domingo, 8 de abril de 2012

JOSEFINA CASTELLVI, una mujer en la Antártida.


“Cualquier mujer tiene dentro de sí, el coraje suficiente para llegar hasta el fin del mundo”.

Bióloga especializada en bacteriología marina es la primera mujer española que exploró la Antártida en 1984 y ejerció la jefatura de la base científica española hasta el año 1993.

Como mujer, tuvo que abrir muchas puertas y esforzarse más que sus compañeros varones, pero no sólo en las regiones polares, sino también en los áridos despachos de la burocracia española, para poder mantener a flote el Programa Nacional de Investigación Antártica. Su enorme potencial para la divulgación científica y su amor por el estudio de los fondos marinos han marcado cuarenta años de actividad. En la actualidad, aunque jubilada, continúa impartiendo conferencias, y participando en cualquier programa que tenga el objetivo de trasmitir la ciencia a la sociedad y evitar que se tomen decisiones equivocadas.

Para ella la Antártida es el lugar más bello de la Tierra, distinto a todo; es un ensayo que ha hecho la Naturaleza de una belleza extraordinaria, con medios muy precarios.

Nació en Barcelona en 1935. En 1960 obtiene la Licenciatura en Ciencias Biológicas por la Universidad  de Barcelona con premio extraordinario y comienza a trabajar como becaria en el Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, del que fue directora los años 1994 y 1995. Se convirtió en la primera mujer oceanógrafa española, en una época en la no se permitía siquiera subir a los barcos a mujeres investigadoras, al creer que no podrían desempeñar las mismas labores que los hombres en la toma de muestras. Su vocación consiguió romper todas estas barreras. Tras conseguir una beca del gobierno francés, se especializa en Bacteriología Marina en Francia, y en 1969 consigue doctorarse en Ciencias Biológicas.

Años más tarde, en 1984, la vida la llevaría al paraíso de los científicos, la Antártida, que situada en el polo sur geográfico, tiene una extensión de catorce millones de kilómetros cuadrados. Bajo su subsuelo se esconden multitud de riquezas minerales y constituye la mayor reserva de agua potable (90%), petróleo y uranio del planeta. Gracias a los espesores de hielo de 4 metros de la Antártida, están registrados todos los cambios climáticos, por lo que se pueden clasificar y saber a qué época corresponden. El hielo antártico funciona como un registro de sucesos que han ocurrido en tiempos pretéritos. Los eventos ocurridos en el planeta hace cientos, miles de años, anteriores incluso a la existencia del hombre, han quedado registrados en este hielo.

Gracias a la persistencia del científico Antonio Ballester, logró que desde España viajarán tres investigadores, siendo uno de ellos Josefina, la cual colaboró en la organización de la investigación científica que culminó en 1987 con la instalación de la primera base española en la Antártida en la Isla Decepción (Archipiélago de las Shetllan del Sur), tras varios años de aguantar la enorme dureza de las temperaturas y la falta de medios. Esta gestión permitió que España fuera aceptada como Miembro Consultivo del Tratado Antártico en septiembre de 1988.

De 1989 a 1993 Josefina fue la Jefa de la Base bautizada como “Juan Carlos I” con capacidad de acoger a una docena de investigadores. Al principio fue necesario de hacer de ama de casa, para organizar los espacios y las costumbres de doce personas en pocos metros

Como gestora del Programa Antártico se responsabilizó de la gestión y coordinación de los proyectos científicos a nivel nacional e internacional. Esta acción generó la admisión de España en el Scientific Committee of Antarctic Research (SCAR).

A lo largo de su vida ha realizado más de treinta y seis campañas oceanográficas de las cuales ocho han sido a la Antártida, llevando a cabo estudios relacionados con la biodiversidad de ese Continente, hoy menos amenazado a consecuencia de las investigaciones de científicos y aventureros polares de la categoría de Josefina Castellví, que en calidad de experta ha denunciado la explotación que están sufriendo las aguas del Continente Antártico por el turismo.

A lo largo de su vida ha publicado 74 trabajos científicos en revistas nacionales e internacionales y es autora del libro "Yo he vivido en la Antártida" (Ed. Galaxia Gutenberg 1996).

Ha sido asesora científica en las Delegaciones españolas nombradas por el Ministerio de Asuntos Exteriores en las Asambleas Generales del Tratado Antártico y Directora de los Cursos sobre Antártida de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (1993), Universidad de Barcelona (1999) y Universidad Internacional de Andalucía (2004). Desde el año 2010 es presidenta de la Universidad de verano de Andorra.

Distinciones:
•Medalla del Comité de Perfeccionamiento del Instituto Francés de Oceanografía (1978).
•Encomienda de Isabel la Católica. 1988.
•Premio Proémula 1994 a la mujer directiva del año.
•Medalla de Oro al Mérito Científico del Ayuntamiento de Barcelona, (1995).
•Medalla"Narcís Monturiol" al Mérito Científico y Tecnológico de la Generalidad de Cataluña, (1996).
•Dama de Goya de la Asociación Española Amigos de Goya, (1997).
•Premio Fundación Imhotep-Creu Blanca (1998).
•Premio Nacional de la Sociedad Geográfica Española. (1998)
•Encomienda al Mérito Civil, (2002).
•Creu de Sant Jordi de la Generalidad de Cataluña, (2003).
•Premio Nacional Suiza de Medio Ambiente, (2003).
•Premio Esteva Bassols: "Senyora de Barcelona"(2005).

La mujer tiene un papel primordial dentro de las diversas áreas que conforman la comunidad científica del planeta. En la actualidad el cincuenta por ciento de los científicos son mujeres, lo cual nos demuestra que la progresión de género ha sido muy importante.

”No se puede amar lo que no se conoce. La belleza  de los fondos marinos no se ve y eso es peligroso. Las personas no la conocen y no harán por cuidarla”

”Es muy importante la investigación básica, porque genera conocimiento. Antes de tocar la naturaleza es preciso conocerla. Si no conocemos un ecosistema, el hombre puede cometer auténticos disparates”

"Nada muere del Todo Si escribes sobre ello"

Texto: © María Torres

---------------------
"Yo he vivido en la Antártida" (Galaxia Gutemberg 1996)


1 comentario:

  1. LA DRA JOSEFINA CASTELLVI UNA FORMIDABLE INVESTIGADORA,LE HUBIERA QUERIDO TENER ENTRE MIS DOCENTES.-

    ResponderEliminar

Los comentarios serán publicados una vez moderados.