martes, 30 de junio de 2015

25 verdades de Alexis Tsipras sobre el chantaje del lobby financiero internacional

Salim Lamrani

Fiel al mandato que le ha dado el pueblo, el primer ministro griego decidió someter el ultimátum del Fondo Monetario Internacional, de la Unión Europea y de la Comisión Europea a referéndum el 5 de julio de 2015.[1]

1. Desde la llegada de Syriza al poder en enero de 2015, Grecia sufre una “asfixia económica sin precedentes” por parte del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de doblegar al Gobierno progresista e impedirle “poner fin a la austeridad y restaurar la prosperidad y la justicia social”.

2. El objetivo de las negociaciones era conseguir un acuerdo viable “que respetara tanto la democracia como las normas europeas” para salir definitivamente de la crisis.

3. La troika exigió a Grecia el respeto de los acuerdos que tomaron los gobiernos anteriores, cuyas políticas económicamente ineficaces y socialmente desastrosas fueron rechazadas mayoritariamente por el pueblo griego, que decidió votar por Syriza.

4. En ningún momento el Gobierno griego ha cedido a las amenazas de las instituciones europeas y del FMI.

5. Tras casi seis meses de negociaciones, el Eurogrupo presentó “un ultimátum a la República Helena y al pueblo griego”. Este ultimátum “contraviene los principios fundadores y los valores de Europa”.

6. Europa presentó “una propuesta que suma nuevas cargas insoportables al pueblo griego y socava la recuperación de la sociedad griega y de su economía, no sólo manteniendo la incertidumbre, sino llevando aún más lejos los desequilibrios sociales”.

7. Estas medidas imponen una “fragmentación del mercado laboral” con una mayor precariedad de los contratos, “recortes de pensiones, nuevas reducciones en los salarios del sector público y un aumento del IVA en alimentos, restaurantes y turismo, con la eliminación de las deducciones fiscales en las islas”.

8. “Estas propuestas claramente violan las normas sociales europeas y el derecho fundamental al trabajo, la igualdad y la dignidad”.

9. El objetivo de la troika y de algunos miembros del Eurogrupo no es “conseguir un acuerdo viable y beneficioso para ambas partes, sino la humillación de todo el pueblo griego”.

10. El objetivo es “castigar una voz diferente en Europa”.

11. El Fondo Monetario Internacional está obsesionado por la austeridad y las medidas de castigo.

12. La crisis griega afecta toda Europa y amenaza la unidad continental.

13. YanisVaroufakis, ministro griego de Finanzas, fue arbitrariamente excluido de la reunión del Eurogrupo, en violación de la legalidad europea.

14. “La responsabilidad histórica en favor de las luchas del pueblo helénico y de la protección de la democracia y de nuestra soberanía nacional [...] nos obliga a responder a este ultimátum con la voluntad del pueblo griego”.

15. Un referéndum tendrá lugar el 5 de julio de 2015 para que “el pueblo griego decida de forma soberana”. “Ante este ultimátum y chantaje, os convoco para que decidáis de forma soberana y con orgullo, como dicta la historia de Grecia, sobre la aceptación de esta austeridad estricta y humillante, que no ofrece ningún fin a la vista ni opción que nos permita recuperarnos social y económicamente”.

16. “En la cuna de la democracia no pediremos la autorización al señor Dijsselbloem [presidente del Eurogrupo] ni al señor Schaüble [ministro alemán de Finanzas]” para celebrar el referéndum.

17. Este referéndum “no es un intento de escisión de Europa sino de escisión de las prácticas que son una afrenta para Europa”.

18. “Ante esta dura austeridad autocrática, debemos responder con democracia, serenidad y determinación”.

19. “Grecia, el crisol de la democracia, debe enviar un claro mensaje democrático a Europa y a la comunidad internacional”.

20. “El pueblo griego dirá un gran no al ultimátum, pero al mismo tiempo un gran sí a la Europa de la solidaridad”.

21. Al día siguiente de este “no”, “la fuerza de negociación del país se verá reforzada”.

22. Sea cual fuere el resultado de esta consulta se respetará la voluntad del pueblo griego.

23. Esta consulta “enviará un mensaje de dignidad a todo el mundo”.

24. Europa es la casa común de todos sus pueblos. “No hay dueños ni invitados en Europa”.

25. “Grecia es y continuará siendo una parte indispensable de Europa y Europa será una parte indispensable de Grecia. Pero Grecia sin democracia estaría en una Europa sin identidad ni dirección”.

(Al Mayadeen)

*Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Cuba, the Media, and theChallenge of Impartiality, New York, Monthly ReviewPress, 2014, con un prólogo de Eduardo Galeano.

http://monthlyreview.org/books/pb4710/

Contacto: lamranisalim@yahoo.fr ; Salim.Lamrani@univ-reunion.fr

Página Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Fuente: La pupila insomne

lunes, 29 de junio de 2015

El terrorismo financiero contra Grecia

Vicenç Navarro. Este artículo hace una llamada a la ciudadanía de los distintos pueblos y naciones de España para que se movilicen en defensa del gobierno Syriza en Grecia, cuya causa (la defensa de la democracia y la justicia social) es la misma que la que motivó a los luchadores republicanos españoles en los años treinta.

Estamos hoy viendo un ataque frontal del capital financiero, hegemonizado por el alemán, y vehiculado primordialmente a través del Banco Central Europeo (BCE), en contra del pueblo griego, ataque que intenta evitar cualquier atisbo de rebelión frente a las políticas de austeridad que están destruyendo el bienestar de las clases populares de todos los países de la Eurozona y muy en particular de Grecia, cuyo gobierno Syriza ha sido el primero en decir “BASTA YA” frente a lo que no hay otra manera de llamarlo como terrorismo financiero (ver el libro del Profesor Juan Torres y yo, titulado Los amos del mundo, las armas del terrorismo financiero). Es en estos momentos cuando hay que entender el contexto político e histórico de lo que está ocurriendo, comenzando por las semejanzas existentes entre lo acontecido en Grecia ahora con lo que sucedió en España en el año 1936.

España 1936, Grecia 2015

Existen momentos en la historia de Europa en los que la lucha por la justicia social y por la democracia en un país es también la lucha por la justicia y por la democracia para todos los países del continente europeo. La lucha, mal llamada Guerra Civil en España (entre 1936 y 1939), fue un ejemplo de ello. En el territorio español, un golpe militar en nombre de las minorías que controlaban el país, tuvo lugar el 18 de julio del año 1936, con el apoyo de las tropas nazis alemanas y fascistas italianas, frente a la gran mayoría de las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España, que resistieron tal golpe heroicamente durante más de tres años, con escasa ayuda militar de los países gobernados por partidos que se autodefinieron como demócratas, mostrando una gran traición a los principios democráticos que decían sostener.

La derrota de las fuerzas democráticas españolas significó también la derrota de la democracia en la Europa Occidental con la victoria del nazismo y del fascismo en muchos países de aquella Europa, iniciándose la II Guerra Mundial. Y en España, aquella victoria significó el inicio de un régimen dictatorial que se caracterizó por su enorme brutalidad (por cada asesinato político que cometió Mussolini, el dictador Franco cometió 10.000, según el mayor experto en el fascismo europeo, el profesor Malefakis, de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York) y que impuso un enorme retraso económico, político, social y cultural en España. En 1936, España e Italia tenían semejante nivel de desarrollo económico. En 1978, fecha en la que terminó aquel horrible régimen dictatorial, el PIB per cápita español era solo el 62% del italiano. Este fue el coste económico de tal régimen.

¿Qué está pasando en Grecia?

Salvando las diferencias que existen en cada hecho histórico, lo cierto es que en Grecia hemos estado viendo una situación semejante, en que la lucha por la justicia social y por la democracia en aquel país es la lucha por la justicia social y por la democracia en todos los países de la Europa Occidental. La pervivencia de la justicia social y de la democracia en los países de la Unión Europea se está jugando hoy en aquel país. Su derrota limitará enormemente, hasta anularlas, tanto la una como la otra, completando un proceso que se inició hace años con la construcción de un sistema de gobierno de la Eurozona, dominado por el capital financiero (hegemonizado por el alemán), que, en una coalición de las minorías gobernantes en cada país, han estado agrediendo al pueblo griego, destruyendo el 25% de su riqueza nacional o PIB, con el desmantelamiento de su ya escaso Estado del Bienestar, saqueándolo, robándole sus propiedades y atacando a sus clases populares, y muy en particular a su clase trabajadora, asalto que se ha estado realizando en colaboración con las élites corruptas y antidemocráticas que han gobernado Grecia durante muchísimos años. Este ataque (y no hay otra manera de definirlo) se ha llevado a cabo en alianza con las minorías que representan a las clases dominantes de los países miembros de la Unión Europea, siendo un aliado importante en esta lucha de clases que está teniendo lugar a nivel continental, las élites corruptas gobernantes del Estado español, herederas de las que dominaron la dictadura fascista en España.

La rama política de este capital financiero –los partidos conservadores y liberales, con la inestimable ayuda de los partidos socioliberales- (que todavía tienen la osadía de autotitularse socialdemócratas, tras haber abandonado cualquier atisbo de parecerse a tal tradición política), han establecido una dictadura en la Unión Europea que ha estado imponiendo políticas sumamente impopulares que carecían de mandato popular (pues no estaban en sus programas electorales), alcanzando su máximo desarrollo en Grecia. Hoy, la riqueza destruida en aquel país, todavía pobre en Europa, es mayor que la riqueza destruida en Francia y en Alemania durante la I Guerra Mundial. Sus pensiones y sus servicios públicos del Estado del Bienestar están siendo diezmados, y los convenios colectivos que defienden al mundo del trabajo están siendo enormemente debilitados, todo ello como consecuencia de las políticas neoliberales impuestas por el establishment neoliberal europeo que controla el gobierno de la Unión Europea y de la Eurozona, con la asistencia del Fondo Monetario Internacional. Es un ejemplo más del terrorismo financiero que es tan dañino como el terrorismo militar, y que es mucho más extenso.

El objetivo político del establishment europeo es destruir cualquier rebelión frente a esta d¡ctadura financiera

Lo que está ocurriendo hoy es el intento de destruir a Syriza, el primer gobierno que, representando los intereses de las clases populares, ha intentado parar tanta barbarie, rebelándose frente a las políticas públicas de austeridad, tal como le mandó el pueblo griego. Como he indicado en artículos anteriores, lo que la dictadura financiera quiere es no expulsar a Grecia del euro, sino expulsar a Syriza del gobierno. Y cuenta para ello con la clase política griega, corrupta hasta la médula, que controla la gran mayoría de los medios de información y persuasión de aquel país, como también ocurre en España.

Grecia ha sido la mayor víctima de este sistema terrorista que se está aplicando en la Eurozona, causando el mayor desastre social que se conoce en la Europa Occidental desde 1945. De ahí la urgencia y necesidad de ayudar a las fuerzas democráticas griegas, saliendo a la calle, enfrente de las delegaciones de la UE en España, para mostrar el rechazo hacia este terrorismo. La Europa que era el sueño de la resistencia antifascista durante los años de clandestinidad es ahora, una pesadilla, como consecuencia del deterioro tan marcado de la democracia y de la solidaridad, resultado de aquel terrorismo financiero que domina hoy este continente.
 
¿Qué está pasando en estos momentos?

Como era de esperar, la mayoría de los medios de gran difusión en España, altamente financiados por el capital financiero, han responsabilizado de lo que está ocurriendo nada menos que a la víctima de tal terrorismo. Frente a tanta mentira, es importante señalar:

1. La enorme necesidad y urgencia de responder a tanta falsedad, denunciando a los medios por falsificar la realidad, tanto de lo que ha estado ocurriendo como de lo que ha pasado estos días.

2. Que el Banco Central Europeo (BCE), que ya mostró su hostilidad hacia el gobierno Syriza solo dos días después de ser elegido, ha amenazado con destruir el sistema bancario griego cerrando toda transferencia a sus entidades bancarias.

3. Que las exigencias de las Instituciones Europeas (formado por, además de lo que se había llamado la Troika –el BCE, la Comisión Europea y el FMI-, el Eurogrupo), que incluyen el pago de la deuda, son un ataque frontal a la supervivencia de Grecia, pues es imposible que se pague tal deuda y a la vez reactivar la economía griega. Tales demandas han llegado a niveles escandalosos, como exigir que haya una reducción de las pensiones públicas que signifique un recorte equivalente a un 1% del PIB, a la vez que las mismas instituciones se oponen a la demanda de Syriza de aumentar los impuestos a las clases más pudientes, vetando también un gravamen a los grandes yates de tales clases.

4. Que la aplicación de las políticas de austeridad ha causado un auténtico desastre social y económico, generando a la vez un aumento y no una disminución de la deuda pública, de la cual solo se han beneficiado los bancos extranjeros, y muy en particular los alemanes y franceses, pero también los españoles.

5. Que cuando estos bancos estuvieron en riesgo de perder sus enormes beneficios generados por los intereses que Grecia estaba forzada a pagar, y que no podría pagar, fueron los gobiernos de la Eurozona los que les rescataron, bajo la falsa excusa de que intentaban ayudar a Grecia. 

6. Que han sido las instituciones del establishment europeo, que desde el primer día del gobierno Syriza mostraron una enorme rigidez, las que han ignorado las demandas de este gobierno, que no eran ni más ni menos las que se habían permitido al Estado alemán cuando su deuda le estaba ahogando. En estas condiciones se hizo una quita de un 50% de la deuda pública alemana y se condicionó el pago del resto de la deuda al crecimiento de la economía alemana. Las instituciones del establishment europeo sistemáticamente se opusieron, e incluso se negaron, a considerar esta alternativa que había señalado el gobierno Syriza.

7. Que el BCE, en alianza con la clase corrupta dominante en Grecia, que controla la mayoría de los medios de información, está intentando que estos días, antes del referéndum del próximo fin de semana, haya un caos en la situación financiera griega, a fin de movilizar la oposición al gobierno Syriza en el referéndum, con la intención de conseguir lo que siempre desearon, echar a Syriza del gobierno.

8. Que la derrota de Syriza será una derrota de la lucha contra la austeridad en la Eurozona. Syriza no tenía ninguna otra alternativa a hacer lo que ha hecho, pedir la opinión del electorado griego, pues Syriza fue escogido para terminar con las políticas de austeridad. Si las instituciones europeas no le dejan hacer lo que prometió es una muestra más de su compromiso y coherencia democráticos el que Syriza considere necesario pedirle al pueblo griego que decida si acepta los cambios sugeridos por el establishment europeo o si desea que el gobierno desobedezca tales propuestas.

9. Que todo lo que está pasando en Grecia afecta directamente a las clases populares de todos los pueblos y naciones de España. De ahí que el gobierno Rajoy haya sido el mayor aliado en el Eurogrupo, del Ministro de finanzas alemán -el halcón del Eurogrupo-, pues dicho gobierno español ha sido de los que han llevado a cabo tales políticas de austeridad con mayor dureza, presentándose como el modelo a seguir en la Eurozona. El tsunami político ocurrido en este país en las últimas elecciones municipales ha asustado a ese establishment neoliberal que gobierna la Eurozona, contribuyendo a aumentar su rigidez negociadora, pues quieren, por todos los medios, que Syriza fracase. Intentan así asustar a la población española, cada vez más asqueada con las políticas neoliberales promovidas por el establishment español (y aquí en Cataluña, por el establishment catalán) y sus medios de información y persuasión. El miedo es, una vez más, la estrategia seguida por la estructura de poder ante el número creciente de ciudadanos que quieren tomar el control de su presente y futuro. De ahí el enorme temor de que la ciudadanía sea consciente de que se pueden cambiar las realidades que le oprimen si se organiza para ello. Y esto es lo que el establishment neoliberal europeo no puede permitir. Así de claro.



¿Elecciones generales en septiembre?

Manuel Lago.- Antes de empezar ya hay que relativizar: tratándose de Mariano Rajoy, todo es posible, una cosa y la contraria, como ha demostrado en la no-crisis de Gobierno en la que hemos vivido las últimas semanas. Por lo tanto, lo que aquí se argumente tiene que entenderse como un ejercicio teórico y en ningún caso un intento de anticiparse a lo que el presidente pueda decidir en las próximas semanas.

La estrategia del PP para las próximas elecciones generales va a pivotar sobre dos ideas fuerza: la recuperación de la economía y el presunto caos de los gobiernos de izquierda en las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Y, en los dos casos, el mejor escenario para ellos es hacer las elecciones en septiembre.

En primer lugar, porque la economía española es muy estacional debido a su especialización en ramas de actividad muy dependientes de la época del año. El turismo, el comercio, la hostelería, la construcción o la agricultura son sectores muy relevantes en nuestra estructura productiva y todas ellas alcanzan su máximo nivel de actividad en el verano.

El Banco de España acaba de decir que después de la época estival entraremos en una fase de ralentización del crecimiento, que puede ser más intensa si se confirma la desaparición de los efectos positivos de la caída de los precios del petróleo y de la paridad euro-dólar.

El ciclo del empleo también es estacional en nuestro país: el paro registrado desciende desde abril hasta octubre, cuando vuelve a crecer hasta que llega otra vez el ciclo de la primavera/verano. Los mejores datos sobre el crecimiento del PIB serán los del segundo trimestre, que el INE hará públicos el 27 de agosto. Y los mejores datos de afiliación a la Seguridad Social y desempleo serán los del mes de agosto, que conoceremos el 2 de septiembre.

En segundo lugar, es probable que el discurso del miedo ante los gobiernos de izquierda, especialmente contra los protagonizados por las fuerzas emergentes, tenga mayor eco sobre el electorado conservador ahora que dentro de unos meses. El anuncio del caos inminente en la gobernación de ayuntamientos y comunidades irá perdiendo credibilidad a medida que pasen los meses y se compruebe que no han caído sobre nosotros las siete plagas bíblicas.

Y hay un factor más que empuja en la misma dirección. Si las elecciones catalanas se convocan definitivamente el 27 de septiembre, es más que probable que el PP sea la última de las ocho fuerzas representadas en el Parlamento catalán, una posición de extrema irrelevancia que lo sitúa de hecho próximo a ser extraparlamentario en la segunda comunidad con más habitantes del Estado.

Después de la derrota en Andalucía, primero, y en las municipales y autonómicas después, acumular un tercer varapalo en Cataluña colocaría al PP en una posición muy débil ante las urnas. Lo lógico sería que el PP reaccionara. Pero no podemos olvidarnos de la personalidad del presidente, porque tendría que tomar una decisión y hacerlo de forma inmediata, y eso, ya se sabe, es algo que va contra la naturaleza de Rajoy.

*Manuel Lago.- Economista especializado en mercado de trabajo, economía pública y política industrial, trabaja en el gabinete confederal de CC.OO. y es profesor asociado de Estructura Económica y Social de Galicia en la Escuela de Relaciones Laborales de la UDc. Es miembro del Foro Económico de Galicia y del Consello Económico y Social. Participó en varios libros colectivos sobre la economía de Galicia y es colaborador de V Televisión y La Voz de Galicia, donde escribe una columna semanal desde el año 2009.

Fuente: La Voz de Galicia
 

domingo, 28 de junio de 2015

Israel perdió un 50% de sus inversiones extranjeras por la guerra y el boicot

La inversión extranjera en Israel ha caído en casi un 50%, señala un nuevo informe de la ONU. Los factores clave de ello serían la guerra israelí contra Gaza del verano de 2014 y los esfuerzos internacionales de boicot contra el régimen.

Según el Informe Mundial de Inversiones 2014 de la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), que investiga los cambios en las inversiones directas mundiales, Israel sólo recibió 6.400 millones de dólares en inversiones en 2014 frente a los 11.800 millones de 2013, lo que supone una caída del 46%.

Uno de las autores del informe de la ONU, Ronny Manos, atribuyó este fuerte declive a la agresión israelí de 55 días contra Gaza, que comenzó en Julio de 2014, así como a los llamamientos internacionales en favor de la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra el régimen israelí por sus violaciones de los derechos de los palestinos en los territorios ocupados.

“Creemos que lo que llevó a la caída en el nivel de inversiones en Israel fue la Operación Roca Sólida (contra la asediada Franja de Gaza) y el boicot al que hace frente Israel”, dijo Manos.

La guerra del régimen israelí contra Gaza mató a 2.130 palestinos, incluyendo a cientos de mujeres y niños, e hirió a otros 11.000. Medio millón de residentes en Gaza quedaron desplazados como resultado del masivo bombardeo en el enclave bloqueado, según los informes.

Fuente: Almanar

Las mujeres de Mauthausen, invisibles en la memoria histórica




El homenaje a las mujeres victimas del campo de exterminio de Mauthausen se celebró delante de la barraca número 1. / Foto cedida por la Caravana Feminista.
BERTA CAO

En un par de ocasiones hemos traído a Isla Mujeres información sobre la Caravana Feminista que está realizando la Marcha Mundial de las Mujeres por varios países de Europa y Oriente. Tenemos pendiente dar cuenta del recorrido por Francia, Italia, Suiza y Austria en los próximos días, pero ha habido una actividad en este último país que merece un espacio propio: el homenaje a las mujeres víctimas de los nazis en Mauthausen.

En nuestro país apenas se conoce la existencia de mujeres presas en el campo de concentración de Mauthausen por dos razones: entre los hombres, mayoría entre las personas allí retenidas, hubo españoles muy reconocidos, como Francisco Boix o Joaquín López Raimundo, por citar algunos nombres de los 7.532 que sufrieron el horror de este campo de exterminio –un apunte para recordar que de todos ellos, sólo 2.335 salieron con vida- y ellos ocuparon y ocupan buena parte del recordatorio de este campo. Y porque las presas republicanas fueron internadas en el campo de concentración de Ravensbrück, en Alemania, como tan bien ha contado Neus Catalá  (De la resistencia a la deportación: 50 testimonios de mujeres españolas) o Lise Ricol (Roja Primavera, Memoria de la Resistencia) a partir de su propia experiencia en el campo de Ravensbrück.

Pero Mauthausen representa un punto más en el horror, si fuera poco el que ya conocemos. A la barraca número 1 llevaban a las mujeres y las obligaban a tener relaciones sexuales con altos mandos de las Waffen-SS y con soldados ordinarios. Hasta aquí, podemos encontrar cierta lógica desde la estructura de actuación patriarcal. Lo que resulta atroz es saber que estas mujeres también eran prostituidas por los nazis para ser abusadas por presos con el objetivo de incrementar la productividad de los hombres (no olvidemos que los presos tenían trabajos forzados y en este campo se realizaba buena parte en las canteras de granito) y calmar los ánimos. Otro apunte para la memoria: Mauthausen no era un complejo pequeño, sino un grupo de campos de concentración en el que se cifran entre 123.000 y 320.000 las víctimas detenidas en los años que estuvo operativo (1938-1945).

Conociendo todas las atrocidades que perpetraron los nazis, nada parece imposible. Sabemos por los relatos de las supervivientes en Ravensbrüch que las mujeres tuvieron, por su condición de mujer, sufrimientos añadidos como la esterilización, los abortos forzados, el asesinato de sus hijos e hijas en su presencia… y la prostitución, de la que se ha hablado lo mínimo. Y tampoco se ha hablado mucho de las detenidas homosexuales, con las que había un ensañamiento sexual mayor.

Y una vez que estos horrores fueron conocidos habría que de suponer que fueron también enjuiciados. Pues no. Nuremberg no tuvo espacio para el abuso sexual de estas mujeres.  Y las democracias occidentales tampoco. Por esa razón, las organizaciones de mujeres austriacas convocantes de las acciones de la Caravana Feminista a su paso por Austria, Attac feminista, Platform 2000 Frauen, Frauenforum Salzkammergut y Frauen Lesben Madchen Zentrum Vienna, incluyeron entre las actividades una visita a Mauthausen para denunciar que el estado austríaco aún no ha reconocido estas atrocidades; para reivindicar que se las incluya en la memoria histórica y se conceda a las víctimas el estatus de víctimas de guerra. Lo mismo que a los hombres que estuvieron allí presos. Ni una prebenda, sólo la justicia histórica que merecen.

Con motivo del paso de la Caravana Feminista, las organizaciones de mujeres austriacas colocaron una placa de madera en el memorial para dejar constancia de la historia de estas mujeres. No era la primera vez que lo hacían, ni será la última. La administración del campo, en lugar de velar por el valor histórico de campo de concentración, quita la placa en pocas horas. Y entonces ellas vuelven, la colocan y ellos la vuelven a quitar en un acto continuo de desprecio a las mujeres, y de desmemoria.

Por eso merece la pena hacer un alto siempre para recordar que las mujeres son parte de la memoria colectiva, son memoria histórica de estos procesos que convulsionaron España y Europa. Mujeres que han sufrido como el que más y, según vamos conociendo la historia, un poco más con sus cuerpos explotados  sexualmente, violados.

Tiene doble delito que hasta 1993 no se haya aprobado que “las violaciones de los derechos humanos de la mujer en situaciones de conflicto armado constituyen violaciones de los principios fundamentales de los derechos humanos y del derecho humanitario internacionales”, según reza la Declaración y el Programa de Acción de Viena aprobados en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos.

Así se escribe la historia…


Berta Cao es consultora de género. Experta en políticas de igualdad y en conciliación y gestión de los tiempos.
 


Fuente: Isla mujeres