martes, 7 de diciembre de 2010

El recuerdo de una lucha


Vecino de Travesía de Vigo, Luis González, un apacible jubilado de Zona Franca de 71 años, lleva tras de sí toda una vida de lucha por la libertad y la democracia desde su militancia en el Partido Comunista. Bajo el nombre de guerra de ‘Ferreiro’, regresó de su exilio en Francia en 1967 para crear nuevas células del PC en Vigo.

Vecino de Travesía de Vigo, Luis González, un apacible jubilado de Zona Franca de 71 años, lleva tras de sí toda una vida de lucha por la libertad y la democracia desde su militancia en el Partido Comunista. Bajo el nombre de guerra de ‘Ferreiro’, regresó de su exilio en Francia en 1967 para crear nuevas células del PC en Vigo. Lo acompañó su mujer Pilar García, ya fallecida y que años más tarde destacaría por su lucha sindical en el conflicto de Álvarez. ‘Éramos plenamente conscientes de a lo que nos enfrentábamos al realizar esta actividad; sabíamos que corríamos el riesgo de ser detenidos, torturados o ejecutados ; pero valió la pena, aunque los resultados no fueran como esperábamos’, reconoció Luis González, que es rotundo al afirmar que ‘estaría dispuesto a repetirlo otra vez, los mismos sacrificios, salvando las equivocaciones que hayamos podido cometer; gracias a esa lucha andamos hoy sin bolas en los pies y el mundo es menos atrasado’. La vida de Luis González ha sido llevada a la gran pantalla por Roi Cagiao y Fernando Llor, que después de dos años de trabajo, estrenarán este jueves el documental ‘O meu nome é Luís ´Ferreiro´. Unha historia do antifranquismo galego’. La cita será a las 20 horas, en el Centro Social Novacaixagalicia. Para el inspirador de este film, su protagonismo en el celuloide ‘ha sido una experiencia muy agradable, además de una buena iniciativa, no porque se centre en mí, sino porque refleja una lucha clandestina en la que estaba implicada mucha gente’. Aunque el 70 por ciento de las localizaciones se realizaron en Vigo, el rodaje le llevó recorrer los escenarios más significativos de su vida: Os Ancares, Fonsagrada o Francia. ‘Fue muy emocionante reencontrarme con viejos conocidos, lo único que siento es que aún quedaron muchas cosas por decir y hay algunas que ya se perdieron para siempre, ya que mucho de los protagonistas ya murieron’.

Fuente: Atlántico

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.