miércoles, 17 de diciembre de 2014

EEUU desvincula de terrorismo a ex reos de Guantánamo

El presidente de Uruguay, José Mujica, mostró este martes una carta remitida por Estados Unidos que determina que "no existe información" que demuestre que los seis expresos del penal de Guantánamo (Cuba), acogidos como refugiados en el país sudamericano, hubieran estado vinculados a actividades terroristas.

"Pero lo que dice el documento es algo que nosotros sabíamos", indicó Mujica en una conferencia de prensa celebrada en la sede de Montevideo del sindicato PIT CNT, que acordó con el Gobierno uruguayo tutelar a los refugiados ofreciéndoles hospedaje de forma transitoria y ayudándoles en los aspectos básicos de su adaptación social y laboral.
Un documento remitido el pasado 2 de diciembre por el encargado del presidente estadounidense Barack Obama para las gestiones de cierre de la cárcel de Guantánamo, Clifford M.Sloan, certifica que "no existe información que demuestre que estas personas estuvieran involucradas o hubieran facilitado actividades terroristas en contra de los Estados unidos, sus socios o aliados".
"Yo nunca dudé por sentido común de que esta gente se estaba comiendo un fenomenal garrón", dijo Mujica sobre estos, a su juicio, seis "ex secuestrados" en Guantánamo, contra los que nunca se presentaron cargos y a quienes se comprometió a ayudar "por razones humanitarias".
El mandatario uruguayo había mostrado su disposición a finales de marzo a colaborar con Obama en el cierre de la prisión de Guantánamo, creada por el presidente George W. Bush en 2002 para mantener fuera de las protecciones legales que rigen en los tribunales federales estadounidenses a los sospechosos de pertenecer a Al Qaeda.
Al respecto, el mandatario hizo referencia a un libro autobiográfico del ex presidente de Pakistán Pervez Musharraf que dice "cómo se enriquecieron vendiendo árabes inocentes". "Esto ha sido un espléndido negocio", agregó.
Seis hombres (cuatro sirios, un palestino y un tunecino) llegaron a Montevideo en la madrugada del 7 de diciembre a bordo de un avión militar estadounidense en calidad de refugiados.
Sobre la decisión de acoger a los seis hombres en el país, el veterano gobernante indicó haber consultado "con la almohada" y con el presidente de Cuba, Raúl Castro, "porque en alguna medida es territorio cubano y algún día volverá a la bandera de la tierra solitaria". Y Castro le dijo "dale para adelante".
Además, con respecto a las voces que le acusaban de ser "carcelero" de los EEUU, como la del ex presidente uruguayo Luis Alberto Lacalle Herrera (1990-1995), Mujica fue tajante.
"No estábamos cambiando carne humana por naranjas ni nada por el estilo. Seremos locos y todo lo que se quiera pero a este país le hemos demostrado que hemos puesto la carne en la parrilla y la vida en lo que pensamos".
Así, Mujica afirmó que su decisión permite colocar a Uruguay en una fuerza moral "en una humanidad pacata" que "no mueve un gesto". "Y eso cuenta desde el punto de vista diplomático y del reconocimiento internacional", expresó.
"Le estamos diciendo al mundo que el que quiera venir a vivir acá venga. Porque somos un país abierto, descendiente de gente que vino en los barcos. Y lo queremos suscribir con esto", añadió.
"Y pensamos que el gesto nuestro como país puede servir para ayudar. Ha habido otros países que han recibido -a presos de Guantánamo- como clandestinamente. Todo rodeado de misterio".
Aunque en su última reunión con Obama, en marzo de 2014, Mujica aceptó el traslado de los reclusos "sin condiciones", en una reciente carta pública reclamó la "liberación" por parte de EEUU de tres agentes cubanos aún presos y de un independentista puertorriqueño.
Al respecto, el gobernante uruguayo dijo no haber tenido respuesta de su homólogo, a quien ya le transmitió esa petición en repetidas ocasiones.
"La primera vez que hablé con él (...) le dije "vete de Afganistán". Se lo dije un poco en serio y un poco en broma pero se lo dije".
Además, el Presidente afirmó haber pedido a Obama, "hablando de la inmigración, particularmente de centroamérica que es perseguida en EEUU", que emplease sus esfuerzos en "combatir la pobreza" en ese lugar. "Y me dijo, usted tiene razón pero vaya a convencer a los republicanos", apostilló.
El mandatario animó a que otros países hagan lo mismo que Uruguay y a la sociedad uruguaya que "dejen vivir" a los hombres, que "hagan tierra", que aprendan el idioma y decidan su destino. "Y si se quieren ir que se vayan. No somos carceleros de nadie", destacó.
Mujica exhibió también una carta escrita por estos "ex secuestrados" en agradecimiento a su decisión, a Uruguay y a los miembros de PIT CNT.
"Usted tuvo el gran papel de conseguir nuestra libertad, de devolvernos nuestra dignidad y humanidad, así que tendrá nuestro agradecimiento", reza la carta.

Fuente: www.ultimahora.com

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.