martes, 7 de enero de 2014

¡Muera el gobierno represor! ¡Viva la lucha de los maestros por la educación gratuita, laica y popular!


1. El domingo los gobiernos corrompidos y asesinos del PRI, PAN, PRD, unieron nuevamente sus fuerzas para reprimir y desalojar con brutalidad a los maestros. Éstos durante casi cuatro meses han mantenido un plantón de protesta de miles de profesores de todo el país en el Monumento de la Revolución. Aprovechando la reunión de 200 representantes que se efectuaba en otro local –a dos kilómetros y medio del plantón- el gobierno fascista de Mancerda llegó con sus camiones de basura, grúas, volquetes, miles de policías armados y trabajadores de limpia para cargar con todas las casas de campaña así como con las cosas que habían dejado los profesores en el campamento. La operación fue brutal porque muchas maestras mantuvieran con dignidad la resistencia. Lo mismo les hizo el pasado 13 de septiembre al desalojarlos del Zócalo.

2. Los maestros de la Coordinadora de varias partes del país suspendieron la asamblea y se trasladaron a defender el plantón, pero nada lograron porque la orden había sido dada. La CNTE ha hecho un llamado a otras fuerzas para marchar hoy a las 16 horas con el fin de defender el plantón, pero ahora miles de elementos armados rodean la zona. Mientras los profesores se resguardaban ayer por la tarde de los macanazos, les gritaban a los invasores: “Con el pueblo dicen ser chingones, pero frente al narco se portan como maricones” o con los maestros actúan con disimulo pero a los empresarios les entregan todo...”. La realidad es que el coraje de los maestros es cada vez mayor, por eso declararon que no se irán de la ciudad de México y que reinstalarán el plantón a pesar de la alegría de las autoridades por el desalojo.

3. Hoy martes, dicen las autoridades, deberían regresar a clases en México unos 36 millones de estudiantes de todos los niveles, poco menos de la tercera parte de los 115 millones de habitantes del país; pero silencian que un porcentaje importante de profesores no lo harán –podría ser las tercera parte de los profesores de la SEP que llevan casi un año batallando en las calles contra la imposición gubernamental de una “Reforma educativa” privatizadora que busca acabar con la educación pública, gratuita, obligatoria y de origen popular. No es nueva esa política, pues desde 1982 –con la implantación del neoliberalismo- la privatización de las tierras, los ferrocarriles, los medios de transporte, los servicios de salud, ahora la electricidad y el petróleo, conforman toda una política empresarial con la participación de inversionistas privados.

4. Al parecer los maestros en la ciudad de México, a donde acuden miles de maestros del país a manifestarse, deberían organizar medidas más radicales. Mientras el gobierno ha usado muchas estrategias para vencer a los maestros con represión y cansancio, éstos han comprendido ha demostrado una enorme conciencia en la defensa de sus derechos como trabajadores. Si los maestros, siempre dispuestos al diálogo con el gobierno, se han valido de concentraciones, marchas, plantones y bloqueos sin que nada les resuelvan, quizá sea el momento –como ellos mismos han dicho- de realizar acciones contundentes o definitivas. Parece que entre sus peores enemigos están Televisa, T V Azteca y Radio Fórmula que se han encargado de desprestigiarlos haciendo campañas cada hora contra ellos. ¿Qué hemos hecho contra ellos?

5. No se debe dispersar las fuerzas; al contrario, hay que concentrar el brigadeo y las acciones de propaganda para consolidar estados y regiones. El DF federal es esencial porque de allí parten todas las fuerzas. Son más de 100 mil profesores de primaria y secundaria, más otro millón de de estudiantes y profesores de nivel superior. Con un trabajo consecuente e intenso de toda la coordinadora en el DF, Oaxaca, Michoacán, Guerrero, Chiapas, Veracruz y Morelos, en poco tiempo se paraliza el país. Los demás estados atrasados sindical y políticamente serán arrastrados –como enseña la historia- por el motor grande. Se pueden hacer revoluciones en países pequeños sin menor trascendencia que fácilmente se como el imperialismo; pero si en EEUU cayera el sistema todos los demás países se desplomarían como consecuencia.

6. Concentremos el trabajo de concientización en siete u ocho estados fuertes haciendo crecer 100 por ciento las fuerzas en cada lugar. Hagamos como dicen, puras “secciones consolidadas” con posibilidades de movilizar a más de 500 profesores y de disponer de gente y de finanzas. Visitemos escuelas, hagamos volanteo y reuniones, tiremos a los dirigentes espurios o charros y hagámonos de finanzas para el trabajo político; pero por favor no gasten energías en 15 estados donde no hay nada ni nunca a habido; ellos se unirán por la misma inercia. ¿No será que por esperar un año a los inamovibles los iniciadores del movimiento se han comenzado a cansar beneficiándose con ello el gobierno? Movamos y démosle toda la velocidad al motor grande y fuerte, a quienes tienen posibilidades inmediatas; los demás serán de segunda o tercer jornada y se agregarán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.