miércoles, 15 de junio de 2016

Nuestra Sanidad Pública, sus valores y enemigos.

CHUAC A Coruña
Estos días he podido saber que es intención de la Consellería de Sanidade de cerrar 200 camas lo que supone que por quinto año consecutivo se vaya a cerrar hasta mediados de septiembre esta planta de Cirugía Plástica, cosa que no concibo una vez conocida su función dentro del CHUAC.

No entiendo como alguien pueda tener la sangre fría de tomar decisiones como la de cerrar servicios médicos esenciales argumentando criterios económicos. ¿Acaso se le puede decir a una enfermedad o a una cirugía urgente que se tome un tiempo de descanso?

Por razones ajenas a mi voluntad me he visto obligado a permanecer ingresado en la planta de Cirugía Plástica del CHUAC durante mes y medio. Mi conciencia no quedaría tranquila si no hago público mi infinito agradecimiento a todo el personal de esa Planta. Su profesionalidad, trato amable y su dedicación para atender la más mínima necesidad del paciente ha llegado a emocionarme profundamente, pudiendo afirmar que muchos de estos profesionales van mucho más allá de su obligación. Por miedo de olvidar algún nombre (aprendí unos cuantos)no voy a referirme a ningún profesional en concreto. pero tengo que afirmar que nuestra Sanidad Pública es puntera y alguien está deseando desmontarla por razones inconfesables.

Desearía que muchas de esas personas que conspiran contra nuestro sistema de salud se pasaran por nuestros hospitales en calidad de enfermos y pudieran comprobar la locura que están intentando.

Sabía que teníamos una gran Sanidad Pública pero ahora que veo su funcionamiento desde dentro, afirmo que de ninguna de las maneras podemos permitir que quienes la desean privatizar se salgan con la suya
                                                                          José Manuel Sánchez Mesejo

2 comentarios:

  1. Deseo que te recuperes pronto..te necesitamos..tu eres de esas personas que dejan el mundo mas limpio..mas libre ..en definitiva un poco mejor..sobre la sanidad hay manifestaciones ..protestas.. asambleas..pero son escasa dada la magnitud de un problema quenos atañe a todos..los sanos de hoy y los enfermos de mañana..!animos y a seguir1 un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muchisimas gracias Carlos, sólo hago lo que mi conciencia me dicta y me frusta comprobar que en vez de avanzar no hacemos mas que retroceder. Si hace 30 años me cuentan la situación que padecemos actualmente no lo creería.

    ResponderEliminar

Los comentarios serán publicados una vez moderados.