martes, 9 de noviembre de 2010

Diplomacia o hipocresía

Jesús Maraña / Público.-Pasará algún tiempo hasta que se conozca el número exacto de víctimas del sangriento ataque de las fuerzas de seguridad marroquíes al campamento saharaui levantado a 15 kilómetros de El Aaiún. Se trataba de la mayor protesta pacífica desde que España se retiró del territorio hace 35 años. Está confirmado que ese campamento, habitado por más de 20.000 activistas desarmados, ha desaparecido pasto de las llamas en cuestión de horas. Previamente, helicópteros marroquíes aprovecharon las primeras luces para arrojar agua caliente y gases lacrimógenos sobre las tiendas de campaña. Mujeres y niños huyeron mientras los jóvenes se enfrentaban con piedras y palos a los gendarmes.
Una vez más, la diplomacia del reino alauí pretende describir como terroristas y delincuentes comunes a quienes llevan décadas reclamando simplemente que se cumplan las resoluciones de las Naciones Unidas. No es casualidad que la posible matanza ejecutada ayer se produjera horas antes de la cita prevista en Nueva York entre el Gobierno marroquí y el Frente Polisario bajo los auspicios de la ONU. Cada vez que la fuerza internacional establece un posible paso hacia la solución del conflicto, Marruecos encuentra excusas para dinamitar el proceso. España, actor comprometido en el futuro de la ex colonia, no puede seguir colocando los intereses pragmáticos por delante de los derechos humanos. Eso no es diplomacia, sino simple hipocresía.

Fuente del texto: Jesús Maraña de Público
Fotografía: Rebelión.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.