domingo, 12 de septiembre de 2010

Musulmanes en EE.UU. temerosos ante aumento de discriminación en el país

Alí al Ahmed, miembro de la comunidad musulmana en Estados Unidos, declaró que este sector de la población se siente inquieto ante las crecientes manifestaciones de rechazo por esta religión en el país, como lo demuestra la controversia sobre la construcción de la mezquita en Nueva York y las amenazas de un pastor bautista de quemar libros del Corán. Ahmed comentó que muchos musulmanes han optado por cambiar su identidad religiosa para evitar la segregación.

Nueve años después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos la comunidad musulmana en ese país se siente temerosa ante la creciente discriminación contra los devotos del Islam, sostuvo este sábado Alí al Ahmed, miembro de esta minoría. ''Muchos musulmanes han cambiado sus nombres, sus direcciones y ocultan su identidad religiosa; algunos dejaron de ir a la mezquita porque tienen miedo. Las respuestas contra los musulmanes no han sido evidentes, no ha habido asesinatos o ataques violentos. La violencia contra los musulmanes es mínima, de hecho, pero el ambiente es de miedo, es hostil'', indicó Ahmed en una entrevista para teleSUR. El representante de esta comunidad residente en el país nortemericano, manifestó que muchos musulmanes en Estados Unidos se sienten inquietos ante las manifestaciones de rechazo como las protestas por la construcción de una mezquita y la amenaza de quemar libros del Corán. ''La comunidad musulmana, nueve años después del 11 de septiembre, se siente inquieta. La controversia sobre la mezquita en Nueva York y el intento del pastor de quemar el Corán en Florida (sur), ha generado mucha inquietud'', dijo. Grupos defensores de la libertad religiosa en Estados Unidos efectuaron este sábado una protesta cerca del Ayuntamiento de Nueva York, ubicado a unas cuadras del sitio propuesto para la construcción de un nuevo centro cultural islámico, cercano a la llamada zona cero, donde antes se alzaban las Torres Gemelas. Ante esto, la Policía de Nueva York preparó un plan de seguridad en el cual desplegó un ejército de agentes para resguardar las calles de la ciudad. El pastor bautista Terry Jones amenazó hace unos días con quemar libros del Corán en el marco de las conmemoración del 11 de septiembre, sin embargo este sábado declinó realizar la acción. Ahmed agregó que hay sectores en EE.UU. que intentan desprestigiar al presidente Barack Obama de cara a las próximas elecciones paralamentarias de noviembre, utilizando su ascendencia musulmana. ''Hay un sector que ataca a Obama y utiliza a los musulmanes como una herramienta para deslegitimarle en las elecciones en noviembre'', consideró. Indicó que Estados Unidos es visto negativamente en el mundo musulmán debido a la relación de ese país con múltiples conflictos y al apoyo que brinda a Gobiernos árabes dictatoriales. ''Estados Unidos es visto en el mundo musulmán negativamente, porque las circunstancias realmente no han cambiado. EE.UU. está involucrado en múltiples guerras en el mundo musulmán, y apoya a los Gobiernos dictatoriales, entonces el apoyo de estos Gobiernos que no son populares con el pueblo (...) contribuye a la opinión negativa de Estados Unidos en los ojos de los musulmanes mundialmente'', consideró. Durante siete años, el Gobierno de Estados Unidos mantuvo invadida a Irak en una operación que denominaron ''Libertad Iraquí'' con la excusa de que escondían armas de destrucción masiva. Recientemente, el presidente Obama anunció que "la misión de combate estadounidense en Irak ha terminado", pero casi 50 mil soldados permanecerán en el país asiático hasta finales de 2011. El país del norte también mantiene invadido hace diez años a Afganistán con la excusa de atacar al grupo insurgente Al Qaeda, a quien Washington responsabiliza por los atentados de septiembre y hace poco anunció el despliegue de más soldados en esa nación. Teorías conspirativas Los atentados del 11 de septiembre han generado una serie de interrogantes bajo el nombre de teorías conspirativas. La primera hipótesis gira en torno a la forma perfectamente vertical cómo se desplomaron las Torres Gemelas el 11 de septiembre. Este tipo de derrumbe nunca se ha presentado, en el caso de torres, por el único efecto de las llamas y los arquitectos de estos edificios aseguran que el impacto de aviones de aluminio no era suficiente para derribar a estos colosos de hormigón y acero. Otro hecho que genera polémica es la embestida de un Boeing 757 en el edificio del Pentágono (Ministerio de Defensa) lo cual es imposible que suceda sin accionar las defensas antiaéreas. La más polémica de las teorías afirma que la Casa Blanca sabía sobre los planes de atentar contra las torres, pero no hizo nada para evitarlo. Esta misma versión ha sido defendida por el camarógrafo estadounidense Kurt Sonnefeld quien trabajaba para una agencia federal y cubrió los ataques de Nueva York. La teoría de Sonnefeld sostiene que altos funcionarios del Gobierno estadounidense estaban al tanto de los ataques a las Torres Gemelas en el 2001 antes de que sucedieran y agrega que por esto ha sido víctima de un complot con el fin de silenciarlo. También está el hecho de que La Oficina Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) encontró en los restos incinerados de las Torres Gemelas el pasaporte de uno de los terroristas intacto.

Fuente: TeleSurTv.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.