sábado, 31 de marzo de 2012

Los caminos para tomar el control de YPF

El diagnóstico oficial es que Repsol y el grupo Eskenazi no tienen voluntad de ajustar su administración de YPF a las necesidades energéticas del país. En consecuencia, el Estado deberá manejar la compañía. Se debaten la expropiación o la intervención.

El Gobierno decidió que tomará el control de YPF. “En eso no hay marcha atrás”, dijeron fuentes oficiales a este diario. Y explicaron: el modelo de negocios de la empresa no cierra con las necesidades energéticas del país. Su política de distribución de dividendos es cuatro veces mayor a la media de la industria petrolera. En consecuencia, el volumen de inversiones es insuficiente no sólo para aumentar la oferta de hidrocarburos en una economía que aspira al desarrollo, sino para evitar una caída constante en el nivel de reservas. El Estado tiene que gastar cada vez más para cubrir las importaciones de energía y la perspectiva, de acuerdo con el comportamiento que ha tenido Repsol desde que asumió el mando de YPF, es que el problema se irá agravando año tras año. La apuesta a la “argentinización”, facilitando el ingreso de la familia Eskenazi a la compañía, no dio resultado. Lo que el Gobierno debate internamente es el camino para asumir el manejo de la petrolera. Hay un abanico de posibilidades, dominado por dos grandes líneas: la expropiación o la intervención, con compra de una porción de las acciones. En ambos casos, previa aprobación del Congreso de una ley que declare de interés público la producción de petróleo y gas.

Puertas adentro del Gobierno se discute en base a dos esquemas de gestión petrolera en América del Sur: los de Brasil y Colombia, por un lado, y Venezuela y Bolivia, por otro. Todas son compañías controladas por el Estado, pero Petrobras y Ecopetrol tienen protocolos de administración más afines con el sector privado, sin las reglas que deben cumplir otras empresas públicas. Pdvsa e YPFB son más al estilo de la vieja YPF estatal. Pensando en experiencias argentinas, se habla del “modelo Estenssoro”, cuando el Estado nacional tenía el 20 por ciento de las acciones y las provincias el 19 –aunque en ese caso el management era privado y ahora será estatal–, o el previo, antes de la primera tanda privatizadora de YPF en los ’90.
Son referencias que sirven para analizar los pasos a dar. Como queda claro, todas las opciones contemplan desplazar a Repsol y a Eskenazi del manejo diario de la empresa y poner en su lugar a directivos nombrados por el Gobierno. Las causas para tomar esa decisión son las que se mencionaron más arriba. De ellas, hay un dato que remarcan en el Gobierno: YPF distribuyó en los últimos diez años el 104 por ciento de las utilidades obtenidas en el período. La cifra es mayor al ciento por ciento porque se sumaron utilidades de años previos que se repartieron en esa década. El promedio de la industria para el mismo lapso es de 24 por ciento, y la cifra es aún más baja a nivel internacional. El piso de distribución de dividendos que fijó el ingreso de Eskenazi en YPF fue del 90 por ciento, dado que con esas ganancias se pagan los préstamos que tomó la compañía para adquirir el 25 por ciento de la petrolera.
“Repsol tiene un modelo extractivo para YPF que no nos sirve. La lógica de la empresa no contempla la reinversión de utilidades y aportes de capital como para explorar y explotar en función de lo que requiere el país”, evaluaron las fuentes del Ejecutivo. De ahí en adelante, dentro del Gobierno hay opiniones divididas entre expropiar la compañía o ir a un esquema “menos” rupturista, interviniendo la empresa, comprando una porción de las acciones y asumiendo el management.
El secretario de Programación Económica, Axel Kicillof; el secretario de Energía, Daniel Cameron, y el subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, trabajan en los proyectos. El primero consiste en enviar al Congreso una ley que declare de interés público la producción de hidrocarburos. Con eso se iría armando un paraguas legal frente a futuros –y muy probables– juicios, para no pagar por las acciones valores de mercado y para evitar que el dinero abonado en pesos salga del país transformado en dólares.
Después, hay quienes se inclinan por la expropiación y eso requeriría también la convalidación parlamentaria. Uno de los argumentos a favor de dar ese paso es el rédito político que conllevaría, en la línea del pago con reservas al FMI o la estatización de las AFJP. Sería, dicen, simbólicamente muy fuerte que el Estado recupere YPF en su totalidad. Y luego la gestión de la compañía debería orientarse a priorizar el abastecimiento interno, con mayor producción de nafta super y menos de premium y aditivos, que restan capacidad de refinación.
En contra de esta idea se menciona el alto riesgo de litigiosidad, el costo en reputación internacional para el país, la tensión que provocaría con España, pero también con México y Estados Unidos, con inversiones en la empresa, las presiones que recibirá el Gobierno del G-20 y la ubicación de la Argentina en el eje Venezuela, Ecuador, Bolivia, visto esto por algunos como un retroceso.
La otra salida, que en estos momentos dominaría la escena en el Gobierno, es intervenir la empresa, comprar una porción de las acciones –no está claro cómo se salvaría el obstáculo del estatuto de YPF, que obliga a quien quiera comprar más del 14,9 por ciento de las acciones a ir por el total de la firma– y nombrar un management estatal. Eskenazi perdería una parte o la totalidad de sus acciones y Repsol mantendría la mayoría accionaria, pero sin manejar la empresa. Esa sería una salida “menos peronista”, en comparación con la expropiación, y por lo tanto tendría algo menos de impacto, pero matizaría aquellos otros perjuicios. Mientras este debate se resuelve, las provincias mantendrán el tema caliente con las reversiones de áreas y otras dependencias del Estado nacional seguirán con sus investigaciones y denuncias.
Fuente: Página 12


viernes, 30 de marzo de 2012

Fallece Domingo Malagón, el más imprescindible de la lucha clandestina durante el franquismo.

Cuando hace unos años decidimos crear una Fundación Cultural y de la Memoria Histórica, lo primero que tuvimos claro es que debíamos dedicársela al comunista madrileño Domingo Malagón; ¿por qué?: Domingo, desde su juventud sacrificó su agudo sentido artístico a la labor de falsificación documental que el PCE le encomendó, gracias a la cual fue posible el paso de fronteras y la circulación interior de centenares de militantes que, de otro modo, no hubieran podido garantizar la existencia del PCE en la clandestinidad y habrían pagado con la cárcel o con la vida su lucha por la libertad y sus esfuerzos resistentes contra el franquismo. Hemos tenido, en su caso, la oportunidad de homenajearlo en vida en varias ocasiones; probablemente, la más emocionante para él fue la dedicatoria de su nombre para una calle de Parla, municipio en el que residió durante muchos años y donde hoy nos ha dejado.
Nacido en el Madrid del Conde de Romanones, Domingo Malagón Alea, vió por primera vez la luz el 28 de Noviembre de 1916.
Hijo de un humilde forjador y de una pobre asistenta tuvo una infancia llena de asilos, golpes e injusticias que, poco a poco, dieron forma a su conciencia de clase, primero en el Asilo del Pardo y después en el Asilo de la Paloma en la madrileña Dehesa de la Villa.
En esta institución, fue utilizado, junto con otros asilados, como conejillo de indias en determinados experimentos radiológicos que tuvieron como consecuencia una avanzada calvicie desde su juventud. Gracias a sus extraordinarias dotes para el dibujo, caligrafía, pintura y escultura, Don José Urea Gallardo, maestro del taller de pintura del Asilo de la Paloma, se fijó en él y le preparó para su ingreso en la Escuela Superior de Bellas Artes de pintura, escultura y grabado de San Fernando de Madrid. El curso 1933/34 significó su primer año de escuela y su contacto con la Federación Universitaria de Estudiante (FUE).
La sublevación del general Franco truncó todas sus expectativas artísticas y se incorpora a la 8ª Cía. de Acero del V Regimiento. Pasa a Francia el 13 de Febrero de 1939, a los campos de refugiados de Barcarés y de Saint Cupreu. La idea de aprovechar sus conocimientos de dibujo y caligrafía para manipular documentos de identidad, en un principio franceses, fue sugerida por Angel Celada, al que falsificó su primera carta de identidad francesa. Ante el resultado satisfactorio, Jesús Monzón Reparaz, le propuso dedicarse exclusivamente a este trabajo. Y así fue desde mediados de 1941 hasta el 9 de Abril de 1977.
Pero junto a este trabajo clandestino, sus pinceles se explayan ordenando los paisajes de los campos y pueblos franceses que va visitando, el paisaje urbano de un París modernizado, así como de gran parte de Europa, fundamentalmente la Europa del Este; bodegones, naturaleza muerta, retratos y diversas obras artísticas que le van encargando.
Una vez instalado definitivamente en España, Santiago Carrillo le propone para la organización y dirección del actual Archivo Histórico del PCE, donde se custodian un buen abanico de sus falsificaciones. Dirige el Archivo hasta su jubilación en 1985. Domingo falleció ayer jueves 29 de marzo, en Parla (Madrid)
Muchas y muchos son los que nos han ido abandonando a lo largo de los años, todos testimonios irrepetibles de una entrega ejemplar a los ideales emancipatorios, pero la figura de Domingo Malagón engrandece esas ideas y eleva la categoría de buena persona, más allá de lo convencional, hasta su más digna y ejemplar expresión. Desde la Fundación que lleva su nombre, su muerte nos obliga a redoblar los esfuerzos para estar a la altura de las circunstancias de una figura histórica que estará en los libros de texto una vez superada la interesada amnesia de esta imperfecta democracia.

Juan Ramón Sanz
Presidente de la Fundación Domingo Malagón


 

DENISE AFFONÇO, superviviente.


“Si nadie habla, nadie recuerda"


Rompió su silencio hace seis años cuando escribió 'El infierno de los Jemeres Rojos', donde narra el sobrecogedor testimonio de su estancia en los campos de la muerte de Pol Pot, en los que permaneció tres años, ocho meses y veinte días. Esta mujer sobrevivió reducida a una especie de animalidad hambrienta y aterrada, a meses de trabajos forzosos, al asesinato de su marido, al hambre y las enfermedades, a la muerte por inanición y en sus brazos de su hija de 9 años, a la que enterró con sus propias manos.

Se la prohibió reír y llorar, la dejaron sin comida y si ropa, se tuvo que alimentar de granos de sal, de saltamontes, cucarachas y ratas; la separaron de su hijo de 11 años, encajó la disentería y el paludismo, quedándose en apenas 30 kilos.

Pol Pot, el líder de los Jemeres Rojos de Camboya, fue el ilusionista más grande del siglo XX. Consiguió hacer desaparecer un país durante cuatro años. En 1979, cuando cayó su régimen dictatorial, faltaba la tercera parte de la población camboyana: dos millones de personas. Todas asesinadas de un tiro en la cabeza o muertas en campos de trabajo.

Denise nació en noviembre de 1944 en Phnom Pehn (Camboya). Su padre era de nacionalidad francesa, aunque de procedencia mitad portuguesa y mitad india; su madre, vietnamita. El padre, profesor de latín en un instituto de bachillerato colonial de Phnom Penh, se había esforzado en darle una educación europea. Se quedó huérfana de padre a los doce años, por lo que creció con una madre sola, una mujer sin profesión, valiente y trabajadora, que se esforzó para que sus cuatro hijos estudiaran. Un vecino, el Señor Gauthier, refugiado de Vietnam del Norte, asumió ser el tutor de Denise y se ocupó de su educación.
 
Cursó estudios en el liceo francés de Phnom Penh, el liceo Descartes. Nunca disfruto de vacaciones, pues en los meses de verano trabajaba de canguro para poder costearse los libros y el material escolar del curso siguiente. El tiempo libre estaba consagrado a la lectura, a los dictados y a los ejercicios, que a veces tenía que realizar a la luz de una vela y al resplandor de la luna, cuando les cortaban la luz por no poder asumir el pago.

En 1964 termina los estudios secundarios y con veinte años conoce al que se convertiría en el padre de sus tres hijos, Phou Teang Seng, hombre de negocios chino de gustos caros y convicciones comunistas. Aficionado a los coches lujosos y al whisky escocés. Abandona el domicilio materno para instalarse con él en el apartamento que ocupaba con su familia. No hubo matrimonio. En esa época el “concubinato” era moneda corriente y legalizar la situación podía perjudicarla laboralmente.

En 1973 comienza a trabajar como secretaria del agregado cultural de la Embajada de Francia en Phnom Penh. Hablaba francés, inglés, vietnamita y latín. Su vida era un largo río tranquilo en un país apacible y relajado donde siempre hacia sol. Nunca se pudo imaginar que el 17 de abril de1975, cuando se produjo el golpe de estado de los Jermenes Rojos, se encaminaría hacia el horror. Su rutina de ciudadana francesa en una ciudad cosmopolita en la que se hablaban varios idiomas y donde la cultura tenía una sólida estructura social se desvaneció y el mundo se precipitó hacia un régimen diabólico en el que los cuerpos humanos eran convertidos en abono para sembrar los campos. Por su ascendencia francesa hubiera podido refugiarse con sus hijos en la Embajada de Francia donde trabajaba, pero ver a la familia unida y el amor a su marido pudo más. Un marido al que mandaron a reeducar y nunca volvió a ver.

El 17 de abril de 1975, los Jemeres Rojos tomaron Phnom Penh. Los soldados del ejército de liberación a los que su marido estaba dispuesto a recibir con tanto entusiasmo tenían catorce o quince años, chaquetas y pantalones negros, sandalias de goma de neumático, pañuelos rojos y blancos al cuello. Fue una gran fiesta. Después de cinco años de guerra civil los Jemeres Rojos llegaron como los salvadores, pero sistemáticamente y con mentiras que parecían escaleras que llegaron a una cúspide insospechada, todos los habitantes de Camboya fueron reducidos drásticamente a prisioneros de guerra.

Pol Pot y sus seguidores estaban convencidos de que ni la Revolución Soviética ni la Revolución Cultural china habían sido lo bastante radicales en la abolición del viejo mundo y el establecimiento del comunismo. De la noche a la mañana decretaron la abolición del dinero, de las transacciones comerciales, de los documentos de identidad, de las escuelas y las universidades, de todos los libros que no fueran de contenido revolucionario.

Los mandamientos del credo rojo, tras los que se escondían un genocidio planificado, eran: “Todo el mundo será reformado por el trabajo", "está prohibido expresar los sentimientos: alegría o tristeza", "está prohibido sentir nostalgia del pasado", "jamás os quejaréis de nada"; "nunca llevaréis ropa de colores", "está prohibido cruzar una pierna por encima de otra porque es signo externo del capitalismo", "no se necesitan gafas". Incumplirlos podía significar la ejecución inmediata.

En dos meses se colectivizó la agricultura y se evacuaron las ciudades, en las que sólo tenían permiso para vivir, ocupando los palacios del antiguo régimen, los dignatarios del Partido, llamado Angkar, la Organización. Pol Pot era el Hermano número 1, aunque su rostro permanecía invisible.

El pueblo fue sometido cruelmente a una tortura de hambre y odio del que nadie pudo escapar. Denise Affonço a quien obligaron a abandonar su casa y le quitaron todo, hasta su nombre, sólo pensó en sobrevivir y el hambre se convirtió en una obsesión (Le daban una ración de agua y de arroz al día). Se aprendió de memoria su doctrina, lo que querían oír, sin quejarse nunca. Quejarse era desaparecer, morir, y ella no estaba dispuesta. La ira contra ellos le permitió sobrevivir. La ira, y su hijo de 11 años.

Denise sobrevivió casi cuatro años arrastrándose cada día desde el amanecer a los campos de arroz, alimentándose de raíces amargas, de cucarachas, de hormigas, de lombrices, de saltamontes, disputándole a los perros y a los cerdos las sobras de las comidas de sus verdugos, sin más descanso que algunas sesiones de adoctrinamiento y cantos de himnos revolucionarios.

En enero de 1979, los vietnamitas invadieron Camboya. Denise fue rescatada por un médico del ejército vietnamita de nombre Minh, quien la cuidó hasta que recuperó la salud. Se marchó a Francia con su hijo de 15 años, otro superviviente, y nunca regresó. Fue utilizada por los libertadores del país, pues la forzaron a hacer un informe testimonio que se presentó en un juicio propagandístico de 1979 sin los acusados sanguinarios Ieng Sari y Pol Pot.

Hasta el año 1990, los Jemeres Rojos tuvieron representación oficial en la ONU. Los juicios internacionales contra ellos se iniciaron en el año 2006. Los responsables nunca han sido juzgados.

Pol Pot falleció en 1998, a los 73 años, impune. Los informes oficiales establecen que su muerte se debió a un ataque cardíaco, pero rumores de un posible atentado a su vida se presentaron como una posibilidad.
 
Uno de los peores recuerdos de Denise fue ver cómo se fabricaba abono humano, "a base de una capa de cadáveres, otra de cáscara de arroz y luego todo rociado con gasolina". Las cenizas eran utilizadas como fertilizante natural.

Llegó a Francia sin nada y con la prioridad de rehacer la vida con su hijo y encontrar un trabajo. La ubicaron en un campo de reasentamiento de las afueras de París. Sus experiencias de los horrores de los Jemeres Rojos y su denuncia del comunismo provocó malestar en los círculos franceses de izquierda. Fue entonces cuando el presidente Giscard d'Estaing respondió personalmente a una carta que le escribió y la ayudó a encontrar un trabajo en el Ministerio de Relaciones Exteriores francés. Ella dice que tiene con él una deuda de gratitud.

Pero su mayor deseo es ir a Vietnam y encontrar a Minh, el médico del ejército vietnamita que le salvó la vida.
 
Las pesadillas aún la acompañan cada noche.


Texto: © María Torres

Documental S-21: la máquina roja de matar:
Testimonio de una superviviente
Denise Affonço
Libros del Asteroide, Barcelona, 2010

Directora de la OMS elogia sistema de formación médica cubana

La doctora Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), destacó ayer en La Habana el sistema de formación de los profesionales sanitarios cubanos, un modelo que a su entender se debe tomar como inspiración.
Durante una visita realizada a la Unidad Central de Colaboración Médica (UCCM), Chan resaltó como en Cuba las escuelas médicas e institutos se interrelacionan de manera directa con el Ministerio de Salud Pública, algo que no sucede en otros países, donde esa conexión es a través de la cartera de Educación.
Indicó que para lograr profesionales de calidad es necesario transformar el sistema de educación médica, y se lleva la experiencia cubana.
Ustedes son médicos muy bien entrenados, con un corazón lleno de amor y compromiso por hacer el bien, y esto es muy especial, porque en otros lugares donde visito veo cada vez más galenos y enfermeras convertidos en máquinas de hacer dinero, y se olvidan de su misión, aseveró.
Cuando un médico empieza esta profesión, hace la promesa de servir a la humanidad. Nunca deben olvidar el juramento hipocrático, y los profesionales cubanos son el mejor ejemplo que he visto, agregó.
“Me voy con el mayor respeto por lo que ustedes hacen y les deseo una misión exitosa”, manifestó la experta a los más de 250 especialistas de la isla reunidos allí, listos para salir en breve a cumplir compromisos de trabajo en otras naciones.
En la UCCM la doctora Chan, junto a Anarfi Asamoa-Baah, subdirector regional de la OMS; Shin Young-soo, director regional para el Pacífico occidental; y Mirta Roses, directora de la Organización Panamericana de la Salud, conocieron todo lo concerniente a la colaboración médica cubana, iniciada desde los propios inicios de la Revolución.
Allí se informó que más de 38 mil colaboradores cubanos prestan sus servicios en 66 países del mundo y que, hasta la fecha, 134 mil 780 trabajadores de la salud laboraron en 108 naciones.
Con anterioridad, la directora de OMS y la delegación que la acompaña recorrieron un policlínico y consultorio del Médico y Enfermera de la Familia, donde conversaron con profesionales, trabajadores y población que allí se atendía.
Asimismo conocieron cómo funciona el sistema nacional de salud, características, aciertos y retos.
Chan se encuentra en Cuba presidiendo la reunión del Grupo de Políticas Globales de la OMS, con la participación de sus Directores Regionales, encuentro que se realiza por primera vez en la región de las Américas.

Fuente: Rebelión

miércoles, 28 de marzo de 2012

Este blog hace HUELGA GENERAL

Por considerar muy justas y razonables las razones que obligan a los sindicatos de clase españoles a convoocar una Huelga General el día 29 de marzo del año 2012, ENSENADA DE RIAZOR apoya la misma y  permanecera inactiva ese día.





Las razones para una huelga general


Artículo publicado por Vicenç Navarro, 27 de marzo de 2012

Mírese como se mire, muchas de las políticas públicas del gobierno del Partido Popular tienen como objetivo disminuir los salarios y reducir la protección social. Tal objetivo se justifica con el argumento de que hay que recuperar la confianza de los “mercados financieros”, temerosos éstos de que el elevado déficit del Estado español imposibilite el pago de los intereses de la deuda pública, creando un grave problema para tal Estado, pues no podrá conseguir dinero prestado de tales mercados para realizar sus funciones. Esta justificación ha adquirido la dimensión de dogma, impuesto por las autoridades que rigen la Eurozona y la Unión Europea. En realidad, tales autoridades ya han nombrado un supervisor que instruya al gobierno español sobre cuándo y cómo alcanzar tales objetivos, convirtiendo a España en un protectorado, con escasa soberanía y capacidad de decisión nacional. Tal argumento requiere para su sostenibilidad que la población crea que tales medidas, que son altamente impopulares, son necesarias para recuperar su bienestar, presentándolas como las únicas posibles.
Lo que la ciudadanía debería conocer (y no es fácil que conozca, debido a la escasísima diversidad ideológica existente en los medios de información y persuasión del país) es que cada uno de los supuestos que sostienen tal justificación es erróneo. La evidencia científica ampliamente disponible muestra los siguientes hechos:
- La falta de confianza de los llamados mercados financieros hacia la economía española no se debe, en este momento, al “excesivo déficit” o a la “excesiva deuda pública” (más baja que la de Alemania), sino al escaso crecimiento económico, que empeorará con las medidas de recortes de gasto público (incluyendo gasto público social) y de empleo público, y con la reducción de los salarios. La evidencia de que tales medidas empeorarán la situación económica es abrumadora. Ha pasado en Grecia, está pasando en Portugal, y ocurre también en España.
- Los intereses de la deuda pública están altamente influenciados por el comportamiento del Banco Central Europeo (BCE), el cual es, en realidad, más un lobby de la banca que un banco central. El BCE está ayudando masivamente a la banca europea (incluyendo la banca española) a costa de no ayudar a los Estados. Si el Banco Central Europeo fuera un banco central, España y los otros países periféricos de la Eurozona no tendrían el problema que tienen en poder vender deuda pública, pues tal banco compraría tanta como fuera necesario para bajar sus intereses. Ahora bien, el hecho de que el Banco Central Europeo no intervenga y ayude a los Estados comprando deuda pública directamente, es precisamente para beneficiar a los bancos. La evidencia de que esto es así es también abrumadora.
- En realidad, el elevado desempleo de España no se debe ni a las “supuestas” rigideces del mercado de trabajo ni a la “excesiva” protección social. España fue, en 2011, el país junto con EEUU e Irlanda, donde proporcionalmente se despidieron más trabajadores, tanto fijos como temporales. Y el gasto público social por habitante es el más bajo de la UE-15 (el grupo de países de semejante nivel de desarrollo económico al español). La evidencia científica de que los recortes sociales y las reformas del mercado laboral no solo no crearán empleo sino que lo destruirán, es contundente y abrumadora.
La pregunta que el lector se hará es: ¿por qué, entonces, el Partido Popular hace tales políticas? La respuesta es que los intereses que representan –la banca y la gran patronal- sí que se están beneficiando de estas políticas. En realidad, están consiguiendo lo que siempre han deseado. Están utilizando la crisis que ellos crearon (y muy en especial, la banca) para alcanzar lo que siempre quisieron, es decir, bajar los salarios, disminuir la protección social y privatizar el Estado del Bienestar. Y lo están haciendo sin que hubiera un mandato popular. En realidad, habían negado que harían cada una de las medidas que están ahora implementando. Este insulto democrático debe denunciarse en una democracia. Y la manera de responder es con una huelga general.
Una última observación. No es casualidad que los países que tienen mayores problemas económicos y financieros en la Eurozona son aquellos países que han estado dominados por periodos más largos de su historia, por las fuerzas conservadoras: Grecia, Portugal y España. En estos países, los Estados han sido influenciados en gran manera por la banca, la gran patronal y las grandes fortunas, que explica la regresividad de sus políticas fiscales y el gran fraude fiscal. Según los técnicos de la Agencia Tributaria del Estado español, el 72% de todo el fraude fiscal en España lo realizan estos grupos, cuya influencia sobre el Estado es enorme. Esta situación explica la pobreza del Estado español (tanto central, como autonómico y municipal), su deuda pública y el subdesarrollo de su Estado del Bienestar. Son estas mismas fuerzas financieras y económicas las que ahora están imponiendo tales políticas, con el apoyo de las elites gobernantes de la Eurozona. De ahí que una huelga general es también una continuación de una larga historia para recuperar la democracia y el bienestar de la ciudadanía, denunciando los responsables, dentro y fuera de España, de su escaso desarrollo social.

martes, 27 de marzo de 2012

Los BRICS continúan la búsqueda de su identidad

Este miércoles (28/03) y jueves (29/03) las potencias emergentes Brasil, Rusia, India China y Sudáfrica se reúnen en Nueva Delhi en un intento de consolidarse como un bloque unido e influyente en la geopolítica mundial acorde con su poderío económico. 

Los BRICS quieren ser jugadores políticos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Nadie duda del presente económico del bloque. China ya es la segunda economía mundial sólo detrás de USA, India le sigue los pasos, Rusia compone el potencial energético del bloque y Brasil los alimentos. Sudáfrica es, la pata africana del bloque que está en búsqueda de su identidad y entidad política en el concierto de naciones del mundo. 
Los temas que estarán sobre la mesa en este nuevo encuentro en Delhi serán: la crisis de la deuda en la Eurozona, que ha empezado a socavar su crecimiento, la situación en el Norte de África y Oriente Medio, en particular en Siria, la elección del próximo presidente del Banco Mundial y  la creación de un Banco de Desarrollo BRICS, entre otros. En eso abocarán su tiempo y esfuerzos  los presidentes de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica durante los próximos 2 días. 
La primera en llegar a la capital india ha sido la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, acompañada por 6 ministros, un viceministro y 2 gobernadores. Rousseff tiene previsto reunirse con el resto de sus colegas y realizar una visita de Estado a India el viernes (30/02). A título bilateral, intentará cerrar la compra de varios aviones de combate. 
La reunión de los BRICS, que en su conjunto suman más de un cuarto de la superficie del planeta, más del 41% de su población y cerca del 25% del PIB mundial, se inicia el miércoles (28/03) con una cena y proseguirá el jueves (29/03) con reuniones de trabajo.
Aunque estas potencias emergentes responden por el 56% del crecimiento mundial, frente al 9% del G7 (países desarrollados), siguen "siendo un concepto en busca de una identidad común y una cooperación institucionalizada", según palabras de Brahma Chellaney, profesor de Estudios Estratégicos del Center for Policy Research, con sede en Delhi.
Lo que no es muy sorprendente, dadas las diferencias de sistemas políticos, económicos, objetivos nacionales y hasta emplazamiento geográfico, aunque es cierto que se trata de "la primera iniciativa global no occidental" para hacer frente a la hegemonía del mundo desarrollado.
Lo que si puede sorprender es que Brasil, Rusia, la India, China y Sudáfrica están inyectando recursos nuevos, impulso e innovaciones a los esfuerzos para mejorar, por ejemplo, la salud en los países más pobres del mundo, de acuerdo con un informe publicado la víspera de la Cumbre BRICS 2012.
En momentos en que muchos donantes tradicionales occidentales reducen o aminoran su gasto, el informe explora la creciente influencia del BRICS en la salud y en el desarrollo mundial.
Como los 5 países se han involucrado durante décadas en la ayuda al exterior (China siendo el mejor ejemplo, siendo ya el primer inversor y principal socio comercial de varios países en los 5 continentes), el informe señala que la cantidad y área de influencia de sus esfuerzos han crecido rápidamente junto con sus economías. 
Aunque los donadores del G7 siguen ofreciendo mucho más ayuda, el informe calcula que el crecimiento anual promedio en el gasto de ayuda al exterior del BRICS entre 2005 y 2010 fue 10 veces mayor que el del G7. "Mientras que los acontecimientos económicos globales reconfiguran la cantidad de ayuda internacional, el mundo está volteando a las economías emergentes como las del BRICS en busca de nuevos recursos e innovaciones para mejorar la salud en los países menos desarrollados", dijo Sachin Pilot, ministro de Estado de Comunicación y Tecnología de Información de la India.
Por eso, el mundo mira con interés una decisión de los BRICS sobre el eventual apoyo a alguno de los 3 candidatos a la presidencia del Banco Mundial: el candidato estadounidense de origen surcoreano Jim Yong Kim, presidente del Dartmouth College, el profesor colombiano José Antonio Ocampo (con el apoyo de Brasil) y la ministra nigeriana de Finanzas, Ngzi Okonjo-Iweala, apoyada por Sudáfrica.
Rusia, India o Brasil ya han dejado claro que la nacionalidad del futuro presidente de la institución con sede en Washington, que hasta ahora según un acuerdo tácito con los europeos, había recaído en un estadounidense, es menos importante que su capacidad y su disposición a llevar a cabo reformas que tengan en cuenta la nueva configuración de la economía mundial. Lo mismo plantearon en su momento cuando hubo que reemplazar a Dominique Strauss-Kahn con la francesa Christine Lagarde como directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI). El mismo acuerdo que establece que un estadounidense se hará cargo del Banco Mundial dice que la titularidad del FMI corresponde a un europeo. En aquel entonces, no fueron exitosos con el planteo. 
Eso, según una fuente brasileña, no significa aceptar el status quo, y dio el ejemplo de la actual directora gerente del Fondo Monetario Internacional, la francesa Christine Lagarde, quien antes de ser nombrada al frente de la institución, viajó a las capitales de los países emergentes para recabar su apoyo. Fueron más protocolares que otra cosa.
Los BRICS están principalmente preocupados en este momento por la crisis de la deuda en Europa, que ha empezado a socavar el crecimiento de sus boyantes economías. Por eso, quieren reiterar su preocupación sobre la "recuperación y la estabilización de la zona euro", dijo la diplomática brasileña Maria Edileuza Fontenele, subsecretaria general para Asuntos Políticos de la cancillería.
En el campo político, los 5 países "están negociando también una condena a la violencia en Siria" y "la búsqueda de una solución diplomática" que se plasme en la declaración de la cumbre, dijo la diplomática.
Otro de los puntos de la agenda es el proyecto de crear un Banco de Desarrollo BRICS que financie proyectos sostenibles y de infraestructura en cualquiera de los países miembros. No se espera que en este encuentro de Delhi se vaya a lanzar una entidad así que permitiría dar un salto cualitativo en la cooperación Sur-Sur, pero sí el establecimiento de un grupo de trabajo de técnicos de los 5 países que elaboren las bases del mismo.
En cambio, las economías emergentes tienen previsto firmar un acuerdo para facilitar la concesión de tarjetas de crédito para financiar exportaciones y un acuerdo marco para facilitar las inversiones en monedas locales. Brasil y China ganan aquí fuerza en su guerra de divisas con USA.
Un banco de desarrollo conjunto del BRICS será un banco político, que ayudará a los países pobres para que ellos compartan los logros del desarrollo económico global. Será un banco diferente a otros.
Las economías emergentes, particularmente los integrantes del BRICS están intentando formar un nuevo orden económico mundial más equilibrado. El actual orden económico ha sido dominado durante mucho tiempo por las tradicionales potencias económicas occidentales como USA y las naciones europeas, que han gozado de una mayor voz en las principales organizaciones financieras del mundo, tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.
Sin embargo, la creación del BRICS y su rápido desarrollo son una señal del cambio gradual en el equilibrio económico mundial entre las economías desarrolladas y las emergentes, la necesidad de acelerar la formación de un nuevo orden económico internacional, y la tendencia hacia un mundo multipolar para contrarrestar el poder de los países industrializados.
De acuerdo al reporte de Reuters realizado el pasado diciembre, en cuanto a las perspectivas de inversión, el BRICS podría llegar a ser tan grande como el G7 (USA, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Canadá e Italia) en 2027.
Las perspectivas a largo plazo muestran que el BRICS representará casi el 50% de los mercados de acciones mundiales para el 2050, y su PIB combinado superará al de USA en el 2020, según los datos de la cumbre.
De eso se hablará en Delhi mientra La Argentina lo mira por televisión.


¿De verdad ha enloquecido la derecha?


 Parece de pronto que el conservadurismo se hubiera vuelto más delirante que nunca.
El público de los debates republicanos vitorea las ejecuciones y abuchea a un soldado en servicio activo por ser gay. Los políticos juran lealtad a Rush Limbaugh, un lunático tragapíldoras [influyente presentador radiofónico ultra adicto a los calmantes] que ofrecía recientemente un trato a las "feminazis": "Si vamos a pagar sus anticonceptivos, queremos que subáis los videos a la red para que podemos verlos todos". Miles de "Oath Keepers" ["Fieles al Juramento "] — Policía y Militares Contra el Nuevo Orden Mundial — se juramentan para desobedecer las órdenes ilegales que con seguridad se impartirán una vez instituya Barack Obama la ley marcial. Un candidato presidencial republicano de importancia habla de servidumbre por contrato… y otro propone convertir a los escolares en porteros. Sólo un 12% de los republicanos de Mississippi cree que Obama sea cristiano. Los republicanos de Arizona impulsan una ley que permite a los patronos despedir a sus empleadas por recurrir al control de natalidad.
Y así suma y sigue, metiéndose en cualquier estrambótico delirio político que aparezca en las ondas hoy mismo.
Pero, ¿dan más miedo hoy los derechistas que en el pasado? Desde luego parecen más extraños y feroces. Argüiría, sin embargo, que llevan así de locos mucho tiempo. En los últimos sesenta años, más o menos, veo bastante más continuidades en lo que cree del mundo el 20 o 30% de norteamericanos que se escora a la derecha. Las locuras que creían y querían quedaban obscurecidas por su falta de poder, pero siempre estaban ahí…si sabías dónde había que mirar. Lo que ha cambiado es que los conservadores chalados constituyen ahora la corriente principal republicana, la fuerza dominante del GOP [Grand Old Party, su denominación tradicional].
Estoy en una posición única para poder juzgarlo. Obsesionado por los años sesenta desde la niñez, desperdicié mis años de adolescencia merodeando por un destartalado almacén de cinco pisos de libros usados que conseguía, hasta octubre pasado, ir un paso por delante de la inspección de edificios de Milwaukee, estado de Wisconsin. Allí conseguía libros de una década que enloqueció: textos de los Panteras Negras en los que se condenaba a "AmeriKKKa", o de la Nueva Izquierda, que proclamaba que "el futuro de nuestra lucha es el futuro de la delincuencia en las calles", y de derechistas como el predicador David Noebel, que denunciaba la "subversión comunista de la música" mediante la cual el espionaje ruso aplicaba técnicas pavlovianas para que se pudriera la mente de la juventud norteamericana gracias a sus agentes a sueldo: los Beatles. La gente que pensaba como los Panteras Negras y la Nueva Izquierda demostró, por supuesto, ser flor de un día. Gente como Noebel, empero, han probado que son una constante en la historia norteamericana. De hecho, el mismo Noebel continúa con nosotros. En la década de 1970, se convirtió en fuente preferida de James Dobson, psicólogo radiofónico de la Derecha Cristiana de enorme popularidad todavía y mandamás de los republicanos. Muy recientemente, la reputación de Noebel se disparó gracias a su admirador Glenn Beck en Fox News [importante comentarista televisivo de esta cadena ultraconservadora], y ahora es uno de los favoritos del Tea Party.
Tras quince años de estudiar profesionalmente la derecha norteamericana — sobre todo en sus comunicaciones de unos con otros, en sus propios memoranda y medios de comunicación desde la década de 1950, todavía tengo yo que encontrar un cambio verdaderamente novedoso, una innovación real en el "pensamiento" de la derecha. ¿Presentadores de radio que apuntan con el dedo a multimillonarios liberales como George Soros, que utilizan sus ingentes fortunas – adquiridas gracias a la empresa privada consagrada por la Constitución – con la intención de "socializar" los Estados Unidos? 1954: Hete aquí a un presentador de radio, Pat Manion, que apunta con el dedo a "fortunas gigantescas, construidas gracias a la empresa privada consagrada por la Constitución...que se utilizan para 'socializar' los Estados Unidos". ¿El candidato presidencial Newt Gingrich, "harto de jueces elitistas" que en su arrogancia imponen sus "puntos de vista radicalmente antinorteamericanos" — incluyendo a los jueces del Tribunal Supremo cuyos dictámenes se ha juramentado desafiar? 1958: Nine Men Against America: The Supreme Court and its Attack on American Liberties, [Nueve hombres contra Norteamérica: el Tribunal Supremo y su ataque a las libertades norteamericanas], de Rosalie M. Gordon, todavía a la venta en sovereignstates.org .
Sólo han cambiado los nombres de los ogros…aunque a veces ni siquiera ha cambiado eso. El ultimo proyecto del Dr. Noebel consiste en reeditar un volumen que al parecer encuentra novedosamente pertinente: You Can Trust the Communists: To be Communists, [Puedes confiar en que los comunistas sean comunistas] del Dr. Fred Schwarz. Schwarz, un medico australiano que murió hace tres años, tuvo su momento de gloria a principios de los 60, cuando llenaba auditorios municipales predicando su evangelio preferido: que el Kremlin dominaba a sus súbditos aplicando "técnicas de ganadería animal", y albergaba "planes para hacer ondear una bandera de URSS en cada una de las ciudades norteamericanas para 1973". La nueva versión, puesta al día por Noebel – viene con vivísimos elogios de agradecidas reseñas en Amazon.com como éstos: "Igual de importante que hace cincuenta años"; y esto: "Debería ser lectura obligada para cualquier norteamericano", y "Este libro me hizo conservador" – se titula You Can Still Trust the Communists: To be Communists, Socialists, Statists, and Progressives Too. [Puedes confiar en que los comunistas sean comunistas, socialistas, estatistas y también progresistas]
¿Por qué tiene importancia todo esto? Pues porque la noción de que el conservadurismo ha dado un nuevo giro, más chiflado, tiene adeptos cuyas distorsiones desbaratan nuestra capacidad de comprenderlo y contenerlo. En una reseña reciente de The Reactionary Mind: Conservatism from Edmund Burke to Sarah Palin, [La mente reaccionaria: el conservadurismo, de Edmund Burke a Sarah Palin], el rompedor libro de Corey Robin, publicado en la New York Review of Books, que traza las continuidades del pensamiento derechista hasta el siglo XVII, el distinguido teórico politico Mark Lilla dictaminaba que "la mayor parte de la reciente turbulencia de la política norteamericana es resultado de los cambios en la estructura de clanes de la derecha con el declive de conservadores apegados a la realidad como William F. Buckley". Así pues, ¿qué hizo un "conservador apegado a la realidad" como Buckley con Fred Schwarz? Pues, lector, le escribió la nota publicitaria para la portada del libro, alabando al buen doctor por "instruir a la gente sobre aquello que sus líderes tan claramente ignoran". Lo mismo hizo, de hecho, Ronald Reagan, que en 1990 alabó la "incansable dedicación" del charlatan "a intentar garantizar la protección de la libertad y los derechos humanos". Y he aquí lo que dice el difunto Jack Kemp, peso pesado del GOP, que escribió elogiosamente alabando las memorias de 1996 de Schwarz (Reagan aparece retratado con Schwarz en la solapa): "Cuánto aprecio el hecho de que tanto como cualquier otro, incluyendo al presidente Reagan, el presidente Bush, y el Papa Juan Pablo… [el Dr. Schwarz] haya tenido la oportunidad de educar literalmente a miles de jóvenes, hombres y mujeres, de todo el mundo en la lucha por la democracia y la libertad y la lucha contra la tiranía del comunismo". Los "conservadores del establishment", Reagan y Kemp, y el "chiflado", el Dr. Fred Schwarz, nunca estuvieron tan separados, al fin y al cabo.
Se oye hablar mucho de Ronald Reagan por parte de la multitud que se refiere a los conservadores-están-más-locos-que-nunca: le alaban como hombre de compromiso y apuntan, correctamente, que subió los impuestos siete de sus ocho años como presidente, en llamativa contraposición con los republicanos de hoy, que se niegan por completo a subirlos. He aquí la cosa, tal como escribí entre los hosannas que se le dedicaron a su muerte en 2004, durante el espantoso reinado de Bush: "Constituye una peculiaridad de la cultura norteamericana que cada generación de no conservadores contemple a los derechistas de su propia generación como los que dan miedo, y luego prefiera recordar a los derechistas de la última generación como adorables. En 1964, los observadores, horrorizados por Barry Goldwater, suspiraban por el sensato Robert Taft, el dirigente conservador de los 50. Cuando Reagan era presidente, los liberales hablaban con indulgencia del bueno y viejo Goldwater".
Y así seguimos: a Reagan se le juzga hoy uno de esos conservadores apegados a la realidad cuya desaparición hoy lamentamos. Falso. Hondamente configurado por la extrema derecha más locuela, a Reagan le encantaba en momentos anteriores de su Carrera citar su evangelio: que de acuerdo con los proyectos comunistas "para 1970 el mundo será o todo esclavo o todo libre"; que, tal como dijo en una entrevista de 1975 – rehabilitando una cita supuestamente de Vladimir Lenin, pero, de hecho, elaborada por el fundador de la John Birch Society [asociación de extrema derecha norteamericana de principios de la Guerra Fría] – una vez que Lenin y sus camaradas hubieran organizado a las "hordas de Asia", conquistarían después América Latina, "los Estados Unidos, postrer bastión del capitalismo, cae[rían] en sus manos abiertas como fruta madura". Pero también él era un buen político, y como tal aprendió a evitar decir cosas que le perjudicaban políticamente. La razón por la que no combatió de modo efectivo las subidas de impuestos fue que, con un Congreso demócrata, no tenía capacidad para ello. Cada vez que tenía en efecto que poner su firma a una subida, dejaba perfectamente claras sus preferencias, culpando a los malvados liberales por forzarle a ello y añadiendo que esta era la razón por la que había que derrotar al liberalismo…para no tener que volver a firmar una.
Esto estaba "apegado a la realidad". Pero también lo está, políticamente al menos, el obstruccionismo de los conservadores no apegados a la realidad: si bloquean todas las subidas de impuestos es porque pueden. Y ha funcionado, ¿no? Si así sucede es porque a medida que se ha incrementado el poder conservador desde los años 60, una parte cada vez mayor de lo que los conservadores creen en realidad — y siempre han creído realmente —ha venido a configurar la sociedad norteamericana y sus instituciones.
Esa dinámica se ha visto siempre acompañada de otra: a medida que el extremismo conservador encubierto – véase: la mujeres que recurren al control de natalidad son unas zorras, deberían privatizarse todos los bienes públicos – encuentra el modo de deslizarse en los debates de alto nivel de las cámaras del Congreso, en las decisiones de una judicatura federal crecientemente inclinada a la derecha, en las campañas presidenciales y las secciones principales de los periódicos más importantes de las metrópolis, los entendidos más relevantes declaran que el conservadurismo está en retirada. Cuando Barry Goldwater perdió las elecciones presidenciales abrumadoramente, Tom Wicker, columnista del New York Times, proclamó que "con trágica inevitabilidad" el conservadurismo se había "fracturado como un panel de vidrio". Sin embargo, de algún modo, los conservadores lograron sobrevivir y prosperar, eligiendo a Ronald Reagan durante dos mandatos como gobernador de California, a partir de 1966. Después de que el sucesor escogido por Reagan perdiera la nominación en 1974, Joseph Kraft, del Washington Post, dictaminó que "la desbandada del reaganismo en este estado anuncia lo que parece ser una posibilidad nacional, la posibilidad de cerrar el paréntesis de la era de la política del contragolpe, que tan contundente ha resultado desde que Ronald Reagan dejara de hacer películas para la tele en 1966". En vena similar, en su libro sobre la generación de activistas que estaban detrás de la Revolución Republicana de 1994 de Newt Gingrich, Nina Easton mantenía que la insistencia por parte de dirigentes como Ralph Reed, fundador de la Christian Coalition, de que el liberalismo era "una pendiente resbaladiza que llevaba al socialismo y comunismo" destruiría "el apoyo público que necesitaba para lograr su visión de un movimiento de masas".
No lo destruyó. Y sin embargo, como un reloj, el profeta de hoy del desastre conservador, el periodista Jonathan Chait , concluye que el conservadurismo se hace trizas como un panel de vidrio ahora que, enfrentado a la bomba de tiempo demográfica de un electorado cada vez más joven y moreno que hace, según dice, completamente inevitable el triunfo del liberalismo ilustrado, su extremismo latente está saliendo por fin a la superficie , abriendo "nuevas tierras en el reino de la temeridad", tal como él lo expresa.

He aquí el problema: para este modo de pensar, el triunfo del liberalismo ilustrado es siempre inevitable. Ahora es la demografía la que constituye una fuerza inexorable (desmonto ese argumento en "Why Democrats Have a Problem with Young Voters" [Por qué los demócratas tienen un problema con los votantes jóvenes], Rolling Stones, 28 de febrero de 2012); en la década de los 60, fue la certidumbre de que los norteamericanos nunca abandonarían las ventajas que para ellos tenía el gran gobierno. Y con todo, de algún modo, a lo largo del hilván corriente de la preferencia política norteamericana entre demócratas y republicanos, el conservadurismo continúa prosperando. Se debe a que el poder engendra poder: se puede dar por hecho con que los demócratas encontrarán un compromiso con el delirio conservador, y puede darse por hecho que los medios de información lo normalizarán. Y eso se debe a que siempre habrá millones de norteamericanos a los que aterra el progreso social y verse desposeídos de cualquier ligera ganancia de seguridad psicológica que hayan podido mantener en un mundo aterrador. Y debido a que siempre habrá poderosos agentes económicos a los que compensa explotar ese temor, incertidumbre y duda (y compensa, compensa).
El conservadurismo no está aumentando su locura, y tampoco está desapareciendo. Está, simplemente, haciéndose más poderoso. Se trata de un hecho que un liberal apegado a la realidad no tiene más que aceptar, y a partir de ahí, reunir fuerzas para la lucha.
Rick Perlstein es autor de Before the Storm: Barry Goldwater and the Unmaking of the American Consensus y [Antes de la tormenta: Barry Goldwater y la destrucción del consenso norteamericano] y Nixonland: The Rise of a President and the Fracturing of America. [Tierra de Nixon: el ascenso de un presidente y la fractura de Norteamérica] Escribe una columna semanal para RollingStone.com.