lunes, 30 de diciembre de 2013

Está ocurriendo estos días en A Coruña.

Me decido a escribir esta carta indignado y costándome mucho creer algo que estoy viviendo de muy cerca y que no acabo de entender que pueda ocurrir en nuestro país.
Mi indignación viene dada porque demasiado a menudo leemos en los medios casos de víctimas de violencia de género (siempre mujeres) se habla durante un par de días, las autoridades locales hacen la concentración de rigor y nos bombardean con mensajes pidiendo que se denuncien con tiempo. Pero estas últimas semans he podido comprobar que todo es pura palabrería y he visto la indefensión de la mujer maltratada.

La historia comienza cuando una joven  latinoaméricana,(vamos a llamarla Carmen) de poco más de veinte años, con un titulo de ingeniería, coche propio y buen nivel de vida, conoce en su país a un joven gallego del que se enamora, poco tiempo después se traslada a nuestro país y se casa con él. En un principio todo iba bien aunque poco a poco el comportamiento del hombre iba cambiando y cada vez se volvía más exigente con su joven esposa, limitando su contacto con la familia en América, enfadándose por las llamadas familiares que recibía, limitando la amistad con otras jóvenes, no la dejaba salir con sus amigas y si acaso el la acompañaba, controlaba los gastos y la hacía responsable de cualquier incidencia negativa en la vida corriente. Trabajaban los dos, en buenas épocas ella conseguía sustanciosos ingresos. Vinieron malos tiempos y montaron un negocio del que ella se puso al frente y que requirió una inversión en la que ayudó la familia americana, el negocio se fue manteniendo aunque con escasos beneficios y el grado de reproches de culpa fue en aumento llegando a hacerse insoportable para esta joven. A todo esto han transcurrido 10 años de matrimonio y fruto de él hay un hijo de tres años. A finales de noviembre está joven no soportando el grado de presión y agresividad verbal con insultos y descalificaciones, decidió abandonar su hogar con el niño, acudir al dpto. de violencia de género de la policía y denunciar los hechos, al mismo tiempo que el padre de una amiga le prestaba alojamiento en un piso amueblado en nuestra ciudad. Se buscó un abogado y solicitó el divorcio y una orden de alejamiento. A los pocos días se le denegó esa orden, alegando el juez que el informe de la policía no veía peligro para su integridad. Mientras tanto a lo largo del día esta joven recibía docenas de mensajes en su teléfono, unos insultándola, otros pidiendo que volviera y otras con acusaciones falsas. El niño siguió yendo al colegio y el tuvo acceso a él teniendo algún fin de semana hasta que hace cerca de 20 dias decidió quedarse con él y no dejar que su madre pueda verlo. Mientras tanto este hombre acudía a diario al negocio y organizaba escándalos, llamaba a proveedores pidiéndoles que no trabajasen con su esposa. Un fin de semana, Carmen se encontró su automóvil con tres neumáticos deshinchados, los limpiaparabrisas y espejos retrovisores destrozados, otro día “alguien” entró en el coche y se llevó la silla del niño y una bolsa de ropa, con la mala suerte para ese alguien que una amiga de Carmen lo sorprendió con la silla debajo del brazo, se presentó la denuncia oportuna y no pasó nada. Esta semana al subir al coche por casualidad vió algo extraño y se encontró con que habían obturado el tubo de escape con porispan. El teléfono de la joven contiene centenares de mensajes que indican que la está siguiendo las 24 horas del día y sabe lo que hace, también le propone dejarle ver el niño si su madre se vuelva a su país (vino a acompañar a su hija en estas momentos tan difíciles), lo mismo la insulta como le envía un ramo de flores o la invita a celebrar el aniversario de boda. Hace un par de días en el Centro Comercial de Marineda después de estar siguiéndola todo el día pasó con el niño a escasos metros de ella y cuando esta iba a abrazar al niño, se lo quito y echó a correr y sin embargo cuando estaba en el 3º sótano en compañía de su madre, las abordó y las provocó a pesar de los lloros del niño tirándole el bolso y dándole una patada lo que provocó la pérdida de las llaves del coche debido a que el parking estaba completo. Al pedir las mujeres socorro y acercarse gente el hombre huyó con el niño. Como esta historia se hace muy larga quiero decir que esta joven lleva presentadas casi una decena de denuncias y hasta el momento han supuesto total impunidad para este sujeto. El abogado dice que hay que esperar a que el juez los llame, la policía dice que no hay nada que hacer mientras no la agreda, el departamento de denuncias tuvo varios días los ordenadores estropeados y yo me pregunto. Ante un caso tan claro de acoso y un trasorno mental de esto hombre ¿a que se espera para evitar una posible tragedia?¿en que país estamos y de quién será la responsabilidad, ante los hechos consumados?.
¿Para que valen las campañas institucionales contra la violencia de género?

Ante esta pasividad ¡¡todos culpables!!

Añadido el 2.1.2014
Hoy "Carmen" fué agredida delante de su casa por su cuñado. Por lo visto una familia de tarados Se comportan como talibanes, su machismo les impiden entender que una mujer no es propiedad de nadie.. Después huyó por dirección prohibida en un Skoda ranchera de color plateado con el esposo en el asiento del copiloto (lo vi yo, que lo seguí cuando huía a pié). Espero que a estas horas por lo menos uno de los dos duerma entre rejas.

Añadido el 3.1.2014
Hoy "Carmen" ha encontrado una profesional especializada en violencia de genero con mucha sensibilidad sobre este tema. Creo que puede ser el principio de la solución del calvario que esta sufriendo, por lo menos se comenzara a poner algo de sentido común y a cada uno en su sitio.

José Manuel Sánchez

9 comentarios:

  1. Brutal es poco decir. ¿Esperan los jueces a que las ranas tengan pelo para actuar?

    ResponderEliminar
  2. En América de donde es originaria Carmen por muchísimo menos el sujeto ya estaría tras las rejas y el niño como debe ser con su madre, no conozco las leyes españolas pero ahora entiendo tantos casos que he seguido en las noticias internacionales y cuando he viajado a España sobre este tema.
    Como Dios es tan grande y misericordioso Carmen pudo conseguir el apoyo de personas que no solo le dan cobijo y son honorables sino que le dan el afecto y el amor de familia que es indispensable para que ella pueda seguir adelante y pueda seguir manteniéndose de pie ante tanta injusticia. Para esa familia va todo mi respeto y admiración. Solo Dios podrá recompensarlos.

    ResponderEliminar
  3. Comparto su indignación ante los hechos de violencia de género y acoso que describe en su blog, y ciertamente, comparto su angustia ante la inacción de las Autoridades. ¿Que esperan estos, que ocurra un hecho de sangre para intervenir? La violencia de género, desgraciadamente, es un hecho cotidiano y en consecuencia, se debe sancionar Leyes especiales donde los cuerpos policiales estan en la obligacion de detener y presentar ante los tribunales al agresor, bien actuando de oficio o con la simple denuncia de la agraviada. Y es paradójico que en sociedades matriarcales el machismo sea una constante donde los agresores por lo general son personas desequilibradas que arrastran quien sabe cuales complejos. La joven "Carmen" que menciona en su blog tiene la infinita suerte de encontrarse con personas como Ud. que pueden contar la historia y hacer pública la denuncia conminando a las Autoridades para que actúen rápido y asi evitar males mayores.

    ResponderEliminar
  4. Y las leyes de protección a menores no existen? Ya es inconcebible el maltrato físico, moral y psicológico a la madre, y por el niño quien vela? En dónde se contempla el daño psicológico a un ser que se encuentra en una edad tan delicada para enfrentar y ser testigo de este tipo de situación? Esto está ocurriendo en un pais desarrollado? Qué barbarie Dios!

    ResponderEliminar
  5. Por favor Sr. Sánchez manténganos informados. Dios lo Bendiga!

    ResponderEliminar
  6. Mañana tendrán vds. unas muy buenas noticias, por no decir las mejores. Publicamente no es conveniente mas información, pero si lo desean remitánme un email identificándose. Es suficiente con que lo escriban aquí, lo leere yo y no será público.
    Saludos fraternales

    ResponderEliminar
  7. Ayer dia 10 y gracias al buen hacer de una nueva abogada, honesta y sensible con el problema, en menos de uns semana quedo resuelto el problema de "Carmen" que ya es mujer divorciada y recuperó su niño con un convenio de custodia compartida. Quiero destacar el comportamiento nauseabundo de su anterior abogada que simplemente se limitó a redactar la demando de divorcia que caso un mes después ni se le había asignado número. Además de haber exigido el cobro total de un trabajo que no hizo.

    ResponderEliminar
  8. Actualmente el cuñado de "Carmen" está entre rejas por agredir a su pareja.
    Carmen está en su país y el niño se cria en medio de normalidad y cariño.
    Al padre se le retiró la Patria potestad porque hacia llorar al niño en el punto de encuentro a pesar de la presencia de funcionarios.
    Este sr. ahora activó una petición de firmas en change.org donde cuenta una historia inventada por él donde no dice una sola verdad.
    El padre de la amiga que le dio cobijo ha tenido que sufrir dos juicios por falsas acusaciones de las que fué declarado inocente.

    ResponderEliminar
  9. Esta es la sarta de mentiras que cuenta: https://www.change.org/p/ministerio-de-justicia-por-una-justicia-digna-para-recuperar-a-mi-hijo/c

    ResponderEliminar

Los comentarios serán publicados una vez moderados.