jueves, 9 de enero de 2014

Censura al aumento del salario mínimo en Venezuela

Tercera Información

La noticia de anteayer en Venezuela fue la subida en un 10% del salario mínimo y de las pensiones, cuyo principal objetivo es, según el presidente Nicolás Maduro, “proteger a los trabajadores de la inflación inducida y criminal, provocada por la guerra económica“. La intención es que el sector más vulnerable de la sociedad no sienta los efectos de la inflacción, por lo que -según apunta Telesur- “el incremento del salario de mayo a enero 2014 fue del 59 por ciento y el de la inflación fue del 56 por ciento”. El importe se situaba en 4.113 bolívares en octubre de 2013, es decir, 652.85 dólares (*), pero ahora se eleva hasta 519,09 (+186,95).

Las continuas subidas del salario mínimo en Venezuela sugieren al menos dos paralelismos;

Uno, de carácter histórico, nos recuerda el sabotaje económico que sufrió el gobierno de Salvador Allende en Chile tras la nacionalización del cobre y la banca y la puesta en marcha de las reformas agraria, sanitaria, educativa y social. La Inflación inducida, el desabastecimiento y el acaparamiento que llevó al colapso al gobierno socialista de Chile favoreciendo el golpe de estado militar es el alter ego de la estrategia de desestabilización económica interna y externa en Venezuela. En Chile se aumentó la pensión mínima al doble de la inflacción. En Venezuela viene haciéndose lo mismo, con lo cual el salario mínimo ha pasado de 173.45 dólares en 2003 a 519,09 (+180,95) en 2014.

El otro paralelismo hay que hacerlo con España, donde el salario mínimo ha pasado desde el inicio de la crisis en 2007 de 570,60 a 645,30 euros,congelándose en 2012 y en 2014. Para el mismo período en Venezuela tenemos un incremento desde 286 dólares en 2007 a 519,09 (+186,95) en 2014. Así pues, sólo el valor superior del euro frente al dólar mantiene el salario mínimo español por encima del venezolano.

Añadir que la tasa de desempleo en Venezuela era del 14,6% en 1999 pero disminuyó hasta el 7,6% en marzo de 2007. Actualizada para el presente momento de crisis internacional ha descendido hasta el 6,6% (último dato del INE de noviembre de 2013). En España, el modelo neoliberal gestionado primero por el PSOE y luego por el PP ha elevado la tasa de paro del 7,95% en 2008 al 27,16% actual.

Las agencias de noticias EFE, Europa Press y Reuters se han hecho eco de la subida del salario mínimo venezolano anunciada ayer, pero ningún medio de comunicación en España lo recoge. El caso de El País lo dice todo. Este diario publicó ayer cinco noticias sobre Venezuela, cuatro de ellas firmadas por Alfredo Meza, que parece sustituir a Mayte Primera en estos menesteres, y ninguna de ellas menciona la subida salarial.

Ni siquiera un contenido de ayer titulado Es la economía, señor presidente que habla de la “inflacción desbocada” se digna a citar la subida del salario mínimo y de las pensiones. Cabello forja un Parlamento intransigente, Maduro radicaliza la revolución chavista, Ratificado el número dos del chavismo frente del Parlamento y El milagro del rugby: historia de reconciliación en Venezuela son los otros titulares que podrá encontrar el desinformado lector de El País en el día de reyes.

El estilo de Meza transforma -además- cualquier noticia sobre Venezuela en artículo de opinión. Valga este párrafo como ejemplo, pero hay muchos similares;

(…) A menos que las circunstancias lo obliguen, el Gobierno no cejará en su empeño de seguir promoviendo la lucha de clases, de imponer un modelo de inspiración cubana en el país y de aplastar a la oposición, a quienes concibe como enemigos y no adversarios. Los radicales interpretan la obra de Chávez como un mandato para aumentar el control del Estado sobre todos los aspectos de la actividad económica, poner a su servicio a todos los demás poderes públicos y mantener una alta clientela política a base de los subsidios, restando su libertad para elegir entre una variada oferta. Después de todo manejan una generosa chequera petrolera que les permite la arrogancia de despreciar cualquier acuerdo con casi la mitad del país que se le opone (…)


Sesgo, doble rasero, opinión vendida como noticia, y ningún dato. Esta es la nueva vuelta de tuerca para la desinformación sobre Venezuela en El País.

(*) En octubre de 2013 el salario mínimo era de 471,90 dólares más el Bono de Alimentación de 180, 95 dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.