lunes, 23 de enero de 2017

La movilización ciudadana frena en A Coruña la política especulativa de Defensa y Fomento



A Coruña sufre una clara discriminación porque Defensa cedió gratuitamente instalaciones y terrenos a ciudades como Barcelona o Alcalá de Henares. Ahora es Fomento, a través de la Autoridad Portuaria, el que pretende especular con terrenos que siempre fueron públicos.

*Manuel Monge.-Los ministerios de Defensa y de Fomento actúan en muchas ocasiones como auténticas inmobiliarias dedicadas a la especulación y esto no es nuevo en la ciudad de A Coruña. El gobierno municipal de mayoría absoluta del PSOE, que presidía Francisco Vázquez, firmaba el 30 de junio de 1984 un convenio con el Ministerio de Defensa, también de un Gobierno socialista, que dejaba en manos de la Gerencia de Infraestructuras de Defensa numerosas parcelas en el centro de la ciudad, donde antes existían instalaciones militares, y así ingresaron 8.000 de millones de pesetas con recalificaciones y ventas a través de subastas públicas.

Por los terrenos del antiguo cuartel de Zalaeta ingresaron 808 millones de pesetas en 1988, cuando la licitación base era de 240 millones de pesetas. Participé en esa subasta, cuando militaba en el Partido Socialista Galego - Esquerda Galega, presentando una plica con el siguiente texto: “una peseta, cantidad simbólica para una devolución gratuita”. Defensa ingresó también 1.650 millones por los terrenos del cuartel de San Amaro etc. Después quisieron vender, también a través de una subasta, el antiguo Hospital Militar. La movilización cívica paró esa operación especulativa a través de la creación de una Comisión Ciudadana, que apoyó el encierro durante varios días del comité de empresa del citado hospital en el palacio municipal de María Pita, y convocó una manifestación el 27 de julio de 1995 en la que participaron 15.000 personas.

Ya en 2016, Defensa hacía pública su intención de subastar otras tres parcelas para ingresar más de 24 millones de euros. Como respuesta, se crea la Comisión Abierta en Defensa de lo Común (CADECO), que convoca numerosas movilizaciones y presenta a todos los grupos municipales una moción, que es asumida y defendida por el grupo municipal del BNG en el Pleno del 11 de abril de 2016, y aprobada también con los votos de Marea Atlántica. Frente a esta política especulativa de las subastas, la moción apostaba por la “devolución gratuita al ayuntamiento de A Coruña de los terrenos del Campo da Estrada para uso público porque son espacios comunales, bienes propios, pertenecientes a la ciudad desde su fundación”. Por otra parte, A Coruña sufre una clara discriminación porque Defensa cedió gratuitamente instalaciones y terrenos a muchas ciudades como Barcelona, Alcalá de Henares etc.

Parece que el Ministerio de Defensa necesita ingresos para ejecutar los 19 Programas Especiales de Armamento (PEA) con un presupuesto de 31.631 millones de euros desde el año 2000. Dentro de ese Programa, los 68 aviones de combate EF-200 tienen un coste de 11.78 millones de euros. Y la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ya ha pedido un incremento de 2.000 millones del presupuesto de su ministerio para hacer frente al incremento del gasto militar.

Ahora es el Ministerio de Fomento, a través de la Autoridad Portuaria de A Coruña, el que pretende especular con terrenos que siempre fueron públicos, como la playa del Parrote, donde hoy están las instalaciones deportivas de La Solana y el Hotel Finisterre, después de realizar un relleno. Quieren que el ayuntamiento participe en la subasta anunciada y que pague por la recuperación de esos terrenos, cuya concesión acaba en 2027.

Para hacer frente a esta nueva operación especulativa, CADECO presentaba otra moción en el Pleno del pasado 9 de enero, que es aprobada con los votos de BNG y Marea Atlántica. Hubo otras dos mociones. Una de la Marea Atlántica, apoyada por PSOE y BNG, que instaba al Ministerio de Fomento a que “los muelles de Calvo Sotelo y Batería sean cedidos gratuitamente al ayuntamiento de A Coruña” y “concretar un nuevo Convenio de Normalización Financiera, que incluya el refinanciamiento de la deuda y la necesaria asunción por fondos estatales y portuarios de financiamiento de las obras del puerto exterior y de sus conexiones”. Otra moción del PSOE, también aprobada, hablaba de “paralizar la subasta de los terrenos sobre los que está ubicada La Solana, así como el Hotel Finisterre y garantizar la titularidad pública de dichos terrenos”; esta moción era apoyada también por el PP, después de que el Presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, anunciase públicamente que se convocaría la subasta en este mes de enero y después de firmar secretamente un convenio con la empresa Río Mero SA, actual concesionaria, que ofrecía 10 millones de euros para hacerse con las dos citadas instalaciones.

Crece el rechazo ciudadano a las políticas especulativas de Defensa y Fomento y más de 30 entidades (partidos políticos, sindicatos, asociaciones culturales y diversas entidades de A Coruña) aprobaban el 12 de enero un manifiesto, titulado “No a la venta y privatización de La Solana y del Hotel Finisterre” para recoger firmas en los centros de trabajo y en todos los barrios de la ciudad, apoyando los acuerdos de la moción presentada por la CADECO, ya aprobada por la corporación municipal: suspensión indefinida de la anunciada subasta, devolución gratuita de las instalaciones deportivas y del Hotel al ayuntamiento de A Coruña, modificación del Plan General de Ordenación Municipal, que el gobierno municipal convoque una reunión con todas las fuerzas políticas, sindicales y movimiento asociativo y que allí se convoque una gran manifestación para conseguir estas reivindicaciones.

Esta movilización ciudadaba parece que consiguió un primer objetivo: paralizar, de momento, la subasta. Es un triunfo parcial pero la “batalla” continúa porque está en juego el uso de cientos de miles de metros cuadrados del puerto, después del traslado de muchas de las actuales instalaciones portuarias al puerto exterior, y el gobierno del PP sabe que detrás hay muchos intereses inmobiliarios.
A Coruña tiene la palabra y por eso CADECO anunció ya la celebración de una consulta popular para conocer la opinión de la ciudadanía sobre las dos opciones que se presentan: política especulativa  y obtener ingresos, a través de subastas de los terrenos de los muelles, para pagar las deudas de Fomento, o devolución gratuita al ayuntamiento de A Coruña para equipamientos públicos y que Fomento asuma la deuda del puerto coruñés. Queremos el mismo tratamiento y la misma ayuda que recibe Madrid, donde Fomento aporta más de 5.000 millones de euros para rescatar las autopistas radiales de la capital.

*Manuel Monge Ensayista y sociólogo, ejerció como profesor de enseñanza media. Es miembro de la Comisión Abierta en Defensa de lo Común y colabora con artículos de opinión en MUNDIARIO y en otros medios. Fue concejal del BNG en A Coruña desde a 2003 a 2007, y presidente de la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica de A Coruña. 

Fuente: mundiario.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios serán publicados una vez moderados.