domingo, 29 de septiembre de 2013

Marx (y no sólo Keynes) llevaba razón

Este artículo señala que el conflicto Capital-Trabajo, bien analizado por Karl Marx, ha sido clave para entender el problema de falta de demanda que Keynes analizó correctamente, y que ha sido una de las mayores causas de las crisis financieras y económicas actuales. Es sorprendente pero predecible que esta realidad, fácilmente documentable, no haya aparecido en la mayoría de los medios de mayor difusión económica y financiera.

Vicenç Navarro.- Una de las causas de la crisis financiera y económica que ha recibido escasa atención ha sido la evolución de la distribución de las rentas entre las derivadas del capital y las derivadas del trabajo, a lo largo del periodo post II Guerra Mundial. El conflicto capital-trabajo, al cual Karl Marx dedicó especial atención, hasta el punto de considerarlo como el hilo conductor de la historia (“la historia de la humanidad es la historia de la lucha de clases”) , ha perdido visibilidad en los análisis de las crisis actuales, sustituido por los análisis de los comportamientos de un sector del mundo del capital, es decir, el capital financiero, sin dar suficiente importancia al conflicto del capital (y no solo de su componente financiero) con el mundo del trabajo. Los datos, sin embargo, continúan acentuando la importancia de la relación capital-trabajo en la génesis de las crisis económica y financiera que están ocurriendo en estos momentos.

Durante el periodo entre el fin de la II Guerra Mundial y los años setenta (definido como la época dorada del capitalismo), el Pacto Social entre el mundo del trabajo y el mundo del capital (en el cual el primero aceptaba el principio de propiedad privada de los medios de producción a cambio de aumentos salariales -condicionados al aumento de la productividad- y del establecimiento del estado del bienestar) dio como resultado un aumento muy notable de las rentas del trabajo que alcanzaron su máximo nivel en la década de los setenta. La participación de los salarios (en términos de compensación por empleado) en la renta nacional alcanzó cifras récord entonces. En los países que serían más tarde la UE-15 (el grupo de países más desarrollados económicamente en la Unión Europea), este porcentaje era el 72,9%. En Alemania, el porcentaje era 70,4%, en Francia 74,3%, en Italia 72,2%, en Gran Bretaña 74,3% y en España 72,4%. Al otro lado del Atlántico Norte, en EEUU, era 69,9% (European Commission, ECFIN, Statistical Annex, Table 32, Autumn 2011).

Esta situación creó una respuesta por parte del mundo del capital que revertió la distribución de las rentas. Las políticas iniciadas por el Presidente Reagan en EEUU y la Sra. Thatcher en Gran Bretaña iban encaminadas a favorecer las rentas del capital, debilitando y diluyendo el Pacto Social. La generalización de estas políticas determinó una redistribución de las rentas a favor del capital, a costa de las rentas del trabajo. Como consecuencia de ello, la participación de estas últimas disminuyó considerablemente de manera que en 2012 era el 65,2% del PIB en Alemania, en Francia el 68,2%, el 64,4% en Italia, el 72,7% en Gran Bretaña y el 58,4% en España, el porcentaje más bajo entre estos países y por debajo de la UE-15, cuyo promedio era 66,5%.

Esta disminución de la participación en el PIB de las rentas del trabajo creó un enorme problema de escasez de demanda privada, origen de la crisis económica. Esta escasez pasó, sin embargo, desapercibida debido a varios hechos, de los cuales uno de ellos fue el impacto económico de la reunificación alemana en 1990 y el enorme crecimiento del gasto público resultado de las políticas de integración de la Alemania Oriental en la Occidental, que se financiaron con un gran crecimiento del déficit público alemán, que pasó de estar en superávit en 1989 (0,1% del PIB) a un déficit de 3,4% del PIB en 1996. Este crecimiento del gasto público tuvo un efecto estimulante de la economía alemana y, por lo tanto, de la economía europea, dentro de la cual la alemana tenía y continúa teniendo un peso central.

El segundo hecho que ocultó el impacto negativo que la disminución de la participación de las rentas del trabajo tenía sobre la demanda privada fue el enorme endeudamiento de las familias y de las empresas que ocurrió en paralelo al descenso de las rentas del trabajo. Este endeudamiento fue facilitado por la creación del euro que tuvo como consecuencia la tendencia a hacer confluir los intereses bancarios de los países de la eurozona con los de Alemania. La sustitución del marco alemán por el euro tuvo como resultado la “alemanización” de los tipos de interés. España fue un claro ejemplo de ello. El precio del dinero nunca había sido tan bajo, facilitando así el enorme endeudamiento privado que tuvo lugar en España. Mientras que el sector público estaba en superávit, el privado tenía un enorme déficit que pasó desapercibido debido a su gran endeudamiento (consecuencia de la disminución de las rentas del trabajo).

Esta situación, aun siendo muy acentuada en España y otros países periféricos de la eurozona, ocurrió en todos los países de la eurozona. El crecimiento anual medio salarial en los países de la eurozona descendió de un 3,5% en el periodo 1991-2000 a un 2,4% en el periodo 2001-2010, en Alemania de un 3,2% a un 1,1% y en España de un 4,9% a un 3,6% (European Commission, ECFIN, Statistical Annex, Table 29, Autumn 2011). El notable crecimiento del endeudamiento está basado, en gran parte, en esta realidad.

Por otra parte, la elevada rentabilidad de las actividades especulativas en comparación con la de las de carácter productivo (afectada, esta última, por la disminución de la demanda) explica el elevado riesgo e inestabilidad financiera, con la aparición de las burbujas, entre ellas, la inmobiliaria. La explosión de estas burbujas sobre todo en EEUU dio origen a la percepción de que la crisis financiera se inició e iba a estar limitada a EEUU, sin apercibirse de que la banca europea, y la alemana en particular, (incluyendo las cajas) estaba entrelazada con la estadounidense de manera tal que la crisis financiera estadounidense afectó inmediatamente al capital financiero europeo y muy especialmente al alemán. La banca alemana (Sachsen LB, IKB Deutsche Industriebank, Hypo Real Estate, Deutsche Bank, Bayern LB, West LB, DZ Bank, entre otros) tuvo que ser rescatada con fondos públicos, incluidos por cierto, fondos procedentes del Banco Central de EEUU, el Federal Reserve Board. Esta banca y cajas alemanas estuvieron también afectadas por el estallido de la burbuja inmobiliaria española, que generó la petición de rescate de la banca española (que incluyó a las cajas) que significó, en realidad, un rescate al capital financiero alemán, que tenía invertido en entidades españolas casi 200.000 millones de euros, que intenta ahora recuperar a partir del rescate a la banca española, rescate que acabará siendo pagado con fondos públicos españoles, tal como señalan los últimos datos.

La redistribución de las rentas a favor del capital y a costa del mundo del trabajo ha creado este enorme problema de escasez de la demanda (causa de la crisis económica) y del gran crecimiento del endeudamiento y de la especulación (causa de la crisis financiera). Tal conflicto capital-trabajo ha jugado un papel clave en el origen y reproducción de las crisis actuales, mostrando que Karl Marx (además de Keynes) llevaba razón.


Fuente: "Dominio Público"

sábado, 28 de septiembre de 2013

De Franco a Rajoy: La presencia militar estadounidense en España cumple 60 años

Este jueves se cumplen 60 años del convenio bilateral que marcó el comienzo de la presencia militar de EE.UU. en España. En vísperas de este aniversario el país mediterráneo sigue siendo uno de los importantes aliados para Washington.

El Convenio bilateral en materia de Defensa o Pacto de Madrid, que fue firmado el 26 de septiembre de 1953 por el general Francisco Franco y el presidente estadounidense Dwight Eisenhower, establecía la ''utilización conjunta'' de cuatro bases militares: las aéreas de Morón, Torrejón y Zaragoza y la naval de Rota. 

En la época de Franco el convenio sirvió para terminar con el aislamiento internacional en el que se vio sumida España a raíz de su colaboración con la Alemania nazi. Además de suponer un importante avance en el terreno diplomático, el convenio se tradujo para España en ayuda económica estadounidense por unos 524 millones de dólares para la modernización de las fuerzas militares nacionales. A cambio de la cooperación política y económica, España se vio obligada a albergar durante décadas militares de EE.UU. en su territorio.

Durante todo el periodo de su vigencia los convenios se modificaban. Los avances más significativos en la reducción de la presencia militar estadounidense los logró el gobierno socialista presidido por Felipe González. Tras varias renegociaciones se estableció que para el año 1992 las tropas de la Fuerza Aérea de EE.UU. abandonaran Torrejón y Zaragoza. 

Actualmente España y EE.UU. comparten dos bases militares, Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla). Ambas instalaciones tienen una importancia excepcional para Washington debido a su posición estratégica en la ruta atlántica entre EE.UU. y Oriente Medio. 

La base de Rota es además la 'pieza' española del escudo antimisiles de la OTAN que, entre otros, países involucra a Polona, Rumanía, Turquía y Holanda, que albergan en su territorio las instalaciones estadounidenses. Los acuerdos firmados por el expresidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente estadounidense, Barak Obama, permiten el desplazamiento de los destructores de EE.UU. por el Mediterráneo. 

Los acontecimientos más recientes indican que, a pesar de las reducciones de la presencia estadounidense en otros países europeos, las instalaciones en Andalucía mantienen su importanacia logística para Washington. En abril de 2013 el Consejo de Ministros español autorizó el despliegue de 500 marines estadounidenses en la base Morón, vinculándolo a la crisis en África. 

Durante los últimos 20 años de "utilización conjunta" la base Morón ha sido punto clave en las operaciones de ''ayuda humanitaria'' en Kosovo, Afganistán e Irak.



viernes, 27 de septiembre de 2013

O último "Cascadoiro" en Malpica.

O último "cascadoiro" de Malpica (ver fotos o final) no que aínda están á vista os espazos todos, para poder facerse á idea do proceso completo dunha "actividade industrial de supervivencia".
Ata a década de 1960, en Malpica pescábase con redes feitas con fío de algodón. Fai agora 50 anos empezaron a aparecer as redes de perlón e as de nailon, e os CASCADOIROS e máis os campos de redes deixaron de ter uso. "A mista" era unha labor imprescindible para manter os panos de rede en perfectas condicións:
* Había que ferver casca de pino, ben moída cun pisón de madeira rematado nunha ferradura, en auga doce, durante horas. 
* Ó carón da "caldeira" había un pío onde se baleiraba a auga "tintada" fervendo. A auga saía por un "picho" que comunicaba o fondo da caldeira co pío. Vaciada a auga da caldeira no pío, botábase nel a rede e remexíase ben para que fora collendo a cor da casca.
* Logo, o aparello, enchoupado de auga fervendo, pasaba a golpe de manivela ó "escurridoiro" (emparrillado de listóns de madeira onde se apousaba o aparello para que lle escorrera a auga).
* Mentras esto ocorre, vaise fervendo nun pote o "alquitrán" que se emborca logo nun pequeno pío para ir pasando a rede que queda impregnada do chapapote. Sen "mistar" a rede co alquitrán protector, o fío de algodón podrecería co salitre cun só "lance".
* Máis ou menos próximo ó cascadoiro precisábase un "campo" onde estirar a rede para secar.

Toda esta labor era preciso facela varias veces ó ano. Por eso a "tarrafa" soía ter tres panos, dous pescando e un na mista e no campo. O pano que había que mistar era substituído polo recén mistado que se "pegaba" o outro pano para "largar".

Antes de ir ó cascadoiro, estricábase a rede no campo para secar e para que se repasasen as averías. En carro de bois ou en grandes carros empuxados polos mariñeiros do barco, chegaba o aparello ó campo, ó que acodían as "atadoras".


Os malpicáns que nacemos arredor do ano 1960 e posteriores anos, só coñecemos ben "O campo do Orientiño", un dos nosos "campos de fútbol" preferidos da infancia.


As fotos están ordenadas para ir achegándose ás entranas do cascadoiro. Para seguir o texto só hai que velas en orden inverso.


Autores: Chucho, Pepe, Moncho,... mariñeiros que "mistaron"..-

Fotos co móbil: Adrián Abella..-





jueves, 26 de septiembre de 2013

¿Por qué EEUU espía a todo el mundo?

Fernando Báez*.- La información ha germinado en sociedades del conocimiento, definidas por la Unesco como “redes que propician necesariamente una mejor toma de conciencia de los problemas mundiales”. Pero la perversión de este concepto es el núcleo duro de formación de un proceso dinámico de monitoreo del flujo y reflujo de una fisura sistemática no sólo económica sino de inteligencia: el 20% que saquea el 80% de los recursos de la tierra también ha diseñado una visión paralela y virtual de dominio.

Las 300 personas con mayor riqueza, en un mundo en recesión, han aumentado en 60% sus ganancias y sus caudales equivalen al dinero que deberían tener 3.000 millones de personas. Jason Hickel, en una conferencia en la Escuela de Economía de Londres, estimó que sólo los 200 millonarios lograron hacerse con 2.7 billones mientras 3.500 millones con todo lo que poseen apenas llegarían a 2.2 billones. Esta desigualdad genera mucha presión y obliga a ese pequeño grupo a mantener la manipulación extrema por sus canales de comunicación, que forman parte de sus alianzas grupales. 

En 1970 el número de empresas multinacionales era de 37.000. Hacia 2003 ya existían 63.000 multinacionales con 820.000 subsidiarias. En 2013, ese número ha crecido sin medida, pero sólo 147 concentran la imposición de políticas de mercadeo, y no es extraño que dos tercios sean bancos y grupos financieros de comportamiento oligopólico. Entre las 100 economías del mundo, el 53% lo acaparan las corporaciones. Eso sí, la contaminación y la explotación humana lo sufre el Tercer Mundo que es víctima de instituciones extractivas no incluyentes. 

En el año 2013, la revista Forbes elaboró una lista con las compañías más poderosas del mundo y calculó que producían 38 billones de dólares en rentas, 2.43 billones en beneficios declaradas, 159 billones en acciones y 39 billones en el mercado de valores, empleando a más de 87 millones de personas en el planeta. De las 500 corporaciones de la lista Forbes se conoce que producen el 65,7 % de ventas totales en comparación con otras 2000 corporaciones rivales y obtienen el 74,5 % de beneficios. Brecha cognitiva, abismo económico, latifundismo comunicativo y donde hay confrontación la corrupción ha servido para debilitar cualquier falla. 

El campo de acción del nuevo espionaje es prácticamente ilimitado porque todos los agentes y analistas de inteligencia están de acuerdo al admitir que la guerra más importante que se libra no se desarrolla en Kabul, Chechenia o en Bagdad sino en el ciberespacio. La ciber-guerra llegó para quedarse y no hay escrúpulos de ningún tipo para desmantelar esta estructura sino, por el contrario, se afianzan los viejos vicios del poder y los secretos ya no se queman sino que pasan a la prohibición del anatema político e ideológico: los documentos prohibidos para el pueblo que sólo una élite maneja a su antojo aprovechando sus investiduras y su representatividad alquilada por el patrocinio de los accionistas de las grandes corporaciones del planeta que han aprendido que sale más barato infiltrar operadores de seguridad en las entrañas del poder que adiestrarlos. 

Baste dos ejemplos híbridos. Max Kelly, quien era el gerente de protección de confidencialidad de Facebook que pasó, en un total mutismo, a formar parte en 2010 de la Agencia de Seguridad Nacional. Dos años más tarde, Mark Zuckerberg, principal socio de Facebook tocaba la campana de apertura de la bolsa electrónica Nasdaq en Wall Street y desde entonces han crecido las sospechas de la participación de penetración de agentes en las cuentas de esa polémica red social. Como contrapartida Zuckerberg es uno de los 20 hombres con mayor fortuna y su empresa pasó de ser una inocente red universitaria a tener un valor superior a los 104.000 millones de dólares. El otro caso es Howard Schmidt, adalid de seguridad en Microsoft, reclutado por Obama para el cargo de asesor nacional de ciber-seguridad que tuvo hasta mayo de 2012. 

La Información, la data, es la base del poder. Si nos atenemos a la rigurosa investigación de David Ropkopft en su libro El club de los elegidos, se ha conformado en el siglo XXI una superclase integrada por 6.000 personas que tienen prerrogativas inconcebibles: esta pandilla que maneja los secretos a su antojo estaría integrada por jefes de estado, líderes religiosos, militares, empresarios, emprendedores innovativos y científicos. 

Para el 1% de las familias más ricas, en 1970 la renta creció 9% y en 2007 llegó a 24%, en 2013 ni la crisis ha golpeado a este grupo que se mantuvo en 41%. Mientras peor está el mundo, más ganan. La riqueza estimada del mundo es de 195.000 billones de dólares donde el 20% de la población posee el 80% de esas fortunas; apenas el 80% del restante de los habitantes tiene acceso al 30% de esa riqueza mediada por la distribución corrompida de los delegados de las élites. 

Todo se justifica este reino implosivo que ha restablecido EEUU para dejar a un lado su combate al terrorismo desempolvando la antigua ambición de control que ha definido a la humanidad desde la prehistoria hace 150.000 años cuando se emigró del sur de África. Control de familias, control de grupos, control de pueblos, control de civilizaciones, control cultural, control religioso, control financiero, control total. 

El Imperio Romano rigió, durante un milenio, territorios que abarcaban 7 millones de km2. Los Césares y senadores debían viajar meses para someter y destruir una ciudad como Cartago, con datos que pasaban la mayor parte de boca en boca. 

Hoy EEUU puede hacer lo mismo a casi la velocidad de luz y preparar la intervención de cualquier país que interfiera con los negocios de sus corporaciones en cuestión de 10 minutos y preparar una intervención devastadora en apenas unos días como la que se programa contra Siria para ocultar las denuncias del espionaje y las prácticas corruptas del sector militar, industrial y político. Nunca antes en la historia un proyecto de tal envergadura había sido una amenaza tan enorme como la que está en marcha en estos momentos y se cierne sobre una comunidad cuya rebeldía aumenta del mismo modo como crecen las mentiras justificadas. De ahí la urgencia de las acciones de EEUU por mejorar los instrumentos de detección y hacer el mapa de resistencias vigentes

.
Fernando Báez es autor de Las maravillas perdidas del mundo (Oceano, 2013) 

Fuente: Rebelión

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Vítimas do terrorismo de Estado



Manuel Monge*.-En xullo de 2011 o Congreso aprobaba a nova Lei de Vítimas do Terrorismo e o Consello de Ministros do pasado 6 de setembro aprobaba un regulamento para o desenvolvemento da citada lei. Este regulamento, que recolle alegacións presentadas por algunhas asociacións, amplía as indemnizacións (dedica 77 millóns de euros para as axudas) e ten un carácter retroactivo desde 1960.
Segue sen abordarse o auténtico problema de fondo: a lei non fai referencia, nin contempla indemnización algunha para as vítimas do peor dos terrorismos, o terrorismo de Estado, que padecemos durante corenta anos de ditadura, e da represión que continuou despois das primeiras eleccións democráticas do 15 de xuño de 1977. É un tema que tampouco se abordou despois da morte do ditador Franco porque cumpriuse o que dicía Juan Gelman, poeta arxentino e Premio Cervantes 2007: “Después de los dictadores vienen los organizadores del olvido”. Así foi como os patrocinadores da chamada Transición comprometéronse nun pacto de silencio a esquecer ás vítimas do terrorismo fascista.
"A lei non fai referencia, nin contempla indemnización algunha para as vítimas do terrorismo de Estado, que padecemos durante corenta anos de ditadura, e da represión que continuou despois"
A Lei de Amnistía de 1977 converteuse nunha “Lei de punto final” para todas as persoas que participaron na represión do pobo. Os crimes contra a humanidade cometidos polo franquismo, que non prescriben, segundo o dereito internacional, quedaron na impunidade e non foron xulgados. Manuel Fraga, por exemplo, tivo moita sorte porque se chega a nacer en Berlin, e non en Vilalba, como ministro de Hitler podería habería sido xulgado e condenado, xuntamente con outros criminais nazis. Aquí, despois de estar no Consello de Ministros da ditadura, firmando con Franco penas de morte e dirixindo a represión como ministro da Gobernación, continuou a súa carreira política, sen condenar nunca o réxime franquista. A “humanidade” de Fraga quedou patente en numerosas ocasións, como en 1962, con motivo das folgas mineiras en Asturias, que chamou “piojosas” ás mulleres dos obreiros, que foron rapadas no cuartel da Garda Civil, golpeadas, humilladas e paseadas polas rúas de Langreo.
"Cómpre a difusión destes nomes, que non aparecen nas estatísticas oficiais, para honrar a súa memoria e esixir verdade, xustiza e reparación"
As familias das persoas que desde 1968 foron vítimas de atentados de organizacións terroristas merecen respecto e consideración. Alégrome que melloren as indemnizacións que van recibir. Mais xa é hora de que as institucións fagan un recoñecemento público, recollido nunha lei, da existencia de centos de miles de vítimas do terrorismo de Estado, entre elas máis de 5.000 galegas e galegos asasinados polo franquismo.
A represión continuou despois da morte de Franco. Nun folleto editado pola Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña, titulado O “camarada Fraga” e as vítimas da represión franquista, recolliamos unha relación desas vítimas entre 1969 e 1981. É unha lista moi reducida,  que non inclúe numerosos mortos producidos por atentados do Batallón Vasco Español, Triple A, Gal, grupos de ultradereita e fascistas, etc, nin os producidos en controis policiais ou asasinatos de guerrilleiros. Cómpre a difusión destes nomes, que non aparecen nas estatísticas oficiais, para honrar a súa memoria e esixir verdade, xustiza e reparación.
Algunhas vítimas do terrorismo de Estado e da represión
29-10-1969. Josu Murueta e Antonio Fernández, morren polos disparos das Forzas de Orden Público (FOP) nunha manifestación de protesta ecolóxica contra a contaminación atmosférica en Erandio.
14-3-1970. Javier Escalada falece nun hospital de Iruña (Pamplona) a consecuencia das feridas despois da súa detención nunha manifestación de estudantes contra a nova Lei de Educación, e pasar por comisaría.
21-7-1970. Antonio Huertas Remigio, Cristobal Ibáñez Encinas e Manuel Sánchez Mesa, obreiros da construción, son asasinados en Granada nunha manifestación por disparos da policía.
4-12-1970. Roberto Pérez Jaúregui, obreiro metalúrxico de 21 anos, militante do PCE (i) morre en Eibar polos disparos da policiía nunha manifestación de protesta contra o “Xuízo de Burgos”.
13-9-1971. Pedro Patiño morre por disparos da Garda Civil cando repartía octavillas convocando unha folga da construción.
18-10-1971. Antonio Ruiz Villaba morre polos disparos da policía contra os traballadores durante a folga de SEAT.
10-3-1972. Amador Rey e Daniel Niebla, obreiros da Bazán de Ferrol, son asasinados polas FOP nunha manifestación reivindicativa do convenio. Houbo decenas de feridos de bala.
8-4-1973. Manuel Fernández Márquez, militante do PSUC e CCOO morre cando a Garda Civil ametralla unha manifestación de 2.000 obreiros na porta da central térmica de Sant Adriá de Besós.
17-9-1973. Cipriano Martos, obreiro da construción de 23 anos e militante do PCE (M-L) é asasinado en Reus pola Garda Civil mediante tortura, despois de ser obrigado a beber o contido dun coctel molotov.
24-10-1973. Victoriano Diego Gómez, obreiro afiliado a Oposición Sindical Obrera (OSO), é asasinado pola policía cando repartía octavillas na fábrica de CASA en Madrid.
20-12-1973. Pedro Barrios, de 19 anos, é confundido en Madrid cun activista de ETA e morre quince días despois a consecuencia dos disparos da policía.
2-3-1974. Salvador Puig Antich, anarquista de 25 anos, é asesinado a garrote vil no cárcere Modelo de Barcelona.
1-8-1974. Miguel Roldán Zafra morre en Carmona (Sevilla) a consecuencia dos tiros da Garda Civil contra unha manifestación de vecinos que pedían auga.
20-1-1975. Víctor Manuel Pérez Elexpe, mozo de 24 anos e militante do Partidos dos Traballadores de España (PTE), asasinado en Portugalete polos disparos dun Garda Civil cando repartía octavillas de apoio á folga xeral de Navarra en solidariedade cos traballadores de Potasas de Navarra.
1-5-1975. Manuel Montenegro, traballador de 48 anos, morre cando a Garda Civil dispara contra unha manifestación de traballadores na planta de Fenosa en Teis (Vigo).
12-8-1975. Moncho Reboiras, militante da UPG, é asasinado pola policía en Ferrol.
31-8-1975. Jesús García Ripalda, mozo de 23 anos e militante do Movemento Comunista de Euskadi (EMK), é asasinado polos disparos dun sarxento da Policía Armada cando levaba unha pancarta en solidariedade con Txiki e Otaegi. 
27-9-1975. Jon Paredes “Txiki”, Ángel Otaegi, militantes de ETA; José Humberto Baena, Ramón García Sanz e José Luis Sánchez Bravo, militantes do Frente Revolucionario Antifascista e Patriótico (FRAP), son fusilados despois dun xuízo-farsa sumarísimo.
31-10-1975. Antonio González Ramos, militante do Partido de Unificación Comunista de Canarias (PUCC), morre en Santa Cruz de Tenerife despois das torturas en comisaría dun inspector de policía.
24-2-1976. Teófilo del Valle morre por disparos da policía durante unha manifestación de apoio aos traballadores do calzado en Elda (Alacant)
3-3-1976. Romualdo Barroso, Francisco Aznar, Pedro Martínez Ocio, José Castillo e Bienvenido Pereda, traballadores asasinados por disparos da policía en Gazteiz (Vitoria), cando saían dunha asamblea nunha igrexa. Houbo centos de feridos.
5-3-1976. Juan Gabriel Rodrigo, de 19 anos, morre en Tarragona cando cae desde unha azotea, despois de fuxir da policía durante unha manifestación de protesta polos asasinatos de obreiros en Vitoria (“Vitoria hermanos, nosotros no olvidamos”).
6-4-1976. Oriol Solé Sugranyes, anarquista de 28 anos do Movemento Ibérico de Liberación (MIL) é asesinado a tiros pola Garda Civil en Burguete (Navarra) cando tentaba chegar a Francia despois da fuxida do cárcere de Segovia.
9-5-1976. Ricardo García Pellejero e Aniano Jiménez Santos, carlistas, son asasinados por fascistas en Montejurra.
12-6-1976. Alberto Soliño, veciño de Pasaia, morre en Eibar por disparos da Garda Civil, cando saía do III Certame da Canción Vasca.
9-7-1976. María Norma Mentxaka Gonzalo “Normi”, é asasinada en Santurtzi por elementos fascistas que dispararon contra os participantes nunha manifestación pro-amnistía.
14-8-1976. Javier Verdejo Lucas, estudante de 19 anos e militante da Joven Guardia Roja, é asesinado pola Garda Civil en Praia de San Miguel de Almería cando realizaba unha pintada coa consigna “Pan, Trabajo y Libertad”
8-9-1976. Josu Zabala morre por disparos da Garda Civil nunha manifestación pro amnistía nas festas de Hondarribia.
22-9-1976. Bartolomé García Lorenzo, estudante de 21 anos e militante do Movemento pola Autodeterminación e Independencia do Arquipélago Canario (MPAIAC) morre por disparos da policía, que asaltaron a súa casa en Santa Cruz de Tenerife.
27-9-1976. Carlos González Martínez, estudante de 21 anos, é asasinado en Madrid por un grupo de fascistas nunha manifestación convocada pola Coordinadora pro Amnistía para lembrar os fusilados do ano anterior.
28-11-1976. Santiago Novas, de 21 anos, e José Javier Nuin, de 18 anos, morren (o primeiro no acto e o segundo quince días despois) a consecucuencia dos disparos dun garda civil de paisano en Santesteban (Navarra). 
15-12-1976. Ángel Almazán Luna é apaleado pola policía nunha manifestación a favor da abstención no referéndum da Ley para a Reforma Política. Morre cinco días despois.
7-1-1977. José Vicente Casabany, traballador de Aisina, morre en Chirivella (Valencia) a consecuencia dun ataque cardiaco, despois de participar nunha manifestación de traballadores reprimida pola policía.
9-1-1977. Juan Manuel Iglesias, de 15 anos, morre en Sestao por insuficiencica cardio-vascular, cando fuxía dunha carga policial contra unha manifestación pro amnistía.
23-1-1977. Arturo Ruiz García, de 19 anos, estudante e traballador da construcción, é asasinado en Madrid polo grupo ultradereita Alianza Apostólica Anticomunista (Triple A), que disparan contra unha manifestación pro amnistía. 
24-1-1977. Francisco Javier Sauquillo, Luis Javier Benavides, Serafín Holgado, Enrique Valdevira e Ángel Rodríguez, que traballaban no despacho de avogados laboralistas de Atocha (Madrid) de CCOO, son asasinados por un grupo de pistoleiros fascistas.
24-1-1977. María Luz Nájera, estudante de 21 anos, morre en Madrid alcanzada por un bote de fume da policía nunha manifestación de protesta pola morte de Arturo Ruiz.
24-2-1977. Francisco Egea, traballador da construción, morre polos disparos da policía en Cartaxena (Murcia) nunha manifestación conxunta de obreiros da construción e do metal. 
13-3-1977. José Luis Aristizabal Lasa, de 20 anos, morre en Donostia por disparo  dunha bala de goma pola policía nunha manifestación pro amnistía.
20-3-1977. Ángel Valentín Pérez, obreiro da construción de 24 anos, morre en Barcelona despois das navalladas que recibe dun dun grupo de ultradereita durante unha manifestación.
30-3-1977. Isidro Susperregi Aldako, militante de Acción Nacionalista Vasca (ANV), de 68 anos, morre en Donostia a consecuencia dun pelotazo de goma da policía recibido dos semanas antes nunha manifestación.
12-5-1977. Rafael Gómez Jaúregui, de 68 anos, morre por disparos das Forzas de Orde Pública (FOP) en Rentería, na semana pro amnistía.
13-5-1977. José Luis Cano Pérez, de 28 anos, morre en Pamplona por disparo dun cabo da policía nunha manifestación pro amnistía.
14-5-1977. Manuel Fuentes Mesa, afiliado a CCOO, morre en Ortuella (Bizkaia) por disparos da Garda Civil cando saía de cear nun restaurante cun grupo de amigos.
14-5-1977. Luis Santamaría Mikelena, de 72 anos, morre en Pamplona de infarto a consecuencia do shock sufrido cando estaba no balcón da súa casa, que recibiu varios impactos de bala. 
15-5-1977. Francisco Javier Fernández Núñez, de 38 anos, é obxecto dunha paliza da policía. Cando dous días despois presenta unha denuncia no xulgado é retido por un grupo de “incontrolados” que lle obrigan a inxerir unha botella de coñac e outra de aceite de ricino, falecendo varios días despois por  unha forte afección de cirrose hepática.
24-5-1977. Gregorio Maritxalar Ayestaran, de 72 anos, morre en Rentería a consecuencia dunha bala da policía cando estaba no balcón da súa casa e a policía reprimía unha manifestación pro amnistía. 
16-9-1977. Gustavo Frecher morre en Barcelona despois de que cinco días antes unha bala de goma da policía destrozase a súa cabeza nunha manifestación para celebrar a Diada Nacional de Cataluña.
20-9-1977. Juan Peñalver Sandoval, morre en Barcelona despois da explosión dunha bomba colocada por elementos fascistas na redacción da revista satírica “El Papus”.
30-9-1978. Antonio Carrión, mecánico de 42 anos, aparece calcinado en Navalcarnero (Madrid). O autor do asesinato foi o utradereitista José Luis Magaña López.
4-12-1977. Manuel José García Caparrós, afiliado a CCOO e militante do PCE, morre en Málaga por disparos da policía nunha manifestación a favor da autonomía andaluza.
13-12-1977. Javier Fernández Quesada, estudante de 22 anos, morre na universidade de  La Laguna polos disparos da policía nunha manifestación de apoio a unha convocatoria de folga xeral.
4-1-1978. Francisco Rodríguez Ledesma, albanel de 56 anos e afiliado a CCOO, morreu como consecuencia das graves feridas provocadas polos disparos da policía que disolvía o 8 de xullo de 1977 unha concentración en Sevilla de protesta contra o expediente de regulación de emprego da empresa textil Hytasa. O gobernador explicou que a policía só fixo “disparos ao aire”.
14-3-1978. Agustín Rueda, preso anarquista, asasinado no cárcere de Carabanchel, despois das torturas e interrogatorios sobre un túnel descuberto nesa prisión.
21.4-1978. Elvira Pracero Rodríguez, de 22 anos, morre a consecuencia dun derrame cerebral, provocado polos golpes que recibiu da policía nunha manifestación en Vigo de traballadores de Ascón.
5-5-1978. José Luis Escribano, afiliado a CCOO, morre nun bar de  Soria por catro disparos dun policía nunha discusión política.
8-7-1978. Germán Rodríguez morre en Iruñea (Pamplona) a consecuencia dos disparos da policía nas festas dos Sanfermines. Horas antes na praza de touros despregouse unha pancarta reivindicativa “Amnistía total”.
11-7-1978. Joseba Barandiaran morre en Donostia por disparo da policía nunha manifestación de protesta pola morte de Germán Rodríguez.
11-9-1978. Gustavo Muñoz de Bustillo, de 17 anos, morre polos disparos da policía nunha manifestación con motivo da Diada Nacional de Cataluña.
27-9-1978. Manuel Medina Ayala, militante do PCE, morre en Sevilla polas navalladas dun grupo ultradereitista nun acto de solidariedade co pobo chileno.
30-10-1978. Andrés Fraguas Fernández, de 19 anos, conserxe do xornal El País, morre cando fai explosión un paquete bomba na portería, colocado por un comando ultradereitista. 
20-4-1979. Juan Carlos Delgado de Coes, do PCE (r) morre en Madrid por disparos de policía da Brigada Central de Información á saída do metro de Lavapiés.
4-3-1979. Ursino Gallego, de 14 anos, morre en Parla (Madrid) polo impacto dunha  bala de goma que dispara a policía nunha manifestación veciñal convocada baixo o lema “Queremos agua”.
29-4-1979. Andrés García, estudante e membro das Juventudes Comunistas, morre a consecuencia das navalladas de fascistas do Frente de la Juventud, escisión de Fuerza Nueva.
3-6-1979. Gladys del Estal Ferreño, ecoloxista donostiarra de 23 anos, morreu polo tiro na cabeza dun Garda Civil nunha sentada celebrada en Tudela (Navarra) na Xornada Internacional contra a Enerxía Nuclear. Por este asasinato o Garda Civil foi condenado a ano e medio de cárcere “por imprudencia”, que non chegou a cumprir integramente.
25-6- 1979. Valentín González, militante da CNT de 20 anos, morre en Valencia polo impacto dunha bala de goma no peito, disparada pola policía, a curta distancia, na folga do Mercado de Abastos. 
29-6-1979. Teodora Sánchez, de 78 anos, morre en Rentería, atropellada por un coche policial, que circulaba a gran velocidade en dirección prohibida para reprimir unha manifestación.
15-7-1979. Salomé Alonso, de 28 anos, morre no barrio madrileño de Malasaña pola explosión dunha bomba colocada por un grupo ultradereitista nun bar.
31-8-1979. José Prudencio García, de 44 anos, é asasinado en Arganda del Rey (Madrid) por un grupo de ultradereitistas de Fuerza Nueva. 
1-9-1979. Ignacio Quijera, de 18 anos, morre por disparos da policía nunha manifestación en Donostia (San Sebastián) pro refuxiados vascos,
13-9-1979. José Luis Alcazo, de 25 anos, é asesinado a golpes de bates de beisbol no parque madrileño do Retiro por un grupo de ultradereita.
20-9-1979. Valeriano Martínez Pérez, de 44 anos, morre en Oviedo por disparos da Garda Civil durante un enfrontamento dun piquete de folguistas do transporte coas FOP.
9-12-1979. Manuel Álvarez Blanco, de 69 anos, e Victoria Arranz, de 64 anos, morren na sede de Valladolid do Movemento Comunista (MC) a consecuencia dun incendio provocado por un grupo ultradereitista.
13-12-1979. Emilio Martínez e José Luis Montañés, estudantes, morren por disparos da policía en Madrid na manifestación contra a Lei de Autonomía Universitaria (LAU).
2-2-1980. Yolanda González Martín, estudante de 19 anos, do Partido Socialista dos Traballadores (PST) é asasinada a tiros en Madrid nun atentado reivindicado polo Batallón Vasco Español (BVE).
10-2-1980. Vicente Cuervo Calvo, de 22 anos, asasinado por un pistoleiro fascista en Madrid durante unha protesta contra un acto organizado pola ultradereitista Fuerza Nacional del Trabajo (FNT) no barrio madrileño de Vallecas.
15-4-1980. Jorge Caballero Sánchez, traballador de Agromán e militante da CNT de 21 anos, foi atacado en Madrid con bates de beisbol e machetes por membros de Fuerza Nueva o 28 de marzo, morrendo quince días despois. En 1987 algúns dos fascistas foron xulgados polo xuíz Carlos Entrena (antigo membro do Tribunal de Orde Público franquista) por “desordes públicos” e non por asasinato.
19-4-1980. Felipe Sagarna Ormazábal, de 42 anos, zapateiro e simpatizante de Herri Batasuna, é asasinado de dous tiros na cabeza en Hernani polo Batallón Vasco Español.
1-5-1980. Arturo Pajuelo Rubio, traballador de CASA, dirixente da asociación de veciños de Orcasitas e militante do Movemento Comunista (MC), morre en Madrid polas navalladas dun grupo de fascistas, que atacaron ás persoas ao finalizar a manifestación do 1º de Maio.
6-5-1980. Juan Carlos García Pérez morre dun balazo cando unha treintena de ultradereitistas do grupo Primera Línea de Fuerza Nueva arrasan un bar de Ciudad Lineal de Madrid -ao grito de ¡Viva Cristo Rey!- que era frecuentado por obreiros, despois dunha manifestación de protesta polo asasinato de Arturo Pajuelo.
6-9-1980. José España Vivas, militante do PCE (r) de 25 anos e veciño de Alcalá de Henares, morre no hospital ao día seguinte de ser detido e sufrir tortura na Dirección Xeral de Seguridade en Madrid.
30-11- 1980. Juana Caso e José Muñoz son asasinados en Barcelona por Salvador Durán, xefe comarcal de Fuerza Joven que, segundo as declaracións do dirixente fascista, confundiu con membros do Ateneo Libertario de Mataró. As armas do crime foron facilitadas por gardas civís.
30-12-1980. Francisco José Rodríguez López, de 21 anos, morre en Valencia polos disparos do ultradereitista José Palazón Sánchez.
10-5-1981. Juan Mañas, Luis Montero e Luis Manuel Cobo, mozos de Santander, asasinados en Almería cando se desplazaban para asistir a unha celebración familiar.  
*Manuel Monge: Maestre e sociólogo, foi concelleiro do BNG na Coruña (2003-2007), expresidente da Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica da Coruña.

martes, 24 de septiembre de 2013

Pensiones: Rebaja injusta e injustificada

Antonio Antón.- El Gobierno del PP prepara una reforma profunda y regresiva del sistema público de pensiones. El efecto de las medidas fundamentales propuestas en el Informe de ‘su’ comité de expertos es una rebaja drástica, inmediata y generalizada de las pensiones públicas.

El pretexto utilizado es el su ‘insostenibilidad’, cosa que como veremos es falsa. La solución del Informe es la reducción del gasto social previsto en pensiones públicas con un recorte sustancial de los derechos adquiridos de trabajadores y pensionistas. La consecuencia sería menor distribución pública de la renta global con mayor empobrecimiento, inseguridad y desigualdad para la mayoría de la sociedad: pensionistas presentes y futuros. Sí existen algunos desequilibrios entre los ingresos y los gastos, pero al contrario que la opinión del Informe, son resolubles por el incremento de los recursos a medio plazo: más empleo, mayores salarios medios y bajos y, si es preciso, transferencias presupuestarias puntuales. Y a corto plazo se puede utilizar el fondo de reserva. 

La propuesta de reforma es insolidaria y no tiene base objetiva

Su justificación es la actual política neoliberal de austeridad, sin impulso a la creación de empleo, con la apuesta por la disminución de costes laborales y la referencia principal del pago de la deuda a los acreedores financieros, consolidada en la reforma constitucional. Por ello, deja al margen y no es capaz de contemplar la alternativa de incrementar los ingresos del sistema para garantizar la suficiencia financiera del sistema público de pensiones. Pero ello es una opción política unilateral en beneficio del poder económico y financiero y frente a los intereses de la mayoría de la sociedad: los trabajadores y pensionistas. Por tanto, es una opción que por su trascendencia e impacto debe ser sometida a debate público y decisión democrática.

Lejos de la apariencia técnica, el citado Informe parte de un diagnóstico interesado: el sistema público de pensiones es insostenible. En ese sentido, dramatiza y amplifica el previsible aumento del gasto en pensiones, particularmente a través del incremento de la esperanza de vida.

Al contrario, no considera que las pensiones en España son bajas: la pensión contributiva media a fin de 2012 no llega a mil euros -955 euros-, solo algo más de la mitad (56%) del salario medio bruto -1.700 euros-. Además, en España, el porcentaje de gasto público respecto del PIB (10,1% en 2010), dedicado a pensiones públicas, es menor que en los principales países de la eurozona (15,3% de Italia, 14,6% de Francia, 12,5% de Portugal y 10,8% de Alemania, e inferior a la media de la UE-27 -11,3%-).

Tal como se detalla en otro libro (ver Antonio Antón –coord.- “La reforma del sistema de pensiones”, ed. Talasa), en España no hay un ‘exceso’ de gasto en pensiones, su importe no es ‘generoso’, su evolución tampoco es ‘insostenible’ y, por tanto, la actual reforma de las pensiones no tiene fundamento científico y es regresiva. Los planes de reforma impulsados desde la UE constituyen un paso relevante en la reestructuración regresiva del Estado de bienestar y el debilitamiento del modelo social europeo. Sus fundamentos son los intereses de los inversores privados, a costa de la calidad de vida de la población, las prestaciones sociales y las garantías públicas de las ‘personas’. Veámoslo detenidamente.

El ‘factor de sostenibilidad’ como justificación del recorte

Para mantener el equilibrio presupuestario de la Seguridad Social el Informe propone el llamado ‘factor de sostenibilidad’ con dos medidas principales: 1) la no revalorización anual de las pensiones actuales respecto del IPC sino sobre un nuevo índice menor que la inflación, disminuyendo su poder adquisitivo (FRA-Factor de Revalorización Anual); 2) rebajar la pensión media al asociarla a variables demográficas más restrictivas, como la esperanza de vida (FEI-Factor de Equidad Intergeneracional).

Como reconoce el Informe “la aplicación del Factor de Equidad Intergeneracional da lugar a una pensión inicial que irá disminuyendo respecto a su base reguladora” (p. 12). Analicemos brevemente esta variable demográfica. Según el INE-2012, con datos que también recoge el Informe, la esperanza de vida a los 65 años es la siguiente: en el año 2014 es de 20,17 años; en el 2020, 21,14; en el 2030, 22,52; en el 2040, 23,80, y en el 2050, 24,97. Ello supone un incremento porcentual, en cada periodo respectivo, de 4,3%, 6,5%, 5,7% y 4,9%; en total casi cinco años, más de un 20% adicional de la esperanza de vida media que tenemos a los 65 años. Así, según el índice utilizado por el Informe, el resultado de esta última medida es una reducción acumulada y progresiva de aproximadamente un 5% cada década. En concreto, para el año 2030 el recorte de las pensiones sería del 10% y en el año 2050 cerca del 20%, lo que supone en torno a 20.000 millones de euros –de hoy- (2 puntos del PIB).

Respecto del otro factor (revalorización anual) no se concreta, pero alude a tener en cuenta un periodo anterior y posterior al año de referencia (para evitar cambios coyunturales muy pronunciados). También se consideran las previsiones de ingresos y gastos del sistema. Todo ello lleva abandonar la referencia del IPC como garantía de mantenimiento del poder adquisitivo, aunque la tendencia actual ya era su distanciamiento progresivo respecto de la evolución del salario medio que incorporaba, salvo en estos años, una pequeña parte del aumento de productividad. Con el nuevo índice, el resultado posible es, al menos, una pérdida de un punto anual de poder adquisitivo; es decir, en un periodo medio de cobro de 20 años la pensión final terminaría perdiendo un 20% del poder adquisitivo de la pensión inicial, con una reducción media del 10% en el conjunto del periodo.

Sumando el impacto de las dos variables tenemos que la rebaja de la pensión para el año 2050 puede rondar el 30% respecto de los derechos actuales; es decir, en torno a unos 30.000 millones de euros –de hoy-, cerca del 3% del PIB. Pero, además, según los datos del anterior Gobierno socialista, el impacto de su reforma de las pensiones, aprobada en el año 2011 y aplicada desde primeros de este año 2013, cuando se desarrolle totalmente para el año 2050, supondrá una reducción de unos 3,5 puntos de PIB, es decir, se retraerán del sistema unos 35.000 millones de euros, respecto del gasto previsto con los derechos anteriores. Si le añadimos la repercusión presupuestaria de la reciente restricción de la jubilación parcial y anticipada (calculada oficialmente en unos 5.000 millones, el 0,5% del PIB), tenemos que el conjunto de estas reformas, cuando se apliquen totalmente, van a detraer al sistema público de pensiones unos 70.000 millones de euros. 

Frente a la pérdida de derechos, incremento de los ingresos

No es de extrañar esta cifra, de recorte de gasto público del 7% del PIB. En algunas previsiones oficiales (por ejemplo, de la Comisión Europea) el gasto estimado en pensiones en España, para el año 2060, antes de la reforma del año 2011, se situaba en el 17,7% del PIB y ahora, deduciendo el impacto de la reforma en vigor, lo cifran en el 13,7%. Pues bien, el objetivo institucional de gasto público en pensiones parece que se sitúa entre el 9% y el 10% del PIB, similar al de estos últimos años. Es decir, que este gasto, el mayor de todos los gastos sociales, se pretende contener y reducir los derechos de los trabajadores y jubilados para que encajen en ese nivel distributivo. Así, aunque haya más pensionistas, vivan más tiempo y la cuantía de las pensiones que se dan de alta en el sistema sean mayores que las que se dan de baja, el total de la tarta a repartir sería el mismo; o sea, mensualmente tocaríamos a menos.

Los objetivos económicos y políticos de la derecha son la contención del gasto público social en detrimento de la seguridad de los jubilados, la prioridad a los compromisos de pago de la deuda a los acreedores financieros (la confianza de los mercados) y el impulso de una nueva oportunidad de negocio para el sector financiero al estimular los fondos privados de pensiones. Pretende imponer la pérdida de derechos y calidad de vida de la mayoría social, para defender los privilegios distributivos privados. Sus resultados son el empobrecimiento de los pensionistas y la subordinación de la mayoría de la sociedad, el retraimiento del consumo de la población y la consolidación de la desigualdad distributiva y el poder empresarial. Todo ello favorece el estancamiento económico y del empleo y la prolongación de la crisis socioeconómica.

Pero la alternativa, particularmente para los sectores progresistas, debiera ser la clásica protección social suficiente a la vejez. Existen recursos para ello y la justificación social y económica es clara. Si aumenta la esperanza de vida (un logro civilizatorio) es normal que la sociedad aumente los recursos necesarios para evitar el deterioro de la calidad de vida de los ancianos. Si el nivel de riqueza y rentas del conjunto de la sociedad se incrementa, al igual que los beneficios de la productividad del trabajo y, por tanto, la suficiencia presupuestaria y de impuestos, sería lógico que se arbitrara un nuevo acuerdo intergeneracional, con un amplio debate social, que beneficie a toda la sociedad jóvenes, adultos y ancianos. Es un principio básico para garantizar la cohesión social. El obstáculo es que la mayor parte de la tarta, y cada vez más y de forma insaciable, la quiere para sí las capas ricas y el sistema financiero. El resultado es que se somete al deterioro económico y la subordinación e inseguridad a la mayoría de la sociedad cuestionando los pilares de la solidaridad social y su bienestar.

En definitiva, para consolidar el sistema público de pensiones y para remontar también la crisis económica hay que incrementar el empleo decente (cotizantes), las rentas salariales (bases de cotización) y la suficiencia presupuestaria con una reforma fiscal progresiva para ampliar nuestro débil Estado de bienestar y mejorar nuestra democracia. Estamos ante una pugna distributiva y democrática: las opciones están entre si la prioridad son los mercados financieros o es el bienestar público y la seguridad social. Lejos de una discusión técnica estamos ante un debate ético y sociopolítico que va a definir la calidad social y democrática de nuestra sociedad.

____________________
Antonio Antón es profesor honorario de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid.

lunes, 23 de septiembre de 2013

La marea blanca abarrota las calles de Madrid tras la paralización del proceso privatizador de la sanidad


infoLibre

"Es un error plantear la sanidad al modelo americano, donde la mayor ruina es enfermar", sostiene Daniel Simón, del Centro de Salud Valle de la Oliva de Majadahonda. 

Miles de personas se sumaron ayer a la marea blanca en las calles de Madrid para manifestarse contra la privatización de la sanidad pública y celebrar el freno judicial del proceso. Gritos contra Javier Fernández Lasquetty, consejero de la sanidad madrileña, para pedir su dimisión. En las pancartas se pudo leer: La sanidad no se vende, se defiende; "Nos roban sus cómplices" o "Liberal, el robar". Esta undécima marea ha estado marcada por la gran afluencia de gente, que ha marchado desde Neptuno hasta la Puerta del Sol.

"¡Más enfermeras y menos Eurovegas!", se escuchaba en el ascenso de la Calle Alcalá hacia la Puerta del Sol. "Tarde o temprano los señores Lasquetty y González tendrán que darse cuenta de la cantidad de gente que está en la calle en contra del proceso privatizador. Tendrán que dar marcha atrás. Una sociedad sin sanidad pública es una sociedad sin derechos, al igual que sin educación y sin justicia", ha apuntado a este diario Victoria Velasco, de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), uno de los sindicatos que presentó el recurso contra la privatización de seis hospitales en la Comundidad de Madrid.

Los manifestantes han pedido la dimisión del Gobierno "por corrupto y por ladrón" en su avance y un sector republicano que se ha unido a la protesta ha deseado al rey que "cuide su cadera y se prepare para la tercera". Han animado al monarca a operarse en la sanidad pública. 

"Lo importante es mantener la movilización por la guerra social que nos han declarado y que pone seriamente en peligro el derecho a la salud. Es un error plantear la sanidad al modelo americano, donde la mayor ruina es enfermar. Nuestro sistema sanitario era universal y considerado como uno de los mejores por la Organización Mundial de la Salud. Lo que se pretende hacer es un crimen", ha asegurado Daniel Simón, del Centro de Salud Valle de la Oliva de Majadahonda.

Tampoco han faltado los inmigrantes, que han pedido la derogación del Real Decreto Ley 16/2012 mientras cantaban al unísono el Canto a la libertad, compuesto por Labordeta. Este decreto ya ha excluido a 800.000 personas del derecho a una sanidad pública e incluso algunas personas se han visto condenadas a muerte, "al no poder acceder a una atención sanitaria que hubiera sido muy barata y que hubiera ahorrado mucho sufrimiento", ha afirmado el médico Daniel Abad, quien ha deseado que "el gobierno que venga, porque este parece que no lo va a hacer, pueda revocar esta ley porque seguramente sea de las más injustas". 

Uno de los inmigrantes que está sufriendo las consecuencias de este decreto es Ibrahim, de la Asociación gambiana Karaiba: "Somos como los demás ciudadanos y la enfermedad no avisa. Nos retiran la tarjeta sanitaria justo ahora cuando no hay trabajo y no podemos pagar. Hay muchos inmigrantes a los que le han quitado la tarjeta y les hacen firmar facturas. Esto nos afecta mucho de verdad".

Médicos, enfermeros, sindicatos y usuarios de la sanidad pública han abarrotado las calles al grito de: ¡No somos clientes, somos pacientes! en esta nueva marea, la primera desde que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid echara el freno al proceso privatizador de la sanidad. "La justicia nos da la razón, pero los políticos no nos escuchan. La forma en la que quieren conseguir ahorrar es a costa de derechos laborales y calidad de la atención. ", ha concluido el médico Daniel Abad.


domingo, 22 de septiembre de 2013

La independencia y el parón de Dilma a Obama

Ángel Guerra Cabrera .- La segunda independencia de América Latina probablemente representa uno de los hechos geopolíticos más importantes a nivel mundial de los últimos 15 años, opina Mark Weisbrost, agudo analista estadunidense. Palabras más o menos, en este espacio lo venimos diciendo hace más de una década.

Hemos apuntado que América Latina y el Caribe forman la región más independiente del planeta, vanguardia a escala internacional en la lucha contra el neoliberalismo y el imperialismo, por la democracia participativa, por la justicia social, por los derechos de los pueblos originarios y por una relación amorosa y armónica con la naturaleza. La recuperación por los gobiernos boliviano, ecuatoriano y venezolano del andino Sumak Kawsay, “buen vivir” en quechua, es un avance filosófico y civilizatorio de proporciones gigantescas que podría servir de base a la construcción de sociedades ajenas a la depredación ecológica y al consumismo. Naturalmente, esto podrá conseguirse más pronto mientras más países rompan con las políticas del Consenso de Washington de modo que sea posible construir, como propone la Alba, una zona económica latino-caribeña que gradualmente gane autonomía al mercado capitalista mundial.

Claro, existen gobiernos de derecha como los de México, Costa Rica, PanamáColombia, Perú y Chile, pero incluso ellos tienen que ajustarse a esta realidad y lo prueba el hecho de que se hayan sumado a las instituciones de unidad e integración regional como la Unasur y la Celac. No es casual, por citar lo más reciente, que ninguno haya suscrito la declaración de 25 países promovida por Washington que exige una “fuerte respuesta internacional” a Damasco por su presunto uso de armas químicas.

Aquí hemos dado cuenta de hechos trascendentales que han marcado el giro hacia la segunda independencia de América Latina. Entre otros, la elección de Hugo Chávez como presidente de Venezuela (1998) o el no al bushista Alca dado por él junto a otros mandatarios suramericanos en la Cumbre de las Américas de Mar del Plata(2005).

Contundentes gestos de independencia y dignidad de líderes latino-caribeños son cada vez más frecuentes. Esta semana admiramos la rotunda cancelación por la presidente brasileña Dilma Rouseff de la visita de Estado que se suponía realizara a Washington a fines de octubre. El hecho no sorprende pues ella había advertido a Obama en varias ocasiones, incluso personalmente en la cumbre del G20, que no acudiría a la cita si no le daba explicaciones y le ofrecía disculpas escritas por el escandaloso espionaje a sus telefonemas y correos electrónicos así como a los de dependencias y empresas brasileñas como Petrobras, denunciado por el informático Edward Snowden.

Dilma contó después de su plática con Obama: “Le dije que quiero que me explique todo, que en inglés se dice everything”. Al suspender la visita la presidencia de Brasil declaró: “las prácticas ilegales de interceptación de las comunicaciones y los datos de ciudadanos, empresas y miembros del gobierno brasileño constituyen un hecho grave, atentatorio a la soberanía nacional y a los derechos individuales, e incompatible con la convivencia democrática entre países amigos”.

El hecho es más notorio porque en el protocolo yanqui una “visita de Estado” no es lo mismo que una mera visita oficial y se le considera un honor conferido a muy pocos dignatarios extranjeros, no declinado hasta este momento por ninguno. De ese tamaño es el rechazo de Dilma a la violación de la soberanía de su país.

Para nadie debería ser un secreto que, como apunta Weisbrost, “Washington aún ve el giro hacia la izquierda de la región –y la independencia consolidada por sus gobiernos de izquierda–, como un cambio temporal que puede revertirse”. Pone de ejemplo el apoyo de Obama a los golpes de Estado en Honduras y Paraguay y, en general, su poca disposición a concretar con hechos el “nuevo comienzo” que prometió a América Latina en 2009.

Estados Unidos no acepta una América Latina independiente. Allí están el golpe de Estado de 2002 contra Chávez y los actuales intentos desestabilizadores contra Caracas, el golpe “cívico” contra Evo, el que intentó asesinar a Correa y la feroz escalada del ejército mediático del Pentágono contra los gobiernos independientes de la región. Relucientes reclutas de ella, los contrarrevolucionarios nacidos en Cuba que se hacen los graciosos por CNN en español. No debemos ver como ajena la arremetida contra Siria.

Twitter. @aguerraguerra

Artículos relacionados: