jueves, 5 de febrero de 2015

Israel elige a Al Qaeda como vecino en el Golán



Desde hace meses, el Frente al Nusra, el brazo de Al Qaeda en Siria, se sitúa a pocos metros de las posiciones israelíes en el Golán. Ambos colaboran militarmente contra el régimen de Damasco.

EUGENIO GARCÍA GASCÓN

PÚBLICO

El pasado 27 de agosto el Ejército Sirio Libre (ESL) y el Frente al Nusra expulsaron al ejército de Damasco del paso de la ciudad de Quneitra, situada en el Golán sirio que da al territorio del Golán ocupado por Israel. Desde entonces se ha hablado con intensidad de un contacto directo entre Israel y Al Qaeda, ya que el Frente al Nusra es el brazo de Al Qaeda en Siria.

La situación suscita preguntas acuciantes: ¿Por qué Israel permite que Al Qaeda establezca una posición justo del otro lado del Golán y que comunica directamente con el Golán ocupado? ¿Por qué nunca ha atacado las posiciones de Al Qaeda inmediatas a su territorio? ¿Por qué sí ha atacado al ejército de Damasco que combate a Al Qaeda? ¿Por qué Al Qaeda nunca ha atacado Israel?

Estas preguntas suscitan a su vez una pregunta más inquietante: ¿Existe colaboración entre Israel y Al Qaeda? En algunos medios árabes de la región se da por supuesto que existen contactos entre estas dos partes y se dan situaciones de colaboración.

La prensa de Damasco ha llamado la atención sobre el hecho de que la aviación israelí haya bombardeado posiciones del ejército sirio en momentos claves en defensa del Frente al Nusra, es decir Al Qaeda, cuando los rebeldes necesitaban apoyo aéreo.

Esto puede tener una explicación: ayer mismo el primer ministro Benjamín Netanyahu acusó a Irán de “querer abrir un nuevo frente en el Golán”. El incidente del 18 de enero en el que murieron seis milicianos de Hizbola y seis militares iraníes cerca de la ciudad de Quneitra, abatidos por la aviación hebrea, probaría las palabras de Netanyahu.

Israel parece temer más una aproximación de Irán y Hizbola a través del Golán que una aproximación de Al Qaeda, puesto que el Frente al Nusra nunca ha movido un dedo contra el estado judío. De ahí que Netanyahu prefiera tener como vecinos en su frontera a los sunníes de Al Qaeda antes que a los chiíes de Irán y Hizbola.

No cabe duda de que si Israel lo hubiera querido habría expulsado fácilmente al Frente al Nusra de la frontera. El no haberlo hecho indica que no ve a Al Qaeda como una amenaza. Al contrario, de tanto en tanto circulan informaciones en el sentido que Israel y el Frente al Nusra mantienen contactos a través del Golán.

No siempre se trata de informaciones sesgadas o interesadas. Por ejemplo, en diciembre último se reveló un informa de UNDOF, los cascos azules que están desplegados en el Golán, que señala que solo en tres meses, entre marzo y mayo del año pasado, UNDOF registró 59 casos de contactos directos entre soldados israelíes y milicianos rebeldes en el Golán, “especialmente en periodos de conflicto armado” entre el régimen y los milicianos.

Los cascos azules ha registrado “contactos esporádicos entre miembros armados de la oposición siria y soldados israelíes”

Otro informe filtrado de UNDOF señala que los cascos azules han observado“contactos esporádicos entre miembros armados de la oposición siria y soldados israelíes” en el Golán. Algunos medios occidentales, como el Telegraph británico, han mencionado la existencia de “crecientes” pruebas de “interacción” entre Israel y grupos rebeldes sirios “incluida Al Nusra”.

En este sentido, el comandante israelí Aviv Oreg, que se ocupa de la guerra civil en Siria, declaró al Sunday Times que “el Frente al Nusra no es en absoluto el ISIS”, es decir el Estado Islámico.
Esta misma comparación se ha hecho en Occidente, donde se ha calificado al Frente al Nusra, es decir Al Qaeda, de “moderada”.

Pero aunque los contactos entre Israel y los rebeldes, incluido el Frente al Nusra, son más visibles a través del Golán y gracias a los informes de los cascos azules de la ONU, todo indica que existe otra vía de contacto que probablemente es más importante y decisiva, aunque lógicamente se mantenga en secreto.

Esta vía es conocida como la “sala de operaciones” de Ammán, la capital de Jordania, desde donde se dirige a los rebeldes del sur de Siria, incluido el Frente al Nusra. En la sala de operaciones hay permanentemente militares de Estados Unidos, Arabia Saudí, otros países árabes sunníes e Israel.

Es en esta sala de operaciones donde se trazan las estrategias militares concernientes al sur de Siria, a las zonas de Dera y Quneitra principalmente. Los militares estadounidenses, israelíes y árabes colaboran conjuntamente en Ammán para dirigir a los rebeldes que combaten el régimen de Damasco.

En medios árabes se ha señalado que los militares israelíes que operan en la sala de operaciones de Ammán pertenece al Departamento de Inteligencia Militar, más conocido como AMAN, su acrónimo en hebreo. La intervención israelí en la sala de operaciones conjunta es “muy activa”, según se ha publicado en medios árabes.

El Frente al Nusra ha conseguido importantes victorias militares en el sur de Siria gracias a Israel y EEUU

En los últimos meses, y probablemente debido al apoyo que ha obtenido del ‘eje del bien’ que forman Estados Unidos, Israel y países árabes sunníes, el Frente al Nusra ha conseguido importantes victorias militares en el sur de Siria. Y es en este contexto se explica la destrucción del convoy de Hizbola e Irán por parte de Israel el 18 de enero.

Además, medios árabes y occidentales han indicado que muchos milicianos –se habla de por lo menos centenares–, incluidos del Frente al Nusra, son adiestrados militarmente en campos de entrenamiento jordanos y saudíes bajo la supervisión del ‘eje del bien’ antes de ser despachados al sur de Siria.

Según el diario Al Akhbar libanés, que cita a funcionarios sirios, se estima que solo en lo que va de año han entrado en el sur de Siria unos 450 yihadistas que han sido entrenados en los campos jordanos y saudíes, y que provienen de los más diversos países, como Marruecos o Libia.

Lo que está claro es que estos milicianos y temibles yihadistas que se reclutan en los lugares más apartados del mundo árabe nunca atacan a Israel pese a que el Estado judío está a tiro de piedra de sus posiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.