viernes, 18 de febrero de 2011

Nunca dejo de sorprenderme cuando leo noticias como estas

“Millones de egipcios sobreviven con menos de 2 dólares al día. Mientras tanto, estudios expertos confirman que la corrupción le cuesta a Egipto más de 6 mil millones de dólares al año en fondos públicos. El entorno familiar de Mubarak ha obtenido beneficios astronómicos derivados de una red de negocios, proyectos clientelistas de privatización, e inversiones garantizadas por el Estado durante los 30 años en los que Mubarak se ha perpetuado como presidente. Se estima que sus riquezas podrían oscilar entre los 2 o 3 mil millones de dólares y la asombrosa cantidad de 70 mil millones de dólares, lo que le convertiría en el hombre más rico del planeta. Asimismo, 25 altos oficiales gubernamentales se hallan bajo investigación por amasar fortunas por encima de los mil millones de dólares durante sus mandatos al servicio de Mubarak.”

Pero lo que me sorprende no es la noticia en si, sino de que no sea así y que un lector medianamente informado pueda sorprenderse por el contenido de esa noticia. ¿Es que si colocas un escorpión en tu cuerpo y te clava la ponzoña, puedes sorprenderte de este hecho?. ¿Se le puede pedir a un régimen político, aupado y protegido por el capitalismo internacional, que no sea corrupto?.¿ Alguien se puede sorprender que todos los regímenes políticos del Medio Oriente y de latinoamèrica, los cuales son denominados “democracias” y reciben el beneplácito Washingtoniano, sean corruptos y expolien a sus pueblos? ¿Es que pueden actuar de otra manera sin renunciar a su esencia?.

Si a estas alturas del partido, algún latinoamericano piensa sinceramente que los regímenes políticos de Colombia, Perú, Panamá, Chile, México, son puros e impolutos porque reciben el beneplácito del gobierno norteamericano y los regímenes de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina y Nicaragua son corruptos y aliados del “terrorismo internacional” que supuestamente combate EEUU, ese o esos latinoamericanos que así piensen deben ser canonizados por el Vaticano en vida y cuando mueran deben ser enterrados en urnas blancas.

Cuando uno lee las noticias sobre Berlusconi en Italia, Zapatero en España, Zarkoski en Francia, ¿es que se puede esperar algo diferente de lideres que llegan al poder engañando a sus pueblos?.

Fue el Papa León XII, quien afirmó en la Encíclica Rerum Novarum, que el Capitalismo es intrínsecamente perverso. O sea que esa es su naturaleza. ¿Puede alguien pedirle al Capitalismo que sea bueno, generoso, solidario, humanista sin pedirle que renuncie a su esencia?.

¿Alguien con cuatro dedos de frente puede pensar que en Venezuela no hay corrupción? ¿Es que acaso el Estado venezolano dejó de ser capitalista de la noche a la mañana? ¿Es que todos los medios de producción están en manos de la sociedad ? ¿Acaso las Relaciones de Producción , fundadas en el régimen de asalariado/capitalista desaparecieron?.

Lo que realmente me sorprende y me llena espiritualmente es constatar la solidaridad del pueblo cubano, la generosidad del gobierno venezolano, la identidad del gobierno boliviano, la permanencia y funcionamiento de las Misiones sociales y educativas fundadas por el actual gobierno, que se sostienen con tanto trabajo voluntario y escasos presupuestos. Me sorprende que Chavez se comprometa y ponga su cabeza en garantía para construir 2 millones de viviendas en los próximos 6 años. Y que haya jurado llevar la pobreza a cero en el AÑO 21.

Fuente: aporrea .org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.