sábado, 20 de noviembre de 2010

De la Copa de Africa que casi ganamos

EYI Nguema Mengue / Me temo que otra vez, voy a ser aguafiestas.
El domingo pasado nuestra selección femenina de fútbol (el Zalang Nacional) disputó la final de la Copa de África de Naciones que organizaba Suráfrica ante la selección de Nigeria. Nuestras chicas llegaron a la final tras dejar atrás a las selecciones de Camerún y Argelia, y eliminar en las semifinales a la de Ghana. Cabe recordar que la edición del 2008 de dicha competición se celebró en nuestro y país y que la ganamos; por lo que estábamos en Suráfrica en calidad de defensoras del título. Las zalang femeninas (aquí las llaman zalang girls, incluso los periodistas) no decepcionaron, ya que volvieron a llegar a la final. Aunque no ganamos, salimos de ahí con la cabeza bien alta. El resultado es un tanto engañoso; perdimos 2-4. Lo de engañoso es porque jugamos bien; de hecho, jugamos muy bien. Pero no las teníamos todas con nosotros, pues, luego de ir al descanso perdiendo por un gol acero, supimos reaccionar tras la reanudación empatando a los pocos minutos; sin embargo, nadie sabe cómo, acabamos metiendo dos goles en nuestra propia meta y la gran final quedó sentenciada.
Antes he dicho que iba a ser aguafiestas. Y es que oí en las noticias de aquí que todos lo estábamos celebrando. Sin embargo, yo me confieso más bien, confuso. Como decía, salimos de ahí con la cabeza bien alta: fuimos a Suráfrica como campeonas y regresamos como subcampeonas después de un partido memorable (casi épico). Lo que ocurre es que no sé si eso nos debe de alegrar. Bueno, les debo una disculpa porque no he revelado el detalle que justifica mi confusión. El detalle es el siguiente: en Guinea Ecuatorial no hay liga de fútbol; ni masculina, ni femenina (al menos desde hace unos dos años). Y, por otra parte, estuvimos a punto de ser expulsados de la competición por no llevar la indumentaria oficial de la competición. Parece de risa, pero es que competíamos con un uniforme que nos sacamos de la manga! No estaba reconocido por la CAF y, en consecuencia, no llevaba los logotipos ni los distintivos oficiales de la edición.
A parte de que me sienta confuso, también siento como curiosidad… Es que no me imagino qué criterio se habrá podido seguir para seleccionar a las componentes de nuestro equipo nacional. En condiciones normales, se realiza un seguimiento de l@s jugador@s a través de la liga nacional (y las extranjeras en las que militen jugadr@s nacionales) y luego se selecciona, pero sin liga….
Lo que quería decir es que no sé si celebrar el éxito de nuestra selección, pues, nadie pude negar que tiene mucho mérito lo que hemos conseguido habida cuenta de que no disponemos de una competición de liga; o bien, lamentar que nuestr@s jóvenes con talento futbolístico no tengan unas competiciones nacionales donde desarrollarlo. No lo puedo evitar, pero lo que se me viene a la mente es eso.
18 de noviembre de 2010

EYI Nguema Mengue 
Arquitecto Técnico
Vive y trabaja en Guinea Ecuatorial.



Ensenada de Riazor, está autorizada por el autor

2 comentarios:

  1. Si es cierto, esperemos que poco a poco se vayen afinando las cosas

    ResponderEliminar
  2. Sí, es mucho más cierto tener que esperar que este país recién independizada cumpla un siglo para adquirir miembros con capacidad de organizarse, actuar con conocimiento de causa y hacer las cocas poco a poco hasta que salgan bien afinadas. Mientras esperemos un toque celeste que nos haga despertar, podemos seguir siendo hombrones con chupetes y presumir de nuestros ensayos en todo.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán publicados una vez moderados.