lunes, 27 de septiembre de 2010

Quién no quiere ir a la huelga, que no lo lea, no sea que se quede sin argumentos para no ir.


Desde hace un tiempo para esta parte, se difundo un mensaje difamatorio, tendencioso, y que bajo la crítica fácil de sindicatos corruptos, pretende justificar el no ir a la huelga.

La huelga general se plantea ante un giro en la política económica y social del Gobierno, que debilita al conjunto de trabajadores. Hicimos una huelga el 8 de junio, porque nos tocaron el bolsillo a los Empleados Públicos, con una reducción salarial del 5 %. También congelaron las pensiones para 2011, recortaron la inversión publica, etc... En nuestro Ministerio la secundaron un 30 % en toda España (según la Administración un 12,5 %).

Ahora llamamos a la Huelga por la Reforma Laboral decretada por el Gobierno, que supone la mayor agresión a los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras desde el inicio de la democracia. Facilitando un despido más fácil y barato, dando más poder a las empresas. Encima, financiando los despidos a través del FOGASA. Potenciando la temporalidad. Se establecen las ETT's con ánimo de lucro. Es una Reforma Laboral impuesta que no va a crear empleo.

Todas estas cuestiones nos afectan también a los empleados públicos, quien no quiera verlo, que no lo vea. Pero ¿quién no tiene algún hermano/a, hijo/a, sobrino/a, en definitiva, algún familiar engrosando las listas de paro....o con algún trabajo precario? Además, ¿sabes que quieren meter a las ETT's para seleccionar personal para las Administraciones Públicas? ¿Sábes que van a amortizar un montón de plazas más, de las que ya han amortizado en el Estado, en virtud del Acuerdo de Consejo de Ministros de 2 de julio? ¿Sabes que por este motivo es por el que se reducen las plazas para la promoción y no por culpa de los Sindicatos?

El argumento de las subvenciones, no es un tema nuevo. Comisiones Obreras tiene perfecta autonomía e independencia, con el 1.200.000 de afiliados que tiene aproximadamente. Las subvenciones las dan las Administraciones, de acuerdo a la Ley, a las ONG's, partidos políticos, sindicatos, patronal empresarial, iglesia, etc.... de acuerdo a unas bases de convocatoria de libre concurrencia y se adjudican según los criterios fijados en dicha bases. Las subvenciones para formación que recibe el sindicato, las dedica en exclusiva para la formación de los trabajadores y trabajadoras. Muchos miles de trabajadores y trabajadores se han beneficiado de las actividades formativas de CCOO.

Abundando en el tema de las subvenciones, tenemos que darnos cuenta de que por el hecho de que las reciba el Sindicato, no significa que nos tengan "pillados" o "chantajeados" para que no planteemos los conflictos y huelgas que el momento requiera, como es este caso. Para eliminar las subvenciones, habrá que hacer una modificación legal en el Congreso.

En el asunto de los liberados es manifiestamente falsa la afirmación que se indica, y confunde a la gente. Mezcla los liberados/as sindicales denominados institucionales con los representantes de los trabajadores (Comités de Empresa y Juntas de Personal). Estos liberados, que cobran de la Administración, según su puesto de trabajo, son los representantes de los sindicatos en las distintas mesas de negociación y en muchos casos suelen ocupar cargos en las estructuras de las organizaciones sindicales. Su número es muy reducido.

En el caso concreto de la Administración General del Estado, el número de liberados es el siguiente:

CCOO                    140
UGT                       137
CSIF                       132
USO                        40
SAP                         20
CGT                        15
ELA                          9
CSIT UP                   4
CIG                          2



En total, 499.

Esto supone apenas el 0,14 % de las RPT's.

Estos liberados, no tienen nada que ver con los miembros de los Comités de Empresa y Juntas de Personal, que son elegidos cada 4 años por los empleados públicos, en las elecciones sindicales, y que tiene horas sindicales para poder realizar su función representativa, todo ello de acuerdo a la Ley.

Por otro lado, los corruptos están en todas partes, desde banqueros, empresarios, tonadilleras, alcaldes ..... y hasta mi compañero/a de trabajo........ y hasta los ministros y presidentes de gobierno.

A pesar de lo "poco" que hacen los Sindicatos,  si no hubiera Sindicatos, ten por seguro que estaríamos muy peor de lo estamos. Los sindicatos representan el "contra-poder" y es fundamental que los trabajadores puedan estar organizados para tratar de mejorar sus condiciones de trabajo, que de otra forma serían pisoteadas.

A lo mejor en la Administración, no nos parece muy importante la sindicación, pero vete a una Mina o a una Fábrica (de las pocas que van quedando) y verás que es esencial pertenecer a un sindicato.

En conclusión, los sindicatos pueden equivocarse, porque lo conforman seres humanos con todos sus defectos y virtudes, pero hacen lo que pueden y con mucho esfuerzo. Otra cosa habría que decir de los mente-pensantes "listillos" que se dedican a la crítica fácil, y no hacen nada por mejorar su entorno y el de sus compañeros/as.

Víctor M. Salinas Esmorís
Ejecutiva de la Sección Sindical Estatal del Ministerio de Presidencia y Política Territorial

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.