martes, 24 de marzo de 2015

Conozca a los extranjeros que lucharon contra el franquismo



Procedentes de varios países del mundo, miles fueron los voluntarios que se unieron a las filas de las Brigadas Internacionales para luchar contra el fascismo y la violencia que promovían las tropas franquistas en la península ibérica.

Luego de cuatro décadas de la dictadura instaurada por Francisco Franco en España, muchos son los extranjeros que recuerdan con nostalgia y valentía su participación contra un régimen que le quitó la vida a miles de españoles. Durante un acto para conmemorar la Batalla del Jarama cerca de la capital española (Madrid) el escocés Andy Crawford sostuvo que en esa época no había medallas que ganar, ni sueldo ni propiedades por luchar contra el régimen franquista.

Procedentes de Estados Unidos, Irlanda, Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia, unos 35 mil voluntarios se unieron a las brigadas internacionales en apoyo a la República Española.

“Quienes formaban parte de las Brigadas Internacionales eran vistos por los simpatizantes de la derecha como una amenaza” para la continuidad de sus políticas de corte fascistas-falangistas, contó el luchador de 66 años de edad.

A su juicio, haber pertenecido a las Brigadas Internacionales fue una enseñanza de vida, acción que para él poco se percibe en tiempos actuales. “Los combatientes lo dejaron todo para ir a España y ayudar a luchar contra la continuidad de la maldad en un país”, contó el escocés.

Las Brigadas Internacionales mostraron con la España republicana la solidaridad que se plasmó en lo que puede ser considerado la más hermosa y noble iniciativa internacionalista del siglo XX.

Sueño truncado 

El excombatiente de las Brigadas Internacionales, Goyo Salcedo, lamenta que el museo dedicado a la causa republicana situado cerca del campo de batalla del Jarama carezca de atención por parte del Gobierno español del Partido Popular, heredero de la dictadura de Franco. “Muchos opositores a la causa aseguran que el museo es un arsenal bélico, pero en todo caso es un arsenal histórico”, asegura el hombre de 70 años. 

Honor a los campos de batalla 

Daniel Loriente, miembro de una asociación española para la defensa de la memoria histórica de las víctimas del franquismo considera justo y necesario que el Gobierno rinda honor a los campos de batalla de la época. 

“Quisiéramos que fueran lugares de memoria y de recuerdo para que toda esta tremenda barbarie que ocurrió en España no se vuelva a producir”, agrega el luchador social.

Decisión de vida 

A los 18 años ofreció su conocimiento en los idiomas francés e inglés a disposición de los oficiales republicanos para comunicarse con los voluntarios extranjeros que lucharon contra la dictadura de Franco. Se trata de Patricio Azcárate de 95 años, uno de los últimos supervivientes de la guerra civil que tiñó de sangre a todo un país.“No tengo palabras para expresar la admiración que tengo por los brigadistas, tanto los jefes como los soldados, yo siempre me acordaré de ellos hasta el último día de mi vida”, apuntó.

Cifra lamentable 

De acuerdo con el historiador británico Paul Preston unas nueve mil personas perdieron la vida durante la dictadura española, cifra que a su juicio es una de las más graves en la historia de Europa. Preston quien es considerado uno de los especialistas mundiales de la guerra civil española asegura que las Brigadas Internacionales jugaron un papel clave en la mayoría de las batallas importantes contra las tropas franquistas.

EL DATO 

Miles de personas procedentes de varios países del mundo se unieron a las Brigadas Internacionales para dar frente al régimen instaurado por Francisco Franco hace 40 años en España. 

En el informe “Los campos de concentración y el mundo penitenciario en España durante la guerra civil y el franquismo” se calcula que entre 1936 y 1943 hubo aproximadamente 150 mil víctimas mortales en actos de represalia, campos de concentración y trabajo y cárceles. 

De acuerdo con el historiador Javier Rodrigo, del Instituto Universitario Europeo de Florencia, en España funcionaron 104 campos de concentración por los que pasaron entre 370.000 y 400.000 personas. Muchos de los prisioneros fallecieron por hambre o malas condiciones de reclusión. 

Fuente: TELESURtv.ne

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.