el arzobispado de Barcelona ha confirmado a Público que ya se han realizado varias reuniones de preparación y coordinación entre todas administraciones.

La izquierda catalana gestiona la visita sin muchos aspavientos

El coste total no será despreciable. El medio millón de feligreses que se esperan fuera de la Sagrada Família durante su consagración obligará a habilitar varios parques cercanos y un mínimo de dos pantallas gigantes exteriores. Ratzinger, que partirá hacia Roma a las 19.15 horas, paseará antes en el papamóvil por el centro de la ciudad en medio de unas medidas de seguridad y movilidad muy complejas que se extremarán con la asistencia de la Familia Real. TV3 será la cadena encargada de dar la señal internacional del evento y eso le obligará a realizar un importante despliegue.

El arzobispado ha insistido varias veces en la necesidad de organizar una visita "austera", pero sin precisar más y editando a su vez gran cantidad de material para los asistentes. Las fuerzas de izquierdas, mientras, gestionan la visita sin muchos aspavientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.