lunes, 6 de mayo de 2013

¿Quién puso los muertos en Venezuela? El pueblo, como siempre

Sara Rosenberg.- Argumento para un diálogo teatral, ejercicio de análisis y dramaturgia narrativa sobre un texto periodístico. Inspirado en el diálogo, palabra tan vilipendiada por cierto tipo de demócratas occidentales. Se permite utilizar sin límite este ejercicio dialéctico en las aulas para comprender mejor elsentido de la verdad. Se permite también, al final de la obra cambiar el título del artículo: “La muerte lenta del chavismo”.
Personajes:

Un laureado escritor

Un estudiante venezolano

Un ama de casa del barrio la Limonera, en Caracas

“PIEDRA DE TOQUE. Al mismo tiempo que el Gobierno de Nicolás Maduro convertía el Parlamento en un aquelarre de brutalidad, la represión se amplificaba y se detenía a funcionarios por votar a la oposición.” ( Diario El País, España)

PIEDRA DE TOQUE 2- Al mismo tiempo que el Gobierno de Nicolás Maduro llamaba al trabajo, la democracia y la paz, la violencia opositora realizaba un nuevo aquelarre violento y convertía el Parlamento en un caos.

Sobre un texto de Mario Vargas Llosa 5 MAY 2013 – Diario El país, España. Sólo las intervenciones del estudiante y el ama de casa están agregadas. El “escritor” recita su propio texto, siempre y se le ha respetado de manera íntegra.

Escritor- Una fiera malherida es más peligrosa que una sana pues la rabia y la impotencia le permiten causar grandes destrozos antes de morir. Ese es el caso del chavismo, hoy, luego del tremendo revés que padeció en las elecciones del 14 de abril, en las que, pese a la desproporción de medios y al descarado favoritismo del Consejo Nacional Electoral —cuatro de cuyos cinco rectores son militantes gobiernistas convictos y confesos…

Estudiante- Una fiera malherida es más peligrosa que una sana pues la rabia y la impotencia le permiten causar grandes destrozos antes de morir. Y eso es lo que le pasa al sistema capitalista.

Ama de casa- Pero señor escritor, hasta las Naciones Unidas reconocieron que no hay elecciones más transparentes que las de Venezuela.

Escritor- El heredero de Chávez, Nicolás Maduro, perdió cerca de 800 mil votos y probablemente sólo pudo superar a duras penas a Henrique Capriles mediante un gigantesco fraude electoral. (La oposición ha documentado más de 3,500 irregularidades en perjuicio suyo durante la votación y el conteo de los votos).

Estudiante- Usted sabe bien que no hubo fraude, no debería usar esa palabra. Es verdad que el margen fue estrecho, pero el presidente Maduro ganó, a pesar de los ataques cibernéticos que bloquearon su cuenta y las de todos los miembros de su gabinete durante horas. Fue una guerra cibernética.

Ama de casa- Y como no aceptan la derrota ni la democracia salieron a asaltar barrios, escuelas, hospitales, y mataron a diez personas. Eso es lo que hicieron y usted lo sabe. Yo vi cómo quemaban y tiroteaban. Igual que cuando dieron el golpe en 2002. Y asaltaron la Limonera, mi barrio, porque odian que los pobres tengan una vivienda decente, nos odian y sólo quieren la tierra para especular.

Escritor- Advertir que “el socialismo del siglo XXI”, como denominó el comandante Hugo Chávez al engendro ideológico que promocionó su régimen, ha comenzado a perder el apoyo popular y que la corrupción, el caos económico, la escasez, la altísima inflación y el aumento de la criminalidad, van vaciando cada día más sus filas y engrosando las de la oposición, y, sobre todo, la evidencia de la incapacidad de Nicolás Maduro para liderar un sistema sacudido por cesuras y rivalidades internas, explica los exabruptos y el nerviosismo que en los últimos días ha llevado a los herederos de Chávez a mostrar la verdadera cara del régimen: su intolerancia, su vocación antidemocrática y sus inclinaciones matonescas y delincuenciales.

Estudiante- Pero usted está cambiando los sujetos. El pueblo se pronunció con absoluta tranquilidad en las urnas, y Capriles mandó a sus matones a quemar y a asesinar. ¿Quiénes son los delincuentes? ¿Quiénes están desesperados? La oligarquía no acepta las elecciones más democráticas del mundo, las más transparentes, como dijo hasta Carter y todos los observadores internacionales.

Escritor- Así se explica la emboscada de la que fueron víctimas el martes 30 de abril los diputados de la oposición —miembros de la Mesa de la Unidad Democrática—, en el curso de una sesión que presidía Diosdado Cabello, un ex militar que acompañó a Chávez en su frustrado levantamiento contra el Gobierno de Carlos Andrés Pérez.

Ama de casa- Cómo dice emboscada, si la violencia la generaron ellos, que no están dispuestos a trabajar en paz . Esa violencia sólo les conviene a los ricos, ellos ganan con las guerras, nosotros queremos vivir en paz. Ellos se niegan a reconocer al gobierno elegido y por eso quieren aparecer como víctimas, cuando son golpistas.

Escritor- El Presidente del Congreso comenzó por quitar el derecho de la palabra a los parlamentarios opositores si no reconocían el fraude electoral que entronizó a Maduro e hizo que les cerraran los micros. Cuando los opositores protestaron, levantando una bandera que denunciaba un “Golpe al Parlamento”, los diputados oficialistas y sus guardaespaldas se abalanzaron a golpearlos, con manoplas y patadas que dejaron a varios de ellos, como Julio Borges y María Corina Machado, con heridas y lesiones de bulto. Para evitar que quedara constancia del atropello, las cámaras de la televisión oficial apuntaron oportunamente al techo de la Asamblea. Pero los teléfonos móviles de muchos asistentes filmaron lo ocurrido y el mundo entero ha podido enterarse del salvajismo cometido, así como de las alegres carcajadas con que Diosdado Cabello celebraba que María Corina Machado fuera arrastrada por los cabellos y molida a patadas por los valientes revolucionarios chavistas.

Ama de casa- Pues parece que vimos dos películas distintas, porque los que armaron la bronca fueron los diputados de la oposición. Sabiendo que las elecciones han sido impecables, no saben qué hacer para crear violencia. No respetan ni al parlamento. No respetan nada.

Estudiante- Fíjese, que yo admiraba sus novelas, pero creo que a usted la ficción lo ha trastornado y ahora escribe muy mal por andar todo el día trabajando para el dueño del pastel, quiero decir y sin ofender, que ustedes estuvieron reunidos en Argentinaprogramando esta violencia, difamando a la democracia bolivariana y a la de todo el continente. ¿O acaso no están en esa fundación, Faes, todos los golpistas y guerreristas del mundo, desde Aznar hasta usted mismo? ¿Quién los financia, de qué libertad pueden hablar?

Escritor- Dos semanas antes, yo había oído a María Corina hablar sobre su país, en la Fundación Libertad, de Rosario, Argentina. Es uno de los discursos políticos más inteligentes y conmovedores que me ha tocado escuchar. Sin asomo de demagogia, con argumentos sólidos y una desenvoltura admirable, describió las condiciones heroicas en que la oposición venezolana se enfrentaba en esa campaña electoral al elefantiásico oficialismo —por cada 5 minutos de televisión de Henrique Capriles, Nicolás Maduro disponía de 17 horas—, la intimidación sistemática, los chantajes y violencias de que eran víctimas en todo el país los opositores reales o supuestos, y el estado calamitoso en que el desgobierno y la anarquía habían puesto a Venezuela luego de catorce años de estatizaciones, expropiaciones, populismo desenfrenado, colectivismo e ineptitud burocrática.

Ama de casa- Perdone usted, pero el chavismo ha sido un avance enorme, hoy tenemos trabajo, vivienda, educación y salud. No hay ninguna anarquía, ni desgobierno. La oposición quemó y mató, pero antes se dedicó a desabastecer los almacenes, a sabotear la electricidad, a generar el miedo y violencia en la calle.

Estudiante- Usted llama populismo a las conquistas sociales más elementales. Y claro que hay que colectivizar la tierra y darle de comer a la gente, impedir la subida de precios, controlar la economía para distribuir con más justicia. Mire a Europa, la gente sin trabajo, agobiada por la deuda con los bancos, ustedes hablan de democracia pero son defensores del saqueo bancario y del sufrimiento de las mayorías. Y a eso le quieren llamar democracia. El 80% de los medios de comunicación están en manos de la oposición venezolana, y el bombardeo informativo fue constante. ¿Qué dijo esa señora Corina sobre las misiones que en Venezuela han sacado de la ignorancia y la miseria a tanta gente? ¿Qué dijo de la educación, de la salud para todos? ¿O sólo defendió a los suyos, a ese puñado de ricos prepotentes?

Escritor- Pero en su discurso había también esperanza, un amor contagioso a la libertad, la convicción de que, no importa cuán grandes fueran los sacrificios, la tierra de Bolívarterminaría por recuperar la democracia y la paz en un futuro muy cercano.

Ama de casa- Pero señor, si no hay país con una democracia tan grande como la nuestra, y hay paz, salvo cuando ustedes salen a matar y a incendiar. El presidente está llamando a la lucha contra la inseguridad, llamando a la paz y al trabajo. Esa diputada tendría que habérselo explicado a usted.

Escritor- Todos quienes la escuchamos aquella mañana quedamos convencidos de que María Corina Machado desempeñaría un papel importante en el futuro de Venezuela, a menos de que la histeria que parece haberse apoderado del régimen chavista, ahora que se siente en pleno proceso de descomposición interna y ante una impopularidad creciente, le organice un accidente, la encarcele o la haga asesinar. Y es lo que puede ocurrirle también a cualquier opositor, empezando por Henrique Capriles, a quien la ministra de Asuntos Penitenciarios acaba de advertirle públicamente que ya tiene listo el calabozo donde pronto irá a parar.

Estudiante- Pero si el propio presidente Maduro explicó claramente que están buscando desestabilizar y crear violencia, incluso llegando a hacerse auto-atentados para culpar después al gobierno. Ya hemos visto cómo actúan, cómo han asesinado y quemado, cómo tratan de generar la violencia. Nunca el diálogo. Nunca el juego limpio, democrático. Eso es innegable, están las cifras y las acciones contra hospitales, barrios y medios de comunicación filmadas. ¿Usted no ha notado cómo amenaza Capriles cuando habla y manda a generar violencia?

Escritor- No es mera retórica: el régimen ha comenzado a golpear a diestra y siniestra. Al mismo tiempo que el Gobierno de Maduro convertía el Parlamento en un aquelarre de brutalidad, la represión en la calle se amplificaba, con la detención del general retirado Antonio Rivero y un grupo de oficiales no identificados acusados de conspirar, con las persecuciones a dirigentes universitarios y con expulsiones de sus puestos de trabajo de varios cientos de funcionarios públicos por el delito de haber votado por la oposición en las últimas elecciones. Los ofuscados herederos de Chávez no comprenden que estas medidas abusivas los delatan y en vez de frenar la pérdida de apoyos en la opinión pública sólo aumentarán el repudio popular hacia el Gobierno.

Ama de casa- Se olvida de que esos que han detenido son los asesinos de diez ciudadanos y de ataques que dejaron muchos heridos, casas quemadas, hospitales destrozados. ¿Por qué no lo dice? ¿Quién puso los muertos? El pueblo, como siempre. Y esos señores deben ser juzgados con todas las garantías, pero juzgados, porque han sido claramente identificados, hay grabaciones, hay pruebas de sus ataques. ¿Cómo van a dejar a los asesinos sueltos?

Escritor- Tal vez con lo que está ocurriendo en estos días en Venezuela tomen conciencia los Gobiernos de los países sudamericanos (Unasur) de la ligereza que cometieron apresurándose a legitimar las bochornosas elecciones venezolanas y yendo sus presidentes (con la excepción del de Chile) a dar con su presencia una apariencia de legalidad a la entronización de Nicolás Maduro a la Presidencia de la República.

Estudiante- Se equivoca otra vez, los gobiernos de América Latina son democráticos y se unieron para defender la Constitución y la democracia, Unasur es una garantía para la paz en el continente, lea señor escritor, que nosotros también leemos y analizamos. América Latina unida y en democracia es más fuerte y eso a usted y a sus socios no les conviene.

Escritor- Ya habrán comprobado que el recuento de votos a que se comprometió el heredero de Chávez para obtener su apoyo, fue una mentira flagrante pues el Consejo Nacional Electoral proclamó su triunfo sin efectuar la menor revisión. Y es, sin duda, lo que hará también ahora con el pedido del candidato de la oposición de que se revise todo el proceso electoral impugnado, dado el sinnúmero de violaciones al reglamento que se cometieron durante la votación y el conteo de las actas.

Ama de casa- Las elecciones dieron la victoria al presidente Maduro y es lo que ustedes no quieren aceptar. Están deslegitimando al gobierno para crear el caos y la guerra, que sólo les conviene a los grandes empresarios de la guerra y las catástrofes. El pueblo quiere paz, y además la auditoría se está haciendo con total claridad, las elecciones fueron transparentes y eso es lo que deben aceptar.

Escritor- En verdad, nada de esto importa mucho, pues todo ello contribuye a acelerar el desprestigio de un régimen que ha entrado en un proceso de debilitamiento sistemático, algo que sólo puede agravarse en el futuro inmediato, teniendo en cuenta el catastrófico estado de sus finanzas, el deterioro de su economía y el penoso espectáculo que ofrecen sus principales dirigentes cada día, empezando por Nicolás Maduro.

Estudiante- Vuelve a equivocar el sujeto. Los matones y delincuentes han salido de las filas de Capriles y han sido alentados por él y sus socios. Millones de dólares se han invertido para crear violencia. Y el gobierno está dando muestras de una gran capacidad para ejercitar el cumplimiento de la constitución y la legalidad. El presidente Maduro no ha cesado de llamar a la unidad, a la paz, al trabajo y al respeto de la democracia. Déme un sólo ejemplo de espectáculo penoso, porque penoso es mandar a cocainómanos motorizados y encapuchados a asaltar barrios y hospitales. Penoso es haber matado a diez personas.

Escritor- Da tristeza el nivel intelectual de ese Gobierno, cuyo jefe de Estado silba, ruge o insulta porque no sabe hablar, cuando uno piensa que se trata del mismo país que dio a un Rómulo Gallegos, a un Arturo Uslar Pietri, a un Vicente Gerbasi y a un Juan Liscano, y, en el campo político, a un Carlos Rangel o un Rómulo Betancourt, un Presidente que propuso a sus colegas latinoamericanos comprometerse a romper las relaciones diplomáticas y comerciales en el acto con cualquier país que fuera víctima de un golpe de Estado (ninguno quiso secundarlo, naturalmente).

Ama de casa- Pues ni se imagina ni conoce cómo se está desarrollando la cultura en este país. Éramos de los países más atrasados de América, pura telenovela, hoy la universidad es de todos y está llena, tenemos derecho a la educación. Estamos en el camino a la construcción de una cultura sólida y popular, no una cultura para cinco o seis privilegiados, que se postran a la cultura yanky y desprecian la propia. Eso no es cultura. Cultura es también verdad y justicia. Luchar para que no haya sufrimiento y explotación del ser humano, eso es cultura.

Escritor- Lo que importa es que, después del 14 de abril, ya se ve una luz al final del túnel de la noche autoritaria que inauguró el chavismo. Importantes sectores populares que habían sido seducidos por la retórica torrencial del comandante y sus promesas mesiánicas, van aprendiendo, en la dura realidad cotidiana, lo engañados que estaban, la distancia creciente entre aquel sueño ideológico y la caída de los niveles de vida, la inflación que recorta la capacidad de consumo de los más pobres, el favoritismo político que es una nueva forma de injusticia, la corrupción y los privilegios de la nomenclatura, y la delincuencia común que ha hecho de Caracas la ciudad más insegura del mundo. Como nada de esto puede cambiar, sino para peor, dado el empecinamiento ideológico del Presidente Maduro, formado en las escuelas de cuadros de la Revolución Cubana y que acaba de hacer su visita ritual a La Habana a renovar su fidelidad a la dictadura más longeva del continente americano, asistimos a la declinación de este paréntesis autoritario de casi tres lustros en la historia de ese maltratado país. Sólo hay que esperar que su agonía no traiga más sufrimientos y desgracias de los muchos que han causado ya los desvaríos chavistas al pueblo venezolano.

Estudiante- De verdad usted se ha ido transformando en un propagandista de la desgracia; yo creía que era una persona culta, porque escribía novelas, pero no hay cultura si la base que la sostiene es el odio. Y usted destila odio y autoritarismo, en sus palabras hay tambores de guerra y ni una pizca de amor, ese amor que el pueblo venezolano compartió con Chavez, y seguirá compartiendo con el camino del cambio. No sirve su cultura de la muerte. Nosotros estamos en la cultura de la vida. Y la revolución cubana nos enseñó qué significa ser libres, soberanos, y justos. Eso si es cultura. Su voz está transida de muerte, y le aseguro que leeré sus novelas con cuidado, porque no entiendo cómo han podido alguna vez parecerme que estaban vivas. Y por eso, ahora que estamos al final, voy a proponerle un cambio de título: La muerte lenta del capitalismo.

Artículos relacionados:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.