martes, 28 de febrero de 2017

La última prisionera de la guerra fría

Pascual Serrano
Durante su gira por España el pasado mes de abril, el cantautor cubano Silvio Rodríguez sorprendía a su auditorio dedicándole una canción y pidiendo la libertad para una mujer llamada *Ana Belén Montes. ¿Quién está detrás de ese nombre que por primera vez oían los espectadores?

El caso de Ana Belén Montes resultará desconocido para la mayoría de personas, sean españolas, estadounidenses o cubanas. Se trata de la prisionera 25037-016 de la cárcel texana del Federal Medical Center, en Fort Worth. Lleva entre rejas desde 2001 y no se prevé que salga hasta julio de 2026, su sentencia es de 25 años de prisión sin posibilidad de reducción. Montes no ha matado a nadie, ni tampoco ha herido, ni ha robado nada de valor económico para enriquecerse. Belén Montes pensaba -y sigue pensando- que la política del gobierno de Estados Unidos “hacia Cuba es cruel e injusta, profundamente inamistosa, me consideré moralmente obligada de ayudar a la isla a defenderse de nuestros esfuerzos de imponer en ella nuestros valores y nuestro sistema político”. Por ello, según sus propias palabras, “me involucré en la actividad que me ha traído ante usted [el juez ]”. Así lo declaró en su alegato en el juicio contra ella el el 16 de octubre de 2002.
Belén era una condecorada analista de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA) del gobierno de Estados Unidos que, tras ser arrestada, reconoció que espiaba para el gobierno cubano desde 1984, hacia 17 años. Un año después de empezar a colaborar con Cuba logró incorporarse a trabajar en el principal organismo estadounidense de espías. Primero fue la la analista principal de la DIA sobre El Salvador y Nicaragua, y más tarde fue designada analista política y militar jefe para Cuba. Belén Montes recibió 10 reconocimientos especiales a su labor, incluido un certificado especial entregado por el director de la CIA en 1997. Pero no solo los ojos de Ana Belén estaban en Cuba, como quería el gobierno de Estados Unidos, también estaba su corazón, y por ello consideró que debía defender esa revolución de los hostigamientos y agresiones del país más poderoso del mundo. Belén Montes memorizaba gran parte de la información que manejaba para enviarla de forma cifrada por un aparato de onda corta a los servicios de inteligencia cubanos. Aprendió a fingir ante el detector de mentiras, e incluso logró disimular en un entorno familiar nada fácil: su hermano era agente especial del FBI, su novio era agente de los servicios de inteligencia del Pentágono especializado en Cuba y y su hermana era analista de lengua española del FBI en Miami y, curiosamente, condecorada por su aportación al descubrimiento de espías cubanos.
Las autoridades acusaron a Belén de “comunicar, entregar y trasmitir al gobierno de Cuba y sus representantes, funcionarios y agentes, información relacionada con la defensa nacional de Estados Unidos, con la intención y creencia de que sería usada para perjudicar a Estados Unidos en beneficio de Cuba’’. La investigación judicial determinó que pasó una “considerable cantidad” de información clasificada al gobierno de Cuba, incluyendo las identidades reales de cuatro espías encubiertos e infiltrados en la isla y la ubicación de campos secretos de las fuerzas especiales del ejército de Estados Unidos en su guerra sucia en Centroamérica. Belén Montes no recibió ningún dinero de Cuba por su trabajo. “Obedecí mi conciencia más que obedecer la ley”, afirmó en el juicio. Es curioso, Ana Belén fue detenida pocos días después del 11S. La inteligencia estadounidense se estaba dedicando más a la búsqueda de espías cubanos que a terroristas de Al Qaeda.
En una entrevista en agosto de 2015, Ana Belén afirmaba: “Les digo a los cubanos algo que siempre he pensado y dicho a aquellos con los que compartí mi solidaridad con Cuba. A mí lo que me importa es que la Revolución Cubana exista. Las cuestiones internas de los cubanos es asunto de los cubanos. Incluso no me importa quien esté en el futuro; no es cuestión de nombres. Lo necesario es que haya Revolución Cubana siempre, a partir de la capacidad que se tenga para resolver los problemas. Tienen que cuidar la Revolución. Yo traté de hacerlo”.1
Durante décadas, unas veces directamente desde el gobierno estadounidense y otras con su beneplácito, Cuba ha sufrido todo tipo de agresiones, sabotajes, guerras bacteriológicas, intentos de magnicidio y atentados terroristas con el objetivo de derrocar a un gobierno que no se alineaba con la política del país más poderoso del mundo. Personas de todo el mundo han considerado que Cuba tenía derecho a defenderse, siempre de forma pacífica, y para ello la información era fundamental. Ana Belén fue una de ellas. Ahora se encuentra aislada de toda población penal y civil, en la prisión de la Base Naval de Fort Worth donde están encarceladas más de un millar de mujeres con desequilibrios mentales o de extrema peligrosidad. No puede tener ningún tipo de comunicación con el exterior, ni recibir ninguna correspondencia, llamada telefónica, ni literatura. Únicamente la puede visitar su padre y un responsable de la prisión una hora al mes. A pesar de ello, sigue mostrando su entereza: “estoy totalmente aislada. Vivo en condiciones de extrema presión psicológica. No tengo el más mínimo contacto con el mundo, salvo el que idealmente me imagino. Resistiré hasta el final aunque sea difícil”2.
Ana Belén Montes nació en una base del ejército de Estados Unidos en Alemania occidental, en 1957. Es la hija mayor de los puertorriqueños Alberto, médico militar y Emilia. La familia volvió a Estados Unidos y se estableció en Towson, a las afueras de Baltimore. Curiosamente su sensibilidad política contra las atrocidades de su gobierno en diferentes países comenzó en España, durante un programa de intercambio. Eran los años de la efervescencia política de la transición y conoció a un estudiante argentino que le explicó muchas cosas de las que sucedían en el mundo y que eran ignoradas por la juventud estadounidense.
Al acabar la universidad, Ana Belén se mudó durante un breve periodo a Puerto Rico, poco después volvió a Estados Unidos, donde encontró un puesto de mecanógrafa en el Departamento de Justicia, en Washington. Mientras se preparaba un máster en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins, fue conociendo las políticas del gobierno Reagan en América Latina y tomando una clara posición en defensa de la revolución cubana y en contra de la política intervencionista de su gobierno en el continente.
Su origen puertorriqueño y la humillación de la Administración estadounidense de sentirse burlada por una mujer que logró alcanzar la mayor confianza de la inteligencia del gobierno ha hecho que sea utilizada como una advertencia a cualquier estadounidense que se sitúe en contra de su gobierno, por muy honorables y éticas que pueda considerar sus razones.
El caso ha sido ignorado públicamente por todos los actores mientras pasaba sus años en prisión. Ni el gobierno cubano -centrado en los cinco agentes de la operación Avispa ahora ya liberados- ni mucho menos el estadounidense o los medios de comunicación han prestado atención a la espía Ana Belén Montes. Sin embargo un movimiento de solidaridad ha comenzado a gestarse desde diferentes puntos. Comenzó con la creación del Comité por un Trato más Humanos para Ana Belén Montes primero y posteriormente el Comité pro liberación de Ana Belén Montes dirigido por el académico y exdiplomático Néstor García Iturbe, un especialista que ha impartido clases en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, en La Habana.
También en este movimiento de solidaridad se encuentra el profesor del Seminario Evangélico de Matanzas, Douglas Calvo.34 “Si está llegando el tiempo de pasar página entre Cuba y Estados Unidos, hay que pasarla del todo, y eso incluye a Ana Belén Montes”, dijo Douglas Calvo, profesor del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas. Los activistas han enviado varias cartas al presidente Obama pidiendo su indulto o mejoras de las condiciones carcelarias. “¿Por qué no indultar a una mujer que luchó, básicamente, ayudando con sus informes a evitar una indeseable confrontación bélica donde hubieran caído muchísimos cubanos y también habrían muerto muchos jóvenes estadounidenses?”, opina Calvo. En una entrevista para el diario Público, Douglas Calvo denunciaba que en la prisión donde se encuentra Belén Montes “incluso supuestamente se han suicidado enfermos que estaban en estado de coma. Las condiciones de reclusión son tan duras que Lucy, su hermana, miembro del FBI, aseguró que Ana Belén vive en un infierno”. Calvo asegura que el Papa Francisco podría intervenir ante el presidente Obama. “Ahora que ya se demostró que sus informes para la DIA eran ciertos, que no estábamos fabricando armas de destrucción masiva en biotecnología, ya no hay razón para que Ana Belén Montes siga en prisión”. Mantenerla así “es perpetuar la guerra fría en un individuo, es pura venganza”, añade5.
Además se han constituido otros comités en México, Estados Unidos, Canadá y Francia, a los que se suman muchos de los que participaron en la campaña que culminó con la liberación de los cinco agentes cubanos. En uno de los diferentes manifiestos y escritos dirigidos al gobierno de Estados Unidos y a su presidente, el abogado José Pertierra afirma: “Es muy triste que siga presa… Lo ideal sería que la liberaran y la envíen a Cuba, porque lo que hizo no fue por dinero, sino porque ella consideraba como injusto el bloqueo por parte del país más poderoso del planeta. Creo que EEUU debe perdonar y soltarla”.
El cantautor Silvio Rodríguez ya puso en su blog Segunda Cita en 2011 la declaración de Ana Belén Montes en la corte Federal de Estados Unidos6. Ahora le ha dedicado una canción en sus conciertos por España y escribió en su blog: “Se llama Ana Belén Montes y fue alto oficial de los servicios secretos estadounidenses. Cuando sabía que le iban a hacer algo malo a Cuba nos pasaba la información. Por eso está cumpliendo una condena de décadas y hace unos años puse aquí como entrada su alegato de autodefensa. Ana Belén Montes. Mucho mal no nos pasó por su culpa. Libertad para ella”. 7
Aunque algunos señalan que el gobierno cubano está detrás de este movimiento de solidaridad, pero la verdad es que ningún medio estatal cubano ha informado del asunto ni el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba ni ningún alto cargo de la Administración se han pronunciado.
Tras quince años entre rejas, Ana Belén sigue firme en los motivos que le llevaron a su comportamiento: No me gusta nada estar en prisión, pero hay ciertas cosas en la vida por las que merece la pena ir a la cárcel”, escribe Montes en una carta de 14 páginas a un familiar. El pasado año volvió a insistir en sus principios: “Si me arrepiento me niego a mí misma y me sentiría insatisfecha. No está en el marco de mi lógica. Siempre supe las consecuencias posibles de lo que hacía. Era un riesgo que tenía que correr. El estar recluida en prisión es algo que he ido aprendiendo gradualmente a soportar, pero en mi fuero interno estoy tranquila. Hice lo que tenía que hacer. ¿Arrepentimiento? En estos años nunca me he arrepentido.(…) No tengo hijos ni esposo. Creo que ese fue el precio que a partir de un momento me di cuenta que tenía que asumir. Me interesó tener un compañero y formar una familia; pero no fue posible porque en la marcha todo se tornó complejo. Mi refugio personal es saber que hice algo útil y que no solo defendí a Cuba; también defendía al pueblo norteamericano. Hoy me concentro en resistir ante los intentos de quebrar mi voluntad”8.
Entre todos los que luchan por la libertad de Ana Belén Montes aparece el lógico razonamiento del sinsentido de una condena de 25 años en un momento histórico en que ambos países parecen ir superando por fin la guerra fría y el enfrentamiento que ha caracterizado el último medio siglo.
Publicado en la edición española de Le Monde Diplomatique de junio de 2016
1“El caso de la alemana-norteamericana Ana Belén Montes”. Resumen latinoamericano. 30-8-2015.
2“El caso de la alemana-norteamericana Ana Belén Montes”. Resumen latinoamericano. 30-8-2015. http://www.resumenlatinoamericano.org/2015/08/31/el-caso-de-la-alemana-norteamericana-ana-belen-montes/
3“Comité cubano pide a Obama que indulte a la espía Ana Belén Montes”. El Nuevo Herald. 18-10-2015 http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article39667665.html
4Calvo Gainza, Douglas. “Los campañistas por Ana Belén Montes en Miami y sus mentiras sobre la Iglesia Evangélica Cubana”. Rebelión, 26-4-2016 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=211626
5Ravsberg, Fernando. “Negociaciones para liberar a la agente que espió para Cuba en el Pentágono. Público, 26-10-2015 http://www.publico.es/internacional/negociaciones-liberacion-agente-cuba-espia.html
6Declaración de Ana Belén Montes en la corte Federal. Segunda Cita, 5-10-2011
8“El caso de la alemana-norteamericana Ana Belén Montes”. Resumen latinoamericano. 30-8-2015. http://www.resumenlatinoamericano.org/2015/08/31/el-caso-de-la-alemana-norteamericana-ana-belen-montes/


¿Debe Venezuela resistir?

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) constituyen una nueva forma de organización popular encargada, junto al Ministerio de Alimentación, de la distribución casa por casa de los productos regulados de primera necesidad.

JORGE GRELA.- El 2016 fue un durísimo año para el proceso bolivariano en Venezuela. A la situación política de enfrentarse con una oposición mayoritaria en la Asamblea Nacional, se sumaba la situación internacional de pérdida de apoyo regional (Brasil mediante un Golpe de Estado Parlamentario y Argentina, a través de un proceso electoral manipulado merced a una especie de Golpe Mediático), la caída del precio del petróleo y la crisis eléctrica provocada por la sequía más importante desde los años ’50 que incidió directamente en la generación de energía eléctrica que en Venezuela es un 70% de origen hídrico.

A esto hay que agregar curiosos ataques a la economía del país, como la sustracción de casi la mitad del papel moneda circulante de 100 bolívares, buscando generar un clima de malestar social por la falta de dinero efectivo. En lo que podría ser una nueva Operación Encubierta impulsada por los EEUU, esta acción tiene “el propósito de crear inestabilidad econó­mica con fines políti­cos”, ya que “las acciones de com­pra compulsiva y rete­nción de los billetes­ (…)­ no tienen ninguna racionalidad económica, pues las pérdidas en ­que vienen incurriendo los adquirientes son enormes” [1]. El principal efecto en la población es la falta de liquidez, y en la moneda una devaluación artificial provocada por exceso teórico de papel moneda, con el consiguiente encarecimiento de productos importados de primera necesidad (medicamentos sobre todo).

A lo largo de 2016, Maduro se reveló como un magnífico táctico. Ha corregido errores de bulto de la Revolución Bolivariana, tales como subvencionar productos que beneficiaban a todas las clases sociales y ha pasado a subvencionar a las personas, haciendo que quienes tienen capacidad adquisitiva paguen el precio de mercado. Ha sabido provocar y aprovechar errores de sus adversarios, tales como lo sucedido en la Asamblea Nacional (Parlamento), que controlada por la oposición, ha insistido en mantener como diputados a varios candidatos en cuya elección se demostró fraude, por lo que el Tribunal Supremo dictaminó la absoluta nulidad de todo lo actuado por dicha Asamblea Nacional. Mientras el sector más belicoso e intransigente de la oposición (esa cuyo primer acto público y notorio fue la de quitar los retratos de Simón Bolívar y Hugo Chávez del Palacio Legislativo) se mantiene en esa tesitura, el presidente Maduro logró que otra parte se incorporara a la Mesa de Diálogo que con el aval del Papa Francisco y representantes de organismos regionales busca apaciguar ánimos. Casi simultáneamente, después de una gira internacional del presidente venezolano, la OPEP acuerda frenar la producción petrolera, haciendo que inmediatamente el precio del barril detenga su caída en los 24 dólares y pase a cotizar algo más de 44 dólares norteamericanos, con el consiguiente beneficio para las arcas estatales bolivarianas [2]. Finalizando el año quitó de circulación los billetes de 100 bolívares e introdujo nuevo papel moneda de 500 bolívares, en una acción que tomó por sorpresa a grandes especuladores que vieron cómo miles de billetes pasaron a tener sólo el valor del papel en que están impresos [3].

El 2017 no comienza mejor. El recién nombrado presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, criatura mimada de José María Aznar y su FAES [4], partidario del Golpe de Estado contra Hugo Chávez en 2002 y del paro petrolero encabezado por la burocracia de PDVSA en 2003, que aparece como más dialogante que su antecesor, acaba de hacer un llamamiento a las Fuerzas Armadas Bolivarianas para que desconozcan al Presidente Maduro al decirles "Recuerden su juramento porque hoy Dios y la Patria se lo demandan. Demandan que ustedes sean los guardianes de la Constitución. ¿Quieren seguir siendo herederos del Ejército del Libertador o ser recordados como los guardianes de Nicolás Maduro?"[5]. Palabras que merecieron la respuesta en forma de Comunicado Oficial por parte del General en Jefe de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivarianas (FANB), Vladimir Padrino López que reivindica el papel de garante constitucional bolivariano, y por ende socialista, de las fuerzas armadas y finaliza con una contundente exigencia “¡Basta de llamados que pretenden involucrar a la institución en situaciones de corte faccioso contrarias a su esencia constitucional y profesional!” [6]

Las palabras de Julio Borges no tienen más efecto que el de hacernos pensar si no hay un trabajo de zapa que se está realizando dentro de las fuerzas armadas bolivarianas, agrupando a algunos sectores de la oficialidad descontentos con el devenir del país y que estarían dispuestos a dejarse tentar para garantizar el retroceso de los cambios. Parte de estas fuerzas quizá haya que buscarlas en algunos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana que han tenido actuaciones “extrañas” o “desafortunadas” en el desalojo de algunas empresas tomadas por el personal trabajador [7].

Mientras tanto, la vecina Colombia anuncia sus conversaciones para integrarse en la OTAN, contraviniendo los acuerdos regionales promovidos por UNASUR, CELAC y otros. Esto pone sobre la mesa la coacción de intervención internacional en la que, según el politólogo venezolano Juan Romero, “No deja de tener peso, la amenaza militar, representada por las bases militares del Comando Sur y la OTAN (…) cuyo apresto operacional se encuentra lista para una acción contra Venezuela, ante la posibilidad de un conflicto social, que “amenace” la paz y la estabilidad regional [8].

Contra todo pronóstico de la derecha venezolana e internacional, el gobierno de Nicolás Maduro resiste. El proceso bolivariano-chavista resiste. Ahora bien, el concepto de “resistencia”, es un concepto que, militarmente, se aplica ante una situación de avance del enemigo. Es algo coyuntural que no puede prolongarse en el tiempo. Y debe servir para poder reagrupar y acumular fuerzas propias y preparar la contraofensiva.

Parte de esa resistencia es la decisión de crear los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP). Constituyen una nueva forma de organización popular encargada, junto al Ministerio de Alimentación, de la distribución casa por casa de los productos regulados de primera necesidad [9].

El Partido Comunista de Venezuela destaca la importantísima labor de redistribución de la riqueza, pero se debe pasar a efectivizar cambios reales en la estructura económico-social del país. Una forma de pasar a la ofensiva sería impulsar, multiplicando la existencia de los Consejos Comunales, como concreción de Poder Popular, ya que estos Consejos están pensados como “instancias de participación, articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo organizado ejercer directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una sociedad de equidad y justicia social” [10].

De esta forma se podría actuar directamente en sectores sumamente sensibles en los que, como la alimentación, grandes empresas privadas gozan de posiciones dominantes, controlando el 80% del mercado, además de poder atacar a las mafias que operan y se benefician del desabastecimiento y corruptelas varias.

Como señalaba el dirigente comunista latinoamericano Patricio Etchegaray, la disyuntiva es Profundización de los cambios revolucionarios o Restauración.

La dirección del gobierno bolivariano debe acertar no solo en la táctica sino también en la estrategia. Y siempre de la mano del pueblo trabajador organizado y consciente, Venezuela debe resistir y pasar a la ofensiva.

Notas:
1. http://goo.gl/WjeJeD
2. Ver el magnífico artículo de Ignacio Ramonet en http://goo.gl/xZ5htB
3. Hay varios detenidos por intentar sacar grandes cantidades de papel moneda de la República Bolivariana de Venezuela. Entre ellos un español, dueño de un importante hotel de Alicante.
4. http://goo.gl/LM6FjC en diciembre de 2009 decía el mismo Julio Borges que “Para FAES Borges está entre los 20 líderes emergentes de Latinoamérica”
5. http://goo.gl/Fz9452
6. http://goo.gl/c3CCI8
7. https://goo.gl/7qtpBr
8. Ver más en http://goo.gl/wGzalC
9. http://goo.gl/6U1XrY
10. Artículo 2 de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales (LOCC) de 2009

Fuente: MUNDO OBRERO

lunes, 27 de febrero de 2017

“Non son un refuxiado, son un ser humano e necesito ser tratado como tal”


Marcos Pérez Pena/@marcosperezpena.- Ahmad é sirio, ten 31 anos e vive na Coruña. Chegou hai uns meses á cidade, procedente dos campos de refuxiados gregos. Foi un afortunado, a este respecto, formando parte dese escaso milleiro de vítimas da guerra en Siria acollidas por España (a pesar de terse comprometido a recibir unhas 16 mil). Fora destinado á cidade herculina de forma provisional, como sucede noutros casos, pero nese breve espazo de tempo atopou un fogar na Coruña, comezando por Leticia (á que coñecera en Idomeni) e a súa familia (á nai de Leti chámalle “miña nai”) e outras persoas. Un arraigo.
Porén, dende o Ministerio indicáronlle que debía mudarse a Barcelona, onde lle garantían un lugar nunha vivenda e unha pequena axuda económica para sobrevivir. “Tiña os meus amigos aquí, e eles decidiron que tiña que marchar a Barcelona. Unha persoa en Madrid non pode decidir onde teño que ir eu. Non necesito o diñeiro que me ofrecían. O que máis necesito é sentir que que son un ser humano, necesito o contacto humano, iso é máis importante”, destaca. Ademais, engade: “Non quero que me controlen a través do diñeiro. Agora estou fóra, son libre, podo dicir o que queira sobre as políticas da UE e sobre o Goberno español”.

Gústalle A Coruña. Gústalle “a paz” que ve nas súas rúas, gústalle ver á xente “paseando, facendo deporte, sorrindo, vivindo”. “Non me vas crer, pero A Coruña recórdame á cidade de onde veño. E a xente tamén me recorda á xente que coñezo alí, á miña familia”, di. “A xente aquí é cálida, moi diferente dos alemáns e das persoas doutros países de Europa. Sinto a cultura española moi próxima á miña e por iso aquí síntome eu mesmo. Son Ahmad, son Sirio, son árabe, e quero seguir séndoo, é importante para min: aínda que non teña nada téñome a min”, di. 
Aquí colabora como voluntario con algunhas organizacións sociais. Tamén deu algunhas charlas sobre a situación do seu país e dos millóns de refuxiados e refuxiadas que, coma el, tiveron que fuxir. Ahmad necesita colaborar, necesita facer cousas. “Necesito usar as miñas mans”, di. En Siria era carpinteiro, e como carpinteiro gañou a vida os meses que pasou en Turquía, antes de chegar a Grecia. Mesmo cando estaba nos campos de refuxiados (en Idomeni e Karamanlis) non deixou de traballar en ningún momento: facía de intérprete, ocupábase de recoller o lixo e mesmo axudou a construír unha pequena escola, tanto para nenos coma para adultos, na que se ensinaba inglés, matemáticas, historia..., e tamén unha biblioteca e un ximnasio. “Hai que formarse. Os campos de refuxiados son só un lugar provisional, pero nalgún momento terás que traballar ou ir a unha escola de verdade, e hai que estar preparado”, explica. “Estás nun campo de refuxiados, pero tes que organizarte, tes que autoorganizarte; se o fas podes vivir un pouco mellor, podes ter o mellor campo de refuxiados”.

Foi alí, nos campos de refuxiados, onde gañou un alcume co que algunha xente se refería a el, smile maker (o creador de sorrisos), pola súa actitude positiva a pesar das adversidades, e a súa vontade inquebrantable de axudar os demais. Conta que quedou moi impresionado polo seu traballo cos nenos e nenas pequenas, pola forma en que reflectían nos seus debuxos a guerra e o camiño que percorreran como refuxiados e refuxiadas. Tamén pola obsesión do Daesh en educar dende moi pequenos aos rapaces e rapazas na súa ideoloxía (“están intentando controlar o que pensan os nenos e nenas. A min e a meu irmán deixábanos un pouco ao noso aire, facían a vista gorda, pero non aos máis pequenos”). Todas estas experiencias fixéronlle tomar a determinación de estudar nalgún momento Psicoloxía “para axudar os nenos e nenas de Siria cando remate a guerra”.
Os seus pais, aos que viu por última vez en novembro de 2015, seguen vivindo en Raqqa, ocupada dende hai anos polo Estado Islámico, que a converteu nunha sorte de capital. Tanto el coma o seu irmán (agora en Alemaña) marcharon, na procura dun futuro. “A miña familia está a salvo, pero nesa situación nunca estás completamente a salvo. Vivir sempre con medo non é vivir. A vida non é saír á rúa e estar mirando ao ceo por se hai un bombardeo. Ou estar pendente por se te detén o Daesh. Ou dicir o que eles che obriguen a dicir. Ou ter que presenciar execucións públicas”, explica.
Como era a vida en Siria antes da guerra? "Vivíase ben. Tiñamos sanidade gratuíta, había paz. É certo que o Goberno non miraba moito para Raqqa, e non podíamos falar sobre o Presidente, pero viviamos en paz", di. Pregúntolle tamén se cre que as cousas mellorarán para o seu país, se hai algunha solución. "A única solución é parar a guerra, primeiro hai que parar a guerra. Pero hai moitos países con intereses, países que están facendo negocio en Siria, dende os Estados Unidos a Rusia", explica cunha certa tristeza.

Tamén relata a dureza do percorrido que o levou de Raqqa a Idomeni, aínda que sen perder nunca o sorriso. Conta como cando chegou a Turquía non sabía o idioma e ofrecíase pola rúa a construír casas, con xestos: que nunha ocasión traballou durante varias semanas para unha persoa que, ao final, non lle pagou, e que cando quixo protestar ante as autoridades, ninguén lle fixo caso, dicíndolle que era "ilegal" e que non tiña dereito ningún. Relata tamén como ao seu irmán o Daesh lle quitou tres mil euros. Lembra como cruzaron o Mar Exeo, pagando mil euros nun barco ateigado de xente. Un como en Grecia sufriu varias malas experiencias, de persoas que buscaban aproveitarse dos refuxiados, cobrándolles moi por riba do prezo normal.
O seu relato tráeme á cabeza a crónica que fixo Primo Levi (en A Tregua) da súa volta a Italia tras saír vivo de Auschwitz, un proceso que para centos de milleiros de refuxiados foi moi duro e durou meses: "Sentíame extenuado, non só fisicamente: como un atleta que estivo correndo durante horas enteiras, esgotando todas as súas reservas e chega á meta; e no momento en que, exhausto, déixase caer en terra, obrígano a porse de pé brutalmente, e a botarse a correr outra vez, na escuridade, cara a outra meta que non sabe a que distancia está".
Ahmad séntese afortunado na Coruña, mais está aínda lonxe de ver regularizada a súa situación. Os trámites van moi lentos, todo vai moi lento. A pesar de que xa leva varios meses en España, en marzo terá unha entrevista para poder acceder á Tarxeta vermella, un documento oficial de identificación como solicitante de protección internacional que autoriza a unha persoa solicitante de asilo a permanecer en territorio español durante o período no que se decide a resolución da solicitude. Conta que o seu irmán chegou a Alemaña moito despois que el a España e que xa viu recoñecido o dereito de asilo. Pero el, de momento, agarda. "Todos agardan: eu teño a sensación de estar todo o tempo agardando, tamén agarda a miña familia en Raqqa e os refuxiados nos campos", di. O que conta recorda tamén ao que di a voz en off no inicio de Casablanca (“os afortunados, con cartos, influencias ou sorte, obtiñan visados para Lisboa, a antesala do Novo Mundo. Pero os outros agardaban en Casablanca... e agardaban... e agardaban... e agardaban...”).
"A xente está agardando a que o Goberno español tome decisións", denuncia, enumerando a continuación unhas cifras que coñece moi ben: "Cinco millóns de persoas saíron de Siria, hai países moi pequenos -coma o Líbano- que acollen a millón e medio, en Grecia estabamos máis de 60 mil... E España só pode facerse cargo de mil, dos 16 mil que prometeu?", pregúntase. A guerra en Siria e a situación de millóns de refuxiados está a servir como medida (unha vez máis) da altura moral das sociedades europeas e do verdadeiro alcance práctico dos tantas veces invocados dereitos humanos. Hanna Arendt denunciou trala Segunda Guerra Mundial, nun momento no que centos de milleiros de refuxiados (algúns sen patria á que pertencer) vagaban polo continente á espera dun pasaporte, que "o mundo non atopou nada sagrado na abstracta nudez do ser humano". “Non son un refuxiado, son un ser humano” -reclama de forma parecida Ahmad- “E necesito ser tratado como tal”. 

 

Peligra el futuro de la alimentación humana

Será difícil acabar con el hambre para 2030 porque está en peligro la capacidad de la humanidad para alimentarse debido a las crecientes presiones sobre los recursos naturales, la mayor desigualdad y las consecuencias del cambio climático, alerta el último informe de la FAO. En los últimos 30 años, se lograron grandes avances significativos en la reducción del hambre, aunque la “expansión de la producción alimentaria y del crecimiento económico vino con un costo muy alto para el ambiente”, señala la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) en el documento divulgado este miércoles 22.
“Casi la mitad de los bosques que antaño cubrían el planeta han desaparecido y las aguas subterráneas se agotan con rapidez”, señala el documento “El futuro de la Alimentación y la Agricultura: Tendencias y desafíos”. “Las fuentes de agua subterránea se agotan rápidamente. La biodiversidad se ha visto gravemente erosionada”, precisa.
Eso hace que “de continuar las tendencias actuales, podrían superarse los límites planetarios”, alerta el director general de la FAO, José Graziano da Silva, en la introducción al informe.
En 2050, se estima que el planeta tendrá 10.000 millones de habitantes. En un contexto de moderado crecimiento económico, el aumento de población elevará la demanda mundial de productos agrícolas en 50 por ciento respecto de la actual, lo que incrementará la presión sobre los recursos naturales ya muy exigidos.
Asimismo, un mayor número de personas comerán menos cereales y más carne, frutas, verduras y alimentos procesados, como resultado de la actual transición que experimenta la dieta global y que se suma a las presiones ya existentes, generando más deforestación, mayor degradación del suelo y un aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.
A eso se suman las dificultades derivadas del cambio climático, lo que “afectará cada aspecto de la producción alimentaria”, señala el informe, como una mayor variabilidad en las precipitaciones, mayor frecuencia de sequías e inundaciones.
¿Hambre cero?
La cuestión central que plantea la FAO en su informe es si los sistemas alimentarios y agrícolas serán capaces de cubrir de forma sostenible las necesidades futuras de la creciente población mundial.
Según la la agencia, sí podrán hacer frente a esas necesidades crecientes y de forma sostenible, pero para lograrlo y asegurarse de que los beneficios lleguen a toda la humanidad, se necesitarán “grandes transformaciones”.
Pero sin un impulso a las inversiones y un reequipamiento de los sistemas alimentarios, muchas personas todavía seguirán hambrientas en 2030, cuando vence el plazo para cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, en especial el de erradicar la inseguridad alimentaria crónica y la malnutrición, alerta el documento.
“Sin un esfuerzo adicional para promover un desarrollo que tenga en cuenta a los más pobres, reduzca las desigualdades y proteja a los más vulnerables, más de 600 millones de personas estarán subalimentadas en 2030”, precisa. “De hecho, los avances actuales no serán suficientes para erradicar el hambre para 2050”, acota.
¿De dónde vendrá nuestra comida?
Dada las pocas posibilidades de aumentar las tierras dedicadas a la agricultura y el agua empleada, el aumento de la producción para cubrir la mayor demanda tendrá que lograrse principalmente mejorando la productividad y la eficiencia en el uso de los recursos, recomienda la FAO.
Pero es preocupante la tendencia a la estabilización del crecimiento de la producción de cultivos importantes. Desde la década de los años 90, las cosechas de maíz, arroz y trigo aumentaron en promedio uno por ciento al año, advierte el informe.
Para hacer frente a los desafíos señalados en el documento, entre otros, no es posible seguir haciendo lo mismo como hasta ahora.
“Se necesitarán grandes transformaciones en los sistemas agrícolas, en las economías rurales y en la gestión de los recursos naturales si queremos hacer frente a los múltiples desafíos que tenemos por delante, así como si queremos explotar todo el potencial de la alimentación y la agricultura para garantizar un futuro saludable para todas las personas y todo el planeta”, subraya.
“Los sistemas agrícolas intensivos que utilizan muchos insumos, causantes de la masiva deforestación, de la escasez de agua, del agotamiento del suelo y de las grandes emisiones de gases invernadero, no pueden ofrecer una producción agrícola y alimentaria sostenible”, asegura la FAO.
Más con menos
El mayor desafío es producir más con menos, al tiempo que se protegen y se mejoran las distintas formas de sustento de los pequeños agricultores familiares y se garantiza la alimentación de las personas más vulnerables.
“Para ello se precisa un enfoque de doble vía que combine las inversiones en protección social con inversiones en actividades favorables a los pobres. De esta manera, se abordará la subalimentación al mismo tiempo que se incrementarán las oportunidades para la generación de ingresos de las personas pobres”, recomienda la FAO.
Según esa agencia de la ONU, el mundo debe cambiar a sistemas de alimentación más sostenibles, que logren un uso más eficiente del suelo, del agua y de otros insumos y reduzcan de forma sensible el uso de combustibles fósiles, para reducir drásticamente las emisiones contaminantes, lograr una mayor conservación de la biodiversidad y reducir el volumen de los desperdicios.
Para se necesita una mayor inversión en los sistemas agrícolas y agroalimentarios, así como más fondos para la investigación y el desarrollo, recomienda el informe, así se podrá promover la innovación, impulsar la producción sostenible y encontrar mejores formas de hacer frente a los problemas de escasez de agua y de cambio climático, precisa.
Además de impulsar la producción y la resiliencia, es también fundamental crear cadenas para el suministro de alimentos que mejoren la relación entre productores y mercados en las ciudades de los países de bajos y medianos ingresos, además de medidas para mejorar el acceso de los consumidores a alimentos seguros y nutritivos y a un precio accesible, como políticas de precios y programas de protección social, añade el informe.
El director adjunto de la FAO para economía y desarrollo social, Kostas Stamoulis, subrayó que el mayor desafío para la agricultura y la alimentación en el futuro será el recalentamiento planetario. “Requiere cambios en las prácticas agrícolas y en el desarrollo de una agricultura que se adapte mejor al cambio climático”, subrayó.
Stamoulis, y los otros dos autores del informe, Rob Vos, director de la División de Desarrollo de Economía Agrícola, y Lorenzo Bellu, jefe del equipo de Estudios de Perspectiva Mundial, organizaron el martes 21 una conferencia de prensa para profundizar sobre los asuntos más importante de este nuevo informe de la FAO
.
Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2017/02/peligra-el-futuro-de-la-alimentacion-humana/

jueves, 23 de febrero de 2017

Donald Trump: ¿Se terminó el outsider?

Donald Trump y Marco Rubio. Foto tomada de El Nuevo Herald
Por Iroel Sánchez.- Todo parecía indicar que Donald Trump no llegó a la Casa Blanca con América Latina entre sus prioridades.
A diferencia de lo sucedido con el Oriente Medio, donde desde la campaña electoral sus amenazas a Irán han generado respuestas del gobierno de Teherán y aumentado las tensiones en un escenario donde Estados Unidos ha perdido liderazgo a partir del papel de Rusia en la crisis siria, en Latinoamérica había sido diferente. 
Con excepción de las deportaciones de inmigrantes, incluyendo la construcción del muro con México, el Tratado  de Libre Comercio con ese país, y los irrespetuosos pronunciamientos sobre la muerte de Fidel, hechos desde Miami, el magnate inmobiliario devenido presidente no se había manifestado sobre la región que históricamente Washington ha considerado su patio trasero, ni sobre Venezuela, el país que la administración de Barack Obama calificara de amenaza "inusual y extraordinaria" contra la seguridad de EE.UU. El mismo Presidente venezolano, Nicolás Maduro, llegó a decir que nada sería peor que Obama. 
Sin embargo, este 13 de febrero, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó al Vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, alegando nexos con el narcotráfico y diciendo era resultado de "una larga investigación" pero solo una semana antes el senador Bob Menéndez y la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, ambos de la ultraderecha cubanoamericana, enviaron a Trump una carta, con la firma de 32 legisladores, solicitando investigar "de forma exhaustiva” la “conducta y actividades” de El Aissami y adoptar sanciones contra él, donde citaban como prueba publicaciones de la misma prensa que Donald Trump no cesa de calificar como mentirosa.   
Casi en paralelo, la televisora CNN en Español, a la que Trump incluye en su lista de prensa mentirosa y desde hace años tiene fuertes vínculos con la ultraderecha cubanoamericana asentada en Miami, saca al aire una trama basada en un ex funcionario de tercera del gobierno venezolano para acusarlo de tráfico de pasaportes y luego pasar a un clima de guerra antichavista en toda su programación.  
Entre los suscriptores de la misiva de Ros-Lehtinen y Menéndez a Trump estaba el también senador cubanoamericano Marco Rubio, quien se felicitó por las sanciones contra El Aissami y deseó que estas sean  “solo el principio para asegurarnos de que el régimen de Maduro siente presión para poner fin a sus actividades ilícitas, liberar a todos los presos políticos, empiece a tolerar el disenso y respete la voluntad de los venezolanos que votaron para que se abandone el desastroso camino de Chávez y Maduro”. La noche del 15 de febrero Trump cenaba con Rubio luego de que el presidente recibiera a Lilian Tintori, la esposa de Leopoldo López, quien cumple cárcel en Venezuela por incitar a los hechos de violencia que costaron la vida de 43 personas. El diario de Miami El Nuevo Herald, transmite el ambiente del encuentro: "Un sonriente Rubio aparece en la foto con el presidente, el vicepresidente Mike Pence y Tintori"
Con posterioridad a la cena, Trump declaró a la prensa: “Cenamos con el senador Rubio y su esposa, que es adorable y tuvimos una discusión muy buena sobre Cuba, porque tenemos ideas muy similares sobre Cuba”. 
Y la semana siguiente la secuencia continuó en La Habana, donde personas pagadas desde Miami invitaron a tres políticos latinoamericanos que ya pasaron sus quince minutos de fama para que encabezados por el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, entidad a la que Cuba no pertenece ni debe respeto alguno por su historial de agresiones y complicidades contra la Isla, les acompañaran en un show propagandístico con el obvio propósito de provocar una reacción en Washington, quebrar el amplio consenso del que goza el gobierno cubano en la región y afectar los procesos de integración que en los últimos años han avanzado a través de foros como la CELAC. 
"Un outsider", se decía de Donald Trump al llegar a la Casa Blanca pero, al menos en América Latina, la maquinaria política de Miami ya lo tiene inside

Ecuador: gran victoria de Alianza País.

Por Ángel Guerra Cabrera.- La derecha comenzó a gritar fraude el mismo día de la jornada electoral porque temía el tamaño de la derrota que le esperaba y, como es usual, le apuesta al expediente golpista. La derecha y los grupos oligárquicos e imperialistas que defiende, solo están a favor de la democracia mientras les es funcional a sus intereses. En el caso de Ecuador, sabe que con más de un millón de votos (raspando el 40 por ciento necesario para ganar en primera vuelta) y más de 11 puntos de diferencia que  le lleva el candidato Lenín Moreno, de Alianza País (AP) al abanderado del neoliberal CREO, el banquero multimillonario Guillermo Lasso, es imposible que pudiera imponerse. Fuera en primera; o en segunda ronda, como ya es un hecho.
Mucho menos con un candidato repudiado por una parte importante de la población, que conoce sus inescrupulosas andanzas como banquero y sabe que si ha llegado hasta aquí es gracias a los millones de dólares gastados durante años en la compra o engaño de conciencias. Y no es solo eso. Los candidatos de la Revolución Ciudadana obtuvieron la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional, en el número de diputados al Parlamento Andino y ganaron la inédita consulta popular que prohíbe a partir de ahora a los funcionarios públicos, electos o designados, poseer cuentas en los paraísos fiscales. Esta consulta, adversada frenéticamente por Lasso, la propuso el presidente Rafael Correa cuando al conocerse los “papeles de Panamá”, trascendió que políticos ecuatorianos opositores disponían de ese tipo de cuentas.
Pero la derecha hizo más aún que chillar por un supuesto fraude. Según ha denunciado Correa, infiltró el Consejo Nacional Electoral para que ingresaran primero las actas donde ganaba la oposición y más tarde en las que se imponía AP con el propósito de crear la imagen de fraude cuando se diera a conocer los cómputos, en los que resultaba ampliamente puntero Lenín Moreno desde el primer boletín oficial.  Paralelamente, Lasso cercó con sus huestes el Consejo Nacional Electoral, donde mantiene un plantón apoyado por otros candidatos derechistas y logísticamente por Mauricio Rodas, alcalde de Quito y su compinche. Desde allí se ha llamado a “incendiar Quito”, mientras grupos de choque llevaban a cabo actos vandálicos contra edificios públicos y residenciales en la capital y en el litoral, arrebataban actas a funcionarios electorales y los expertos en guerra sucia dirigían una tupida campaña golpista de infundios en las redes digitales. Es oportuno recordarlo, contra Correa ya hubo un intento golpista frenado por su valiente actitud, la movilización popular y la rápida reacción de la UNASUR.
Conviene advertir al lector no informado, que Lasso fue uno de los artífices del llamado feriado bancario de 1999, que desplumó a cientos de miles de cuentahabientes, sumió en la miseria a millones de ecuatorianos y generó la ola migratoria mayor de la historia del país.  
Amiguetes del multimillonario, los también banqueros hermanos Isahías, prófugos en Estados Unidos de la justicia ecuatoriana, alimentan desde allí las sistemáticas campañas de mentiras contra el gobierno de Correa implementadas por la monopólica CNN, los medios neoliberales de difusión de la región, los españoles y los locales, con la complicidad de los desprestigiados congresistas cubanoestadunidenses, en particular Ileana Ros-Lehtinen, una de las principales operadoras de la contrarrevolución (anti)cubana de Miami.
En cuanto a la veracidad de los cómputos del Consejo Nacional Electoral, este ha recibido el reconocimiento a su fiabilidad por las misiones de UNASUR y de la OEA.  Es solo a partir de la elección de Correa como presidente, que los procesos electorales se transparentaron y modernizaron.
La Revolución Ciudadana ganó en toda la zona costera afectada por el terremoto de 2016, especialmente de la muy dañada y poblada provincia de Manabí. Ello demuestra el reconocimiento de los electores al gran esfuerzo de reconstrucción realizado por el gobierno correísta en medio del embate financiero ocasionado por la caída drástica de los precios del petróleo, la crisis capitalista internacional y la gran desventaja de haber perdido Ecuador la moneda nacional y estar atada al dólar su economía. También recibió el voto mayoritario de los ecuatorianos en el exterior.
Solo queda ahora rematar esta victoria con una mayor goleada a Lasso en la segunda vuelta.

Twitter: @aguerraguerra

miércoles, 22 de febrero de 2017

La política de Trump podría provocar la aparición de campos de refugiados en México

Henry Romero/Reuters
Estados Unidos no devolverá a las personas deportadas a sus países de origen, sino que las enviará a territorio mexicano. 

Este martes, Estados Unidos ha anunciado nuevas disposiciones para regular su política migratoria, que mantienen la sintonía con las promesas de campaña del presidente Donald Trump y suponen mayores restricciones y un aumento de las opciones para que ese país deporte a los alrededor de 11 millones de personas indocumentadas que se estima que residen en territorio estadounidense.
Una de esas resoluciones preocupa particularmente a México: EE.UU. ya no enviará a los inmigrantes indocumentados a sus países de origen, sino que los mandará al otro lado de la frontera mexicana para que esperen allí hasta que se defina su situación legal.
Alejandro Hope, analista de seguridad de la Ciudad de México, estima que "estamos hablando, potencialmente, de centenares de miles de personas" y recuerda "el caso de los haitianos en Tijuana. ¿Cuántos serán, 7.000 u 8.000? Y ya está desbordada la situación".
En concreto, en México existe el temor es que comiencen a formarse campos con miles de inmigrantes que esperarían su opción de ingresar en suelo estadounidense y, en el caso de no lograr su propósito, podrían solicitar que les admitieran como ciudadanos mexicanos.

¿Qué puede hacer México?

El director del Centro Binacional de Derechos Humanos de Tijuana, Victor Clark, explica que, legalmente, el Gobierno mexicano puede negarse a aceptar deportados de terceros países.
Ese procedimiento de expulsión es el siguiente: los agentes del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) "abren las puertas" de la frontera donde "tienen a los deportados" y "entregan una lista con sus nombres a un funcionario de inmigración mexicano", aclara Clark.
Este especialista detalla que entran a México de uno en uno y, cuando el agente de inmigración mexicano ve a una persona que no es su compatriota, comunica al agente del ICE que no puedo aceptarla y tiene que regresar a Estados Unidos.
Por su parte, Hope subrayó que "un Gobierno mexicano no podría aceptar" esa situación "sin ir de la mano de miles de millones de dólares". Un ejemplo similar fue el acuerdo para que Ankara permita la entrada de refugiados sirios procedentes de la Unión Europea a cambio de recibir 3.000 millones de euros.
Hasta el momento, ni las autoridades estadounidenses ni las mexicanas han realizado declaraciones oficiales sobre cómo abordar este tema.

Fuente: RT

martes, 21 de febrero de 2017

Matar motorizados para tumbar el Gobierno / Habla el padre de Elvis Durán



Elvis Rafael Durán, de 29 años, fue la primera víctima de la colocación de cables de acero en las vías públicas durante la jornada de actos terroristas promovidos desde febrero de 2014 por Leopoldo López Mendoza

El jueves 20 de febrero de 2014 los gemelos Elvis Rafael y Elvir Rafael Durán de Las Rosas celebraron su cumpleaños número 29.
Siempre lo hacían juntos y ese día no fue la excepción, a pesar de que solo seis días antes Elvir había resultado herido de cuatro disparos durante un asalto para quitarle su motocicleta en la avenida Francisco de Miranda.
Les tocó hacerlo en una sala de hospitalización del Hospital Domingo Luciani, ubicado en el sector El Llanito al este de Caracas, la capital venezolana.
Pasaron toda la tarde juntos, cantaron, comieron torta y compartieron con sus padres, sus mujeres y sus hijas.
Quien cuenta la historia es Luis Rafael Durán, un herrero oriundo de Maracaibo, del occidental estado Zulia, que actualmente tiene 59 años y es padre de los gemelos.
Había llegado a Caracas el sábado anterior, tras el asalto a Elvir, y desde entonces lo acompañaba en el hospital donde se recuperaba.
Allí estaba el viernes en la noche cuando recibieron la llamada de un amigo del joven que anunciaba que Elvis Rafael estaba muerto.
Era poco después de las ocho de la noche y en medio de la sorpresa inicial, Luis Rafael dice que le parecía como una broma cruel, pero broma al fin.
Cuando recibieron la llamada de otra persona con la misma información, el padre salió corriendo para ir hasta el lugar que le indicaban: la avenida Rómulo Gallegos a la altura de la urbanización Horizonte, casi enfrente de la estación de servicio.
Un taxi que dejaba a un paciente lo llevó y allí efectivamente encontró a su hijo Elvis, muerto sobre el pavimento. Estaba boca abajo con la cabeza orientada hacia el este, pero el canal de circulación con sentido hacia el oeste de la ciudad.
La motocicleta, modelo HJ Cool de Suzuki del año 2013 y con motor de 150 cc, estaba al otro lado, en el canal con sentido hacia Petare, en el este, donde vivía el joven.

“La Salida” es la muerte

La muerte de Elvis fue provocada por un cable de acero colocado entre dos postes o soportes verticales a una altura del cuello de una persona sentada en una motocicleta.
Ocurrió nueve días después de que una movilización, convocada por el activista de derecha Leopoldo López Mendoza, en el centro de Caracas, terminara en violencia extrema.
Se trataba de la puesta en marcha de un plan denominado “La Salida” y diseñado cuidadosamente desde el año anterior.
Tras un breve discurso de López, quien lidera el partido Voluntad Popular, jóvenes encapuchados comenzaron a lanzar piedras contra la fachada de la sede del Ministerio Público, en la avenida Universidad.
Asimismo, destrozaron los bancos y el piso de Parque Carabobo y usaron los escombros resultantes como proyectiles.
En medio del ataque, y en forma muy rápida, parte del grupo que actuaba con precisión de reloj destrozó, derribó y finalmente incendió varios vehículos estacionados en las adyacencias, pertenecientes al Cicpc (policía criminalística), cuya sede está en el sector.
Desde ese día se inició en Caracas una serie de actos cotidianos de violencia callejera que arrancaban con el cierre de calles y terminaban con ataques con armas de fuego y explosivos  en contra de los cuerpos policiales que intentaban restablecer el orden.
Este suceso, ocurrido en la avenida donde cayó Elvis, ya se había hecho habitual e incluía quema de basura y colocación de obstáculos para evitar el tránsito de vehículos y en muchos casos el de los peatones.
A partir del jueves surgió un elemento adicional: guayas o cables de acero o alambres en sus distintas versiones colocados como barreras colgantes, generalmente bien tensadas.

El general de las guayas
 
Quien hizo populares los cables de acero como trampas para herir y matar a motorizados fue el general retirado del Ejército con posturas abiertamente anticomunistas. De hecho parte de esas posturas dieron origen a su adelantado pase de retiro.
Se trata de Ángel Vivas, nacido en Táchira, quien el jueves 20 de febrero escribió en su cuenta de la red social Twitter indicaciones precisas sobre como diseñar las trampas.
“…se deben atravesar cuerdas de nylon o alambre galvanizado a  1,20 metros de altura…”, publicó.
Esa es la altura común del cuello o cara de un motorizado en promedio, lo que convertía en mortal el breve mensaje en Twitter.
El mensaje fue difundido al mediodía, y desde esa tarde se comenzaron a instalar barreras encontradas en distintas partes de la ciudad.
El “accidente” de Elvis no fue el único causado esos días, solo fue el más notorio por haber fallecido y de paso ser el primer muerto.
En los días siguientes Vivas siguió promoviendo su curso por Twitter para derribar motorizados y además enriqueció la propuesta con instrucciones para quitar alcantarillas y rejillas de los drenajes de las calles, colocación de piezas para pinchar cauchos (llantas) y rociado de aceite sobre el pavimento. Esto último lo hicieron incluso en vías rápidas como autopistas.
Ese conjunto de elementos causó múltiples siniestros e incluso el fallecimiento de personas.

Policías apoyan a violentos

Para el momento de su muerte, Elvis trabajaba como depositario en el centro de distribución de la cadena de supermercados Excelsior Gama, ubicado en La California.
Su padre sospecha que subió hacia la zona norte para evadir situaciones de violencia similares que tenían lugar en los alrededores de su centro de trabajo.
En esos días, los que causaron la violencia generalizada en la zona este de Caracas, un área predominantemente de sectores medios, consideraba como una amenaza a los habitantes de los barrios pobres ubicados en los alrededores de Petare. Y ese temor aumentaba si se desplazaban en motos.
Por eso el ataque tan preciso que sufrió Elvis. Era un objetivo.
Pero para colmo, en los municipios del este de Caracas, gobernados por alcaldes opositores, las policías locales colaboraron abiertamente con los supuestos “manifestantes”, al menos inicialmente.
Luis Durán relata que cuando llegó al lugar donde cayó su hijo aún se encontraban funcionarios y equipos de la Policía Municipal de Sucre, PoliSucre, que al menos durante toda la tarde resguardaron de perturbaciones a los activistas violentos.
Incluso a esa hora se mantenían fogatas de basura y el pudo observar a muchas personas que parecían estar participando en la “protesta”.
Y sin duda la propia muerte de Elvis confirma que aún se mantenía la violencia y que esa misma fuerza policial debió haber observado como se lanzaba en su moto a manos de la muerte.

Una guaya o un alambre

Elvis y Elvir no eran ajenos a la zona, ya que era uno de sus caminos a casa, en el barrio 24 de julio de Petare.
También fue por muchos años su lugar de estudio, de práctica deportiva y recreación. Allí, en Boleíta, un poco más al oeste, queda el Centro Don Bosco.
Allí jugaron futbol y practicaron artes marciales. Además de recibir formación académica.
Por eso hubo tanta gente que se percató de la identidad del caído. Quizás entre quienes colocaron los obstáculos estaban algunos de sus “amigos” y conocidos.
En el lugar, el padre pudo apreciar que en la vía con sentido al oeste estaba colocada una guaya gruesa.Mientras que en la vía con sentido al este se podía apreciar un alambre firme que estaba ya roto. Sin embargo era evidente que poco antes estaba cerrando el paso.
La versión de la investigación policial indica que Elvis murió al chocar con la guaya. De hecho su cadáver quedó tendido de ese lado. Sin embargo la moto quedó del otro lado.
Esta hipótesis supone que el joven se desplazaba a contravía, lo cual sería muy probable si se considera que había obstáculos en distintos puntos.
La otra hipótesis que maneja personalmente el padre es que su hijo se movilizaba por el canal con sentido a Petare y chocó con el alambre.
En este supuesto, la moto habría continuado su movimiento y el cuerpo pudo haber sido lanzado al aire por algún efecto resorte del alambre.
Eso lo explica mientras muestra un croquis hecho a mano en una agenda telefónica.
El confía en que, de todos modos, la justicia está más cerca. Es muy prudente pero no oculta que en el caso ya hay personas identificadas y capturadas.

VÍCTOR HUGO MAJANO

CIUDAD CCS

Esta nota fue publicada originalmente en el diario Ciudad Ccs el 21 de febrero de 2015.