sábado, 29 de diciembre de 2012

Mi profecía maya

El capitalismo originario estaba regularizado, el actual no 


Carlos Ortíz de Zárate.- Soy un maya que sobrevivió a la conquista de un capitalismo incipiente y precario, a la profecía del apocalipsis del 21 y al sorteo de la lotería del 22. Cuando desayunaba, el 24, escuché por la SER que se denegaba la operación a un enfermo de cáncer, por carecer de cobertura de Seguridad Social. El discurso navideño del jefe del Estado tuvo menos audiencia que nunca. Siguen las protestas, las movilizaciones y las implicaciones de los ciudadanos. El 27, TVE1, ofreció la película” El Cid”. 

Ignoro lo que habrá pasado con el enfermo de cáncer. La Casa Real no contempla decretar el indulto del mismo. Si lo hubieran hecho ; lo habrían proclamado, como la presidencia de la Comunidad Autónoma de Madrid, cuando asegura que privatiza para ofrecer a los no excluidos , calidad y libertad para escoger hospital, médico y enfermera. Me ha sorprendido que el jefe del Estado no anunciara su renuncia a unos privilegios que deberían haberse recortado antes de recurrir a derechos ciudadanos. En efecto, si el gobierno afirma que nuestro presupuesto no puede permitirse el Estado del bienestar, con mayor razón, podemos concluir que hay que suprimir todo lo superfluo en las partidas de la jefatura del Estado, en la del gobierno y en los protocolos.

Los movimientos ciudadanos no se han tomado las vacaciones de Navidad y algunas instituciones como Ayuntamiento y CCAA de Madrid tienen graves problemas. El gobierno ha optado por la arrogancia y las políticas de algunos ministerios están siendo rechazadas por todas las partes implicadas.

Lo peor de todo es que el gobierno reconoce que no cumplirá con los objetivos de reducción de déficit pactados y no descarta el recurso a la intervención. Tengo muchas dificultades para comprender estas actitudes y lo explico así: la globalización financiera impone la minimización de los costes sociales que gravan nuestros productos. Si no vendemos no crecemos y si no lo hacemos, no podemos crear o incluso mantener empleo.

Es un planteamiento coherente dentro del modelo existente. Veo, como otros muchos, un anuncio de fin de ciclo en la profecía maya: una grave crisis para un modelo de globalización financiera que goza de una desregulación tan peligrosa como es el caso del Madrid Euro Vegas . Mis antepasados fueron exterminados por una globalización financiera que no estaba desregularizada, como lo mostró Holanda, primera cabeza de la globalización financiera, porque allí tenían sus intereses los Fugger, los prestamistas de Isabel y Fernando y de Carlos I.

No me propongo adentrarme en la historia; quería simplemente indicar que ese capitalismo incipiente estaba regularizado, mientras que el actual no lo está. El señor Soros y casi toda la cabecera del Forbes discrepan con la desregularización reclamada por los poderosos casinos; también lo hacen con las políticas de los gobiernos conservadores e incluso mantienen divergencias con algunos gobiernos socialdemócratas . Se proclaman más cercanos a las demandas de una globalicación ciudadana que no acaba de cuajar, pero que apunta brotes verdes en la actualidad, como lo han hecho en otras ocasiones, especialmente en los 60s y en los 90s. Los hemos visto en los primeros debates del Foro Social Mundial, aunque también coqueteaban con Davos.

Hay un hartazgo ciudadano, una desregulación de la globalización financiera dividida y una crisis que amenaza con desbordarlo todo. Quizá sea el momento de plantearnos soluciones en vez de celebrarlo con una mirada torpe y muy manipulada, que es la versión USA de la historia de España que nos ofrecía la noche del 27, TVE1.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.