martes, 29 de septiembre de 2015

Venezuela ante la razón cínica

Por André Abeledo Fernández*
Los millones invertidos por los poderes facticos y las oligarquías para confundir a la opinión pública mundial han hecho su trabajo, las horas de desinformación en los medios de comunicación de masas han surtido efecto, la mentira repetida una y mil veces se ha vuelto a convertir en verdad para millones de personas, los desinformados y engañados del mundo creen que Venezuela es hoy una dictadura, y sus presidentes, el tristemente fallecido Hugo Chavez primero y Nicolás Maduro, ahora, son terribles dictadores.
Esta estrategia de “satanizar” al enemigo no es nueva, la mentira es un arma muy eficaz y la verdad una victima del sistema capitalista, se utilizó contra Cuba, contra la URSS, se utilizó como coartada para invadir países, masacrar pueblos, y destruir naciones en todo el mundo.
El propio ex presidente de EE.UU, Jimmy Carter, ha reconocido que el sistema electoral de Venezuela es el mejor del mundo, y que las elecciones han sido ganadas limpiamente, pero todos los días se sigue acusando a Venezuela de ser una cruel dictadura.
Hasta los “progres” del mundo se han sumado a las críticas y hoy reniegan de la revolución Bolivariana con la esperanza de conseguir un puñado de votos.
Venezuela es esa extraña “dictadura” donde los “dictadores” se presentan a las elecciones y las ganan por mayoría, esa dictadura sin fosas comunes ni desaparecidos.
Venezuela es esa dictadura que invierte en educación y cultura, que ha acabado con el analfabetismo, que ha reducido drásticamente la pobreza y acabado con la miseria, esa dictadura donde se mejora y universaliza la sanidad pública y gratuita, Venezuela es esa dictadura donde se le da vivienda a quien no la tiene y las huelgas las hace la patronal, esa dictadura solidaria e internacionalista que colabora con sus vecinos.
¿Qué pasa en Venezuela?, o mejor dicho ¿por qué atacan a Venezuela?, porque Venezuela es hoy ejemplo como Cuba de que otro mundo es posible, porque Venezuela pretende ser soberana y decidir sobre sus asuntos sin injerencias extranjeras, porque Venezuela se declara socialista y anti capitalista, porque Venezuela ha comenzado un camino que asusta al capitalismo, un camino peligroso para ellos, un camino que pueden seguir otros.
En un mundo donde regímenes como el Estado Islámico vende niñas en mercados de esclavas, o entierra vivos a quienes se oponen, donde Arabia Saudí lapida mujeres, ahorca en plazas publicas a homosexuales, donde Israel realiza un genocidio contra el pueblo palestino, donde gobierna el capitalismo salvaje y la barbarie, nos dicen que el problema es Venezuela.

*Concejal de Esquerda Unida en el ayuntamiento de Narón, coordinador local de EU en Narón, y sindicalista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.