jueves, 27 de julio de 2017

Nueva victoria chavista en la OEA y “hora cero”.

Por Ángel Guerra Cabrera.- La afirmación del director de la CIA Mike Pompeo, de que “trabaja” con los gobiernos de México y Colombia para asegurar una “transición” en Venezuela, clásico eufemismo para designar el derrocamiento de un gobierno legítimo, no debiera sorprender. Es largo y sangriento el historial de golpes de Estado de la CIA contra gobiernos democráticamente electos que intentaron hacer una política de soberanía nacional y justicia social, como los de Jacobo Arbenz en Guatemala(1954) y Salvador Allende en Chile(1973), por sólo mencionar dos ejemplos paradigmáticos. Pompeo, integrante del Tea Party(ultraderecha del Partido Republicano) agregó que estuvo recientemente en la Ciudad de México y en Bogotá para “ayudarlos … a comprender lo que pueden hacer para lograr un mejor resultado para su parte del mundo y nuestra parte …” A confesión de parte, relevo de pruebas.
 Ninguno de los dos gobiernos ha desmentido haberse reunido con Pompeo para discutir el tema de Venezuela. Se han limitado a negar de forma abstracta que interfieran en los asuntos internos de ese país. Pero resulta un oxímoron que los líderes, de los dos gobiernos neoliberales de América Latina más estrechamente aliados a Estados Unidos, reciban en estos tiempos al director de la CIA si no es para hablar sobre el derrocamiento del gobierno constitucional de Venezuela.
La fobia de Washington hacia el proyecto bolivariano del siglo XXI es harto conocida desde que su fundador y líder Hugo Chávez llegó a la presidencia en 1999. George W. Bush apoyó el derrotado golpe de Estado de abril de 2002 y desde entonces el rastro del intervencionismo yanqui en la patria de Bolívar sale a cada paso.  Caracas ha debido expulsar a un embajador y a numerosos diplomáticos de ese país y los cables revelados por Wikyleaks confirman su descarada injerencia en Venezuela. Obama emitió el ridículo decreto que la declara un “grave peligro” para la seguridad nacional de Estados Unidos y la actitud del gobierno de Trump ha sido aún más hostil. Groseramente intervencionista, ha llegado al extremo de amenazar con “duras y rápidas sanciones” al gobierno de Maduro si no suspende la celebración de las elecciones para la Asamblea Nacional Constituyente(ANC) y pone como ejemplo de práctica democrática el fraudulento plebiscito opositor del 16 de julio. Ya no se pudo esperar a esa fecha y dictó sanciones contra 13 altos funcionarios venezolanos.
La versión de los acontecimientos políticos en Venezuela que ofrecen los medios dominantes capitaneados por CNN es totalmente propagandística y ajena a los hechos reales. Un ejemplo muy cercano fue la manipulación de una foto tomada a una multitud chavista en el simulacro de elección a la ANC también celebrado el 16 de julio. El colonialista diario español El País la publicó y dijo que se trataba de chavistas votando ¡en el plebiscito de la oposición!
Y es que el proceso constituyente enfrenta los planes estadunidenses de guerra contra Venezuela y ha galvanizados al chavismo, sujeto revolucionario ejemplar de recia estirpe antimperialista, a los sectores populares donde hay disgusto con el desabastecimiento y las colas pero  que no quieren deslizar el país al caos y tampoco la vuelva a la cuarta república. En pocas palabras, la contrarrevolución no ha ganado apoyo en el pueblo ni en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, que ha dado una contundente prueba de apoyo al proceso constituyente.
Como ha dicho la periodista Carola Chávez: si la opositora MUD dice que el chavismo ya no existe por qué está tan ocupada pidiendo al pueblo que no vaya a votar el 30 de julio. Añado, en apoyo a Carola que, a la vez, los terroristas de la oposición lanzan cocteles Molotov contra los centros de votación a donde el sábado acudirán millones de venezolanos a elegir sus delegados a la ANC. Luis Hernández Navarro ha bautizado con exactitud a los incendiarios como “aprendices tropicales de ISIS”. El diario estadunidense Chicago Tribune es el primero estadunidense en calificarlos de bandidos. La verdad se abrirá paso.
Caracas y toda Venezuela, salvo por lugares muy focalizados, están en calma me informan amigas y amigos venezolanos desde distintos lugares del país. Presiento una gran derrota para la oposición y el imperialismo en la elección del 30; no en balde han hecho tanto por deslegitimarla e impedirla.  Almagro recibió ayer su tercera pateadura en la OEA. Parece el preámbulo de nuevas victorias chavistas. ¿Hora cero? Será para la contrarrevolución.

Twitter:@aguerraguerra

El Gobierno de izquierdas portugués cumple su palabra de "pasar la página de la austeridad"



Pocos confiaban en el primer ministro portugués António Costa. Pero el líder izquierdista ha dado con la tecla: ha consolidado las cuentas y devuelto el empleo, los salarios y las pensiones a los niveles previos a la crisis

Diego Herranz
Un país rescatado, en el universo de la austeridad, saliendo de la crisis, con vigilancia máxima de la troika y reduciendo las desigualdades sociales. Bajo este escenario, suenan racionales las palabras del jefe del Ejecutivo luso: "El año 2016 ha acabado en perfecto estado de revista", dijo Antònio Costa.
No es para menos. Después de sólo dos planes presupuestarios de la coalición de izquierdas, Portugal, uno de los socios rescatados por el club del euro, ha retornado a la senda del crecimiento. Todavía mejor. Ha conseguido reconducir el déficit fiscal hasta el 2,1%, cuatro décimas por debajo de la exigencia del Eurogrupo, un nivel desconocido desde la época de la transición a la democracia, en 1974.
Con reducción de las desigualdades. Los ciudadanos lusos han visto recuperarse a los salarios, las pensiones y el empleo. Hasta cotas previas al inicio de la crisis. Con un recetario keynesiano, alejado de la rigidez presupuestaria inculcada (y exigida) desde Alemania a sus socios monetarios en riesgo de quiebra.
Hecho incontestable, que otorga a Costa la recompensa del deber cumplido. Su compromiso electoral de “pasar la página de la austeridad” es una realidad. Antes, incluso, de rebasar el ecuador de su mandato.
La recuperación de la economía lusa ha sido admitida por las autoridades comunitarias. Màrio Centeno, su titular de Finanzas, lo describió como “una gradual asunción de la realidad”, después de trece trimestres consecutivos de crecimiento y un dinamismo del 2% en el último tramo de 2016. “A lo largo del proceso de consolidación presupuestaria, la economía portuguesa ha sido capaz de adentrarse también en la senda de los números negros”, explicó Centeno en la última reunión del Eurogrupo.
Una coyuntura que tan sólo parece poner en tela de juicio su antecesor en el cargo, el conservador Pedro Passos Coelho, para quien la coalición gubernamental que conforman el Partido Socialista (PS) de Costa, los comunistas y el Bloque de Izquierdas, “volverá a encender la casa” con sus fórmulas de baja austeridad.
Fitch concede a Costa la “habilidad” para armonizar criterios en su gabinete multicolor y “plena capacidad” para crear la “estabilidad política” 
Pese a los elogios que el primer ministro recibe, incluso, de agencias de rating como Fitch, desde donde se concede a Costa la “habilidad” para resarcir diferencias en su gabinete multicolor, y “plena capacidad” para crear “estabilidad política suficiente como para impulsar las reformas estructurales” que necesita el país. Incluso “con el poco margen de maniobra” del que dispone el primer ministro para ponerlas en marcha.
Aun así, esta agencia de calificación no saca a Portugal de su nota de bono basura: BB+. Entre otras razones, porque la economía portuguesa no puede cantar aún victoria. El consenso del mercado alerta de dos notables nubarrones en el horizonte inmediato.
El primero, el coste de la recapitalización bancaria que todavía debe acometer el Ejecutivo. El Eurogrupo califica de “sumamente frágil” al sistema financiero. El Gobierno luso tuvo que emplear 4.400 millones de euros en 2014 para limpiar los activos tóxicos bancarios.
Por la “insuficiente ayuda” de Bruselas en el rescate, adujo Costa, que ahora podría verse en la obligación de sumar otra inyección de 2.500 millones de euros para sanear la estatal Caixa Geral de Depòsitos, tras la venta de Novo Banco, con el que se acudió a reflotar Banco Espìrito Santo, en 2014, al fondo estadounidense Lone Star.
El reto inmediato de Portugal es sanear la estatal Caixa Geral de Depòsitos, tras la venta de Novo Banco
El análisis de Fitch Rating aumenta ligeramente la ayuda, hasta los 2.700 millones, y anticipa que el fondo de rescate luso hará retornar el déficit por encima del 3%. Sus expertos avalúan en un alza del 1,1% el agujero en las cuentas portuguesas por la nueva factura bancaria.
El segundo factor de riesgo es la desorbitada deuda pública, en el entorno del 130% del PIB -más de 232.000 millones de euros-, y que no tiene visos de moderarse a medio plazo, ya que podría añadir más lastre si el déficit se deteriora de nuevo.
Sobre todo, en caso de que el Gobierno decida elevar las ínfimas tasas de inversión y en gastos de capital de los dos últimos programas económicos. Supervisados desde Bruselas. Como todos los presupuestos después del rescate.
El primer ministro portugués, António Costa.-REUTERS
En 2016, los ingresos estatales crecieron un 0,8%, debido a la subida fiscal sobre la producción y las importaciones, y los gastos retrocedieron un 1,1%. Gran parte del esfuerzo de ajuste fiscal se debió a la aplicación de la tijera sobre los gastos de capital, del 32,7%, y en el capítulo de inversiones, con un 28,4%, explican en Fitch Rating.
Aunque también preocupa su modesto crecimiento. Las previsiones más optimistas, apenas ven un dinamismo del 1,6% este año. La cota que asume, por ejemplo, la propia Comisión Europea en su reciente informe de invierno. Aunque suponga, en cualquier caso, cuatro décimas más que en el ejercicio recién culminado. Con perspectiva sostenible para los ejercicios siguientes. Lejos del 2% con el que el PIB terminó 2016.
En buena medida, por la notable creación de empleo. En Portugal, el gabinete Costa ha sido capaz de devolver al mercado laboral 90.000 personas, según las estimaciones oficiales, lo que ha dejado la tasa de paro al borde de abandonar los dobles dígitos. La Comisión augura un 10,1% de desempleado este año y un 9,4% en 2018.
El mercado alerta de una nueva crisis de la deuda si Portugal no eleva el ritmo de su economía con más inversiones en capital, y mejoras de la productividad 
El líder de la oposición, Passos Coelho, incide en estos tres puntos de incertidumbre. Dice estar “convencido de que Portugal tendrá que hacer frente a otra nueva crisis de la deuda”, y que el Gobierno y el país “deberían prepararse para tal eventualidad”. A pesar de que su sucesor tomó posesión del cargo en noviembre de 2015. También el mercado da credibilidad a estos negros augurios.
Klaus Regling, director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad aseguró que los inversores están “nerviosos” con Portugal por su elevado endeudamiento, su sector financiero y su competitividad y que, si sus autoridades no logran evitar que la deuda supere de nuevo los niveles anteriores a la crisis, tendría justificación prorrogar la supervisión de la troika (Comisión Europea, BCE y FMI) sobre la contabilidad nacional lusa.
Aun así, el alejamiento de la ortodoxia germana, mantiene el aval sobre Costa. Porque también hay evaluaciones que no conceden trascendencia al ruido y la retórica de los mercados y valoran el claro compromiso del gabinete de izquierdas con el ajuste presupuestario y los límites fijados en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento europeo a medio plazo.
Peter Goves, estratega de Citi, lo explica de forma gráfica al afirmar que el crecimiento portugués, sus necesidades financieras, la consolidación de sus cuentas y la recapitalización de sus bancos están en mejor disposición que, por ejemplo, Italia.
Varios líderes progresistas europeos ven en las políticas keynesianas y alejadas de la ortodoxia alemana de Costa el germen de una alianza anti-austeridad

En Lazard se confía en que el despegue progresivo del sector exterior añada el suficiente combustible adicional a la economía como para que Portugal logre un mayor registro inversor en el próximo presupuesto, que contribuya a capear el saneamiento bancario y sus bajos niveles de beneficios y rentabilidad.
“Esta saludable aportación” al PIB de la rúbrica de la inversión sería crucial para el despegue económico, después del duro ajuste realizado por el sector público y privado en los últimos años, recalca el servicio de estudios de Lazard. También la OCDE, en un reciente diagnóstico, incide en estos términos.
Portugal -dice- “está inmersa en una gradual recuperación, después de varios ejercicios de profunda recesión”, con importantes esfuerzos de “consolidación y subsanación de desequilibrios”.
En sus predicciones, recomienda impulsos en inversiones, en innovación y en medidas dirigidas a elevar productividad como las fórmulas “más eficientes” para regenerar su sistema financiero y hacer sostenibles los recientes repuntes en los ingresos per cápita.

Fuente: Público

miércoles, 26 de julio de 2017

Derecha y violencia, dos términos inseparables

Héctor Bernardo.- Derecha y violencia, dos términos inseparables Presos políticos, golpes parlamentarios, proscripciones, desestabilización, grupos de choque, asesinato de líderes sociales, desaparición de estudiantes y periodistas, represión de la protesta y la quema de personas vivas en plena calle y a la vista de todo el mundo; son las marcas que caracterizan a la derecha en América.

El sueño de una derecha que dialogue, debata y respete las reglas del juego de la democracia parece cada día más lejano en América Latina. El disfraz con que los medios hegemónicos de comunicación –una de sus principales herramientas– intentan cubrir los interese de esos sectores retrógrados ya nos les queda.

Autoritarismo, violencia, intolerancia y mentira son los elementos que caracterizan a la derecha en nuestra región. De Argentina a México, obediente a las órdenes de Washington, se presenta ante las cámaras de televisión y con buenos modales habla de diálogo y respeto a las instituciones mientras fomenta golpes parlamentarios, desestabilizaciones, persigue a sus opositores políticos, intenta proscribirlos, encarcelarlos o, directamente, los mata de las formas más violentas.

Los más de veinte venezolanos que fueron atacados, rociados con combustible y prendidos fuego mientras estaban vivos son solo una muestra del nivel barbárico de los grupos comandados políticamente Freddy Guevara, Lilian Tintori, Leopoldo López, Henry Ramos Allup, Henrique Capriles y Julio Borges.

Una derecha criminal que los medios de comunicación hegemónicos del resto del continente y de Europa quieren hacer ver como una oposición democrática.

Claros ejemplos de la tergiversación de los hechos son los discursos del Grupo Clarín y el diario La Nación en Argentina, El Tiempo y la Cadena Caracol en Colombia, Televisa en México, el Grupo Prisa de España, la Rede Globo de Brasil, CNN en Estados Unidos, etcétera. Todos estos medios callaron y callan ante la violencia desatada por los sectores a cuyos intereses responden.

Los golpes parlamentarios contra Manuel Zelaya (Hondura, 2009), contra Fernando Lugo (Paraguay, 2012) y contra Dilma Rousseff (Brasil, 2016); los golpes fallidos contra Evo Morales (Bolivia, 2008) y contra Rafael Correa (Ecuador, 2010); el ataque constante al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner (Argentina); el breve golpe de Estado contra Hugo Chávez en abril de 2002 (Venezuela); las violentas guarimbas contra el Gobierno Bolivariano (Venezuela, 2014 y 2017); y, por supuesto, los constantes ataques contra los Gobiernos de Nicaragua, El Salvador y Cuba, son solo algunas de las muestras del accionar de la derecha cuando no controla el poder político (dado que el poder mediático, el judicial y el económico siempre les pertenecen).

Cuando logran controlar el poder político, se ven experiencias como la de Argentina, con el Gobierno de Mauricio Macri, donde los opositores como Milagro Sala (y otra decena de militantes) son encarcelados y, a pesar de las resoluciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), de Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria de las Naciones Unidas (ONU), que determinaron que la detención de la diputada del Parlasur es “arbitraria” y debe ser “liberada de inmediato”, el encarcelamiento persiste.

A ello, el Gobierno de Macri suma la represión a la protesta social, dado que, al igual que en Brasil, Paraguay, Perú, Colombia y México, el plan político-económico-social tiene una lógica más que conocida: ajuste-protesta-represión.

Los Gobiernos de Macri en Argentina, del golpista Michel Temer en Brasil y de Horacio Cartes en Paraguay han decidido usar el brazo mediático-judicial para perseguir e intentar encarcelar, proscribir o por lo menos destruir la imagen pública de los principales referentes políticos de los sectores populares: Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Luiz Inacio “Lula” Da Silva (Brasil), Fernando Lugo (Paraguay). Estos líderes encabezan la intención de voto en sus respectivos países y el contrate con los Gobierno neoliberales ha fortalecido su imagen, lo que para la derecha resulta totalmente inadmisible.

En Colombia, México y Honduras el crimen político se ha convertido en algo cotidiano. Por supuestos, la OEA, en manos del uruguayo Luis Almagro, mira para otro lado cuando se trata de crímenes cometidos por la derecha.

A pesar del avance del acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC – EP), los paramilitares, con complicidad de un sector del Gobierno, asesinan diariamente a líderes sociales, dirigentes políticos, de derechos humanos y miembros de la guerrilla.

Al menos 68 dirigentes sociales, seis miembros de la FARC – EP y nueve familiares de los guerrilleros fueron asesinados desde que comenzó el proceso de paz. El Movimiento Marcha Patriótica denunció que 138 de sus miembros fueron asesinados por el paramilitarismo.
En ese marco, el ministro de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, aseguró que en su país no existen paramilitares. ¿Cinismo, estupidez o complicidad?

En México, la lista de crímenes cometidos durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto aumenta cada día. Solo en 2017 fueron asesinados los periodista Javier Valdez (Sinaloa) y Sonia Córdova (Jalisco), el conductor radial Filiberto Álvarez (en el estado de Morelos), la corresponsal de La Jornada Miroslava Breach (Chiguagua), el director de La voz de la tierra caliente y colaborador del periódico El Universal, Cecilio Pineda (Guerrero), el director del portal El Político de Xalapa, Ricardo Monlui Cabrera (Veracruz), el reportero del blog Colectivo Pericú, Maximino Rodríguez Palacios (Baja California Sur), y ahora el camarógrafo Edwin Rivera Paz (Veracruz).

Desde el año 2000 hasta la actualidad, el país azteca ha llegado a las tristes cifras de 127 periodistas asesinados y 23 los desaparecidos. Un tercio de esos crímenes (43) fueron cometidos durante el Gobierno de Peña Nieto. La mayoría de ellos aún está impune.

Los 43 estudiantes secuestrados y desparecidos en septiembre de 2014 en Ayotzinapa, crimen cometido por narcotraficantes y policías, con la complicidad de sectores de la corrupta política azteca, hizo que el mundo pusiera su mirada en México y viera que allí existían “muchos 43”, miles de desaparecidos, cientos de miles de desaparecidos. La búsqueda de “los 43” llevó al encuentro de decenas de fosas comunes con centenares de cadáveres.

El asesinato de Berta Cáceres fue solo el más conocido de la decena de asesinatos de dirigentes sociales, políticos, de derechos humanos y de periodistas que se han cometido en Honduras luego del golpe de Estado contra Manuel Zelaya.

Sin el control del poder político o con él, la derecha ha demostrado que la violencia, el autoritarismo y la intolerancia son parte de su génesis y que, por más que se disfrace de democrática, sus intereses se contraponen con los de las grandes mayorías y, por ende, con la esencia de la democracia real. 


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

martes, 25 de julio de 2017

Cronología: intervenciones militares de EE.UU. en América Latina

La siguiente es una cronología de las intervenciones y creacion de bases militares que los EEUU han hecho en distintos países de América Latina. Puesto así, año por año, da idéa de la magnitud de la política imperialista a través de la utilización de la fuerza militar, no solo para anexar territorios sino también socios, complices a sus planes de dominación.
- 1823: La Doctrina Monroe declara que América Latina se considera "esfera de influencia" para Estados Unidos.
- 1846: Estados Unidos emprende una guerra contra México, país que finalmente es forzado a ceder al vecino del norte la mitad de su territorio, incluidos los hoy poderosos y ricos Estados norteamericanos de Texas y California.
- 1854: La marina yanqui bombardea y destruye el puerto nicaragüense de San Juan del Norte. El ataque ocurrió después de un intento oficial de poner impuestos al yate del millonario norteamericano Cornelius Vanderbilt, quien había conducido su nave a dicho puerto. El bombardeo facilitó el camino a William Walker.
- 1855: El aventurero estadounidense William Walter, operando en interés de los banqueros Morgan y Garrison, invade Nicaragua y se proclama presidente. Durante sus dos años de gobierno invadiría también a los vecinos países de El Salvador y Honduras, proclamándose igualmente jefe de Estado en ambas naciones. Walker restauró la esclavitud en los territorios bajo su ocupación.
- 1898: Los Estados Unidos declaran la guerra a España en el momento en que los independentistas cubanos tenían prácticamente derrotada a la fuerza militar colonial. Las tropas norteamericanas ocupan la Isla de Cuba, desconocen a los patriotas y España se ve obligada a ceder a Estados Unidos los territorios de Puerto Rico, Guam, Filipinas y Hawai.
- 1901: Las fuerzas norteamericanas de ocupación hacen incluir en la Constitución de la nueva República de Cuba la infame Enmienda Platt, mediante la cual Estados Unidos se arrogaba el derecho de intervenir en los asuntos cubanos cada vez que estimara conveniente. Cuba también fue forzada al arrendamiento en perpetuidad de un pedazo del territorio nacional para el uso de la Marina de Guerra estadounidense: La Base Naval de Guantánamo.
- 1903: Los Estados Unidos "estimula" la segregación de Panamá, que entonces era parte de Colombia, y adquiere derechos sobre el Canal de Panamá. Años después, el ex presidente Teodoro Roosevelt -el real segregador de Panamá-diría: "Yo tomé la Zona del Canal mientras el Congreso debatía." A Colombia se le pagó posteriormente la ridícula suma de $25 millones en compensación.
- 1904: Se promulga en Panamá la Constitución Nacional. Tiene un apartado que contempla la intervención militar norteamericana cuando Washington lo crea necesario. Inmediatamente se inicia la construcción del Canal de Panamá. Más adelante, Estados Unidos llenará la zona de bases militares y en 1946 fundará la tristemente célebre Escuela de las Américas, por cuyas aulas pasarán casi todos los dictadores de América Latina.
- 1904: La infantería de marina estadounidense desembarca en República Dominicana para sofocar un levantamiento armado opositor. Un año después, a propósito de la intervención en ese país, el Presidente Teodoro Roosevelt declara que Estados Unidos sería "el gendarme" del Caribe.
- 1906: Las inversiones norteamericanas en Cuba, que en 1885 representaban 50 millones de pesos cubanos, alcanza la cifra de 200 millones. En agosto de ese año estalla una insurrección contra el presidente títere Estrada Palma, quien solicita la intervención militar de EE.UU. Los norteamericanos desembarcan y designan como interventor a William Taft.
- 1907: República Dominicana: Estados Unidos consiguió que el gobierno dominicano le otorgara la recaudación de los ingresos aduanales, estatus que se mantendría por 33 años consecutivos.
- 1908: Tropas norteamericanas intervienen en Panamá. En la próxima década lo hará cuatro veces más.
- 1910: Los marines yanquis ocupan Nicaragua para sostener el régimen de Adolfo Díaz.
- 1911: México: Para "proteger"a ciudadanos norteamericanos, el presidente William Taft ordena el desplazamiento de 20 mil soldados a la frontera sur y ocho buques de guerra frente a las costas de California.
- 1912: Los marines norteamericanos invaden Nicaragua y dieron comienzo a una ocupación que se mantendría casi continuamente hasta 1933. Ese mismo año (1912) el Presidente Taft declara: "No está distante el día en que tres estrellas y tres franjas en tres puntos equidistantes delimiten nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. El hemisferio completo de hecho será nuestro en virtud de nuestra superioridad racial, como es ya nuestro moralmente."
- 1914: La Marina de Estados Unidos bombardea la ciudad portuaria de Veracruz, un ataque aparentemente motivado por la detención de soldados norteamericanos en Tampico. El gobierno mexicano se disculpa, pero el presidente Woodrow Wilson ordena que la armada ataque a Veracruz. Cien soldados mexicanos, varios cadetes de la Escuela Naval y grupos civiles resisten con heroísmo. Hay 300 muertos. Los ocupantes permanecen durante varios meses.
- 1915: Los marines ocupan Haití para "restaurar el orden". Se establece un protectorado que permanecerá hasta 1934. El secretario de Estado William Jennings Bryan, al informar sobre la situación haitiana comentó: "Imaginen esto: negros hablando francés"
- 1916: Marines ocupan la República Dominicana y permanecen allí hasta 1924
- 1918: En Panamá los marines ocupan la provincia de Chiriquí, para "mantener el orden público".
- 1924: La infantería de marina USA invade a Honduras para "mediar" en un enfrentamiento civil. Un militar hondureño asume el gobierno provisional. Honduras ocupa el primer lugar mundial en la exportación de bananas, pero las ganancias son para la United Fruit Company.
- 1925: Tropas del Ejército norteamericano ocupan la ciudad de Panamá para acabar con una huelga y mantener el orden.
- 1926: Estados Unidos decide crear en Nicaragua una Guardia Nacional. Augusto César Sandino se propone crear un ejército popular para combatir a los ocupantes extranjeros.
- 1927: En Nicaragua un capitán de los marines yanquis conmina a Sandino para que se rinda. El rebelde responde: "Yo quiero patria libre o morir". Estados Unidos realiza entonces el primer bombardeo aéreo en América Latina. Ataca la aldea El Ocotal. Mueren 300 nicaragüenses por las bombas y ametralladoras yanquis.
- 1930: En República Dominicana comienza la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, un militar surgido de la Guardia Nacional, fomentada y entrenada por Estados Unidos.
- 1933: Estados Unidos abandona Nicaragua y deja el control del país a Anastasio Somoza y su Guardia Nacional.
- 1934: En Nicaragua es asesinado César Augusto Sandino, quien había depuesto las armas. El asesinato fue ordenado por Somoza, con la complicidad del embajador norteamericano Arthur Bliss Lane.
- 1941: En Panamá es depuesto el presidente Arias por un golpe militar liderado por Ricardo Adolfo de la Guardia, quien primero consultó su plan con el Embajador de Estados Unidos. El Secretario de Guerra Henry Stimson declaró al respecto: "Esto fue un gran alivio para nosotros, porque Arias había sido muy problemático y muy pro-Nazi"
- 1946: Estados Unidos abre en Panamá la tristemente célebre Escuela de las Américas, para la formación de los militares del hemisferio. Allí se formaron los principales protagonistas de las dictaduras militares en Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Centroamérica y en otros países.
- 1947: Estados Unidos comienza a imponer paulatinamente el Tratado Interamericano de de Asistencia Recíproca (TIAR).
- 1952: En Cuba, con la anuencia y agrado del gobierno de Estados Unidos, el general Fulgencio Batista produce el derrocamiento de Carlos Prío Socarrás e inaugura una sangrienta tiranía.
- 1954: La CIA orquesta el derrocamiento del gobierno democráticamente electo de Jacobo Árbenz en Guatemala. Un poeta guatemalteco describió el gobierno de Árbenz como "años de primavera en un país de eterna tiranía". Siguieron casi 40 años de violencia y represión que culminaron en la política de "tierra arrasada" de los años 80. Más de 150 000 personas perdieron la vida.
- 1956: En Nicaragua el poeta Rigoberto López Pérez mata al dictador Anastasio Somoza, que llevaba 20 años en el poder con apoyo de Estados Unidos. El presidente Franklin Delano Roosevelt lo había definido así: "Es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta". Su hijo Anastasio Somoza Debayle prolongó la dinastía tiránica durante varios años más.
- 1960: El presidente Eisenhower autoriza la realización en gran escala de acciones encubiertas para derribar el gobierno de Fidel Castro, quien había llegado al poder en enero de 1959 e inició de inmediato una obra revolucionaria de extraordinario alcance social y apoyo popular. Las acciones encubiertas incluían el asesinato del líder cubano, la creación de bandas contrarrevolucionarias y el sabotaje a los principales sectores de la economía isleña.
- 1961: Fuerzas mercenarias reclutadas, organizadas, financiadas y dirigidas por Estados Unidos invaden Cuba por Bahía de Cochinos (Playa Girón). En menos de 72 horas son derrotadas en lo que constituyó la primera gran derrota militar del imperialismo yanqui en América Latina.
La CIA cocina un golpe de Estado contra el presidente electo de Ecuador J. M Velazco Ibarra, quien se había demostrado demasiado amistoso con Cuba.
- 1964: El presidente de Brasil Joao Goulart, quien se proponía llevar a cabo una reforma agraria y nacionalizar el petróleo, es víctima de un golpe de estado apoyado y promovido por Estados Unidos.
- 1965: Estados Unidos envía miles de efectivos a República Dominicana para reprimir un movimiento que intentaba restaurar en el poder al anteriormente derrocado presidente progresista y democráticamente electo Juan Bosch.
- 1966: Estados Unidos envía armas, asesores y Boinas Verdes a Guatemala, para implementar una llamada campaña contrainsurgente. En un informe del Departamento de Estado reconocía que: "para eliminar a unos pocos cientos de guerrilleros habrá que matar quizás a 10 mil campesinos guatemaltecos".
- 1967: Un grupo de Boinas Verdes fueron enviados a Bolivia para ayudar a encontrar y asesinar a Ernesto Che Guevara.
- 1968: la CIA, organiza una fuerza paramilitar considerada como la precursora de los tenebrosos "Escuadrones de la Muerte".
- 1971: El diario The Washington Post confirma que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) había intentado asesinar en varias oportunidades al líder de la revolución cubana Fidel Castro. Años después, y en la medida que los documentos secretos de la CIA eran desclasificados se ha sabido que los intentos se cuentan por decenas y los planes por centenares.
- 1973: Los militares toman el poder en Uruguay, apoyados por Estados Unidos. La subsiguiente represión alcanzaría elevadísimas cifras de población encarcelada por razones políticas.
Un golpe de Estado instigado y organizado por Estados Unidos derroca al gobierno electo del Presidente Salvador Allende en Chile, y se instala en el poder el General Augusto Pinochet quien encabeza una cruenta y larga tiranía.
- 1976: Asume el poder una dictadura militar en Argentina. Años después se desclasificaron en Estados Unidos casi 5000 documentos secretos que revelaron la estrecha colaboración y el apoyo otorgado desde los más altos niveles del poder en Washington a los militares argentinos, responsables de la muerte de al menos 30.000 argentinos, una gran parte de ellos jóvenes estudiantes y trabajadores. Recientemente, el Departamento de Estado de EEUU ha desclasificado documentos que implican directamente al antiguo secretario de Estado Henry Kissinger y otros altos responsables norteamericanos en los crímenes cometidos por la dictadura argentina, que puso en marcha una campaña de asesinatos, torturas y "desapariciones" tras asumir el poder. Kissinger estuvo involucrado en las operaciones del llamado Plan Cóndor, una red de cooperación para capturar y ejecutar opositores políticos en Argentina, Brasil, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia.
- 1980: Estados Unidos incrementa la asistencia masiva a los militares de El Salvador que se enfrentan a las guerrillas del FMLN. Los escuadrones de la muerte proliferan; el Arzobispo Romero es asesinado por terroristas de derecha; 35 mil civiles son muertos entre 1978 y 1981. La violación y asesinato de 4 monjas por sicarios de los militares hace que el gobierno yanqui suspenda la ayuda militar. por un mes.
- 1981: La Administración Reagan inicia la guerra de los "contra" para destruir el gobierno sandinista en Nicaragua.
La CIA avanza en la organización de los "contras" en Nicaragua. Habían comenzado el año anterior con un grupo de 60 antiguos guardias de Somoza. Cuatro años después llegarían a agruparse en la "contra" casi 12 mil ex guardias. De los 48 jefes militares más importantes de la "contra", 46 habían sido oficiales de la Guardia Nacional. Estados Unidos también avanzó en la guerra económica contra Nicaragua y en las presiones ejercidas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.
El general Omar Torrijos, presidente de Panamá, muere en un accidente aéreo. Desde entonces ha existido la sospecha de que la CIA tuvo que ver con el desastre, debido al nacionalismo patriótico de Torrijos y a las relaciones amistosas que su gobierno sostenía con Cuba.
- 1983: Se produce la invasión de cinco mil infantes de marina de Estados Unidos a la pequeña isla caribeña de Granada. Las tropas yanquis entraron poco después de que una conspiración había sacado del poder a Maurice Bishop, un líder izquierdista y nacionalista.
- 1989: Estados Unidos invade Panamá para arrestar a quien fuera su protegido, Manuel Noriega. La operación dejó no menos de 3 mil bajas civiles.
- 1990: Estados Unidos interviene masivamente en el proceso electoral de Nicaragua a través de acciones encubiertas y también públicas. Washington consolidó abiertamente la coalición de oposición, aunque tales prácticas son ilegales según la ley estadounidense.
- 2000: Como parte de la "Guerra a las Drogas", Estados Unidos lanza el Plan Colombia, un programa de ayuda masiva civil y militar a un país que quizás tenga el peor récord de derechos humanos en el hemisferio. El financiamiento de Estados Unidos para este Plan es de 1 300 millones, de los cuales el 83 por ciento está destinado al gasto militar. El Plan Colombia después se ha subsumido en la "Guerra contra el Terrorismo".
- 2002: Estados Unidos apoyó y financió a los elementos que organizaron el fallido golpe de Estado del 11 de abril en Venezuela.

Cronologías que han servido de base:
- Mark Rosenfelder: U.S. Interventions in Latin America, 1996
- Roberto Bardini: Tropas extranjeras y maniobras militares. Inmunidad es impunidad, 7 de Julio de 2003

Fuentes utilizadas por ambos autores:
- Black, George. The Good Neighbor . Pantheon Books, New York: 1988. Highly recommended. An often amusing history of U.S. attitudes toward its southern neighbors.
- Burns, E. Bradford. Latin America: A concise interpretive history . 4th ed. Prentice-Hall, Englewood Cliffs: 1986. Not only what the U.S. does to Latin America, but what Europe and the Latin Americans do to Latin America.
- Chomsky, Noam. Year 501: The Conquest Continues . South End Press, Boston: 1993. Packed with documentation.
- Galeano, Eduardo. Century of the Wind and Faces & Masks . Pantheon Books, New York: 1988. (Originally published as Memoria del fuego II, III: El siglo del viento, Las caras y las mascaras .) Vignettes from history, from a master Latin American novelist. As history, take it with a grain of salt.
- Gleijeses, Piero. Shattered Hope: The Guatemalan Revolution and the United States, 1944-1954 . Princeton, Princeton NJ: 1991. The definitive study of the Arévalo/Arbenz administrations and the U.S. coup.
- Kwitny, Jonathan. Endless Enemies: The Making of an Unfriendly World . Congdon & Weed, New York: 1984. By a former Wall Street Journal reporter.
-Patricia Galeana, Cronología Iberoamericana 1803-1992, Fondo de Cultura Económica, México, 1993
- Gastón García Cantú, Las invasiones Norteamericanas en México, Editorial Era, México, 1974.
- Gregorio Selser, Cronología de las Intervenciones Extranjeras en América Latina (1776-1945), coedición de las universidades Nacional Autónoma de México, Obrera de México, Autónoma Metropolitana-Atzcapozalco

Koeyu - Visiones Alternativas Adital