lunes, 30 de diciembre de 2019

Más de 60 familias gallegas recuperaron los restos de sus desaparecidos en la dictadura

* pié de foto
De las más de 200 fosas abiertas en todo el país, en la comunidad se exhumaron 55 víctimas del franquismo en 19 enterramientos || La ARMH trabaja en 20 casos

r. prieto 30.12.2019 | 09:28

* pié de foto:Carmen García-Rodeja, leyendo una carta de familiares de una víctima del franquismo en la exhumación de sus restos.

No hay pueblo de Galicia donde no haya sido paseado algún vecino y sus restos sigan enterrados en una fosa que los más viejos del lugar tienen aún hoy en su memoria. Cunetas, montes, tapias de cementerios... Algunos desconocen el paradero de sus padres, tíos, abuelos o hermanos, pero rebuscan en sus recuerdos y en los de vecinos e incluso desconocidos para tratar de averiguar cuál fue su destino. Otros siempre supieron donde fueron sepultados aquellos cuerpos vencidos por el franquismo, pero todavía hoy, 80 años después del final de la Guerra Civil, rezan por recuperar los restos de sus allegados. En busca de una luz que los saque de las tinieblas de la represión, cientos de familias han recurrido al equipo de voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), que desde el año 2000 tratan de poner nombre a los cadáveres que dejó el régimen de Franco. Hasta el momento 61 familias gallegas han puesto punto final a su busca contra reloj. En total, 19 fosas abiertas en la comunidad gallega desde 2003 y 55 cuerpos recuperados, y otras cuatro excavaciones con 6 víctimas gallegas realizadas en otros puntos del país.

Pero los trabajos en otras 10 tumbas del franquismo en busca de 33 víctimas gallegas no permitió todavía a sus familiares darles sepultura ya que sus restos no fueron encontrados en esos enterramientos —A Capela (A Coruña), Mondoñedo, O Incio, Saa y Castroncelos-A Pobra de Brollón (Lugo), Beade y Mosteiro de Ribeira (Ourense) y San Salvador de Budiño, San Pedro de Tenorio, y San Fiz de Gález (Pontevedra)—.

El tiempo juega en contra de quienes rebuscan en el pasado y luchan contra quienes les llaman a olvidar. El reto del equipo de voluntarios de la ARMH es devolver a sus familiares los restos de cuantos fueron paseados durante el franquismo, pero la avanzada edad de los solicitantes impide que muchos puedan decir que aquellos huesos vencidos de sus allegados "descansan en paz".

Desde que la ARMH realizó la primera exhumación en España en octubre de 2000, en Priaranza del Bierzo, han contactado con el equipo de voluntarios de manera oficial, es decir, mandando ficha con los datos de la persona a la que se busca un total de 111 familias gallegas. "Son incontables las familias que se han puesto en contacto con nosotros a través de correo electrónico pidiendo información", detalla Carmen García-Rodeja, investigadora de la ARMH. En la actualidad, el colectivo está documentando 20 casos nuevos en la comunidad tras las peticiones recibidas de familias de desaparecidos en el último año. "Están en proceso de investigación; es un trabajo laborioso", detalla García-Rodeja, ya que en los últimos meses el colectivo ha recibido cientos de nuevas peticiones de todo el territorio nacional y están documentando cada caso.

La ARMH ya tiene preparada la hoja de ruta en Galicia para la próxima campaña de exhumaciones. El equipo de historiadores y arqueólogos trabaja para abrir tres fosas el próximo año en la comunidad, con un trabajo de investigación en alguno de los casos "muy complicado". La previsión es realizar tres exhumaciones: Neda (A Coruña), Bravos-Ourol y Fornelas-Pobra do Brollón (Lugo).

Durante los casi 20 años que llevan recorriendo el país para recuperar los restos de los represaliados durante la dictadura, el grupo de voluntarios originario del Bierzo leonés abrió más de 200 fosas en toda España, 29 de ellas en Galicia y ha puesto nombre a más de 1.400 desaparecidos, un total de 61 gallegos. La primera fosa abierta en Galicia se produjo en Soutadoiro (Ourense) en el año 2003, donde fue encontrado el maquis jienense Miguel Cardeñas. Y fue en 2005 cuando se realizó la primera exhumación de una víctima gallega: en Portomarín se recuperaron los restos del alcalde socialista de Castro de Rei Severino Rivas, asesinado el 29 de octubre de 1936. Los últimos trabajos a pie de fosa en Galicia se llevaron a cabo este verano, el pasado mes de julio en Chandrexa de Queixa (Ourense), donde se recuperaron los restos del guerrillero antifranquista Benito Fraga Pita.

Fuente: La Opinión

viernes, 20 de diciembre de 2019

No lo dirá la revista Time, pero Maduro es el hombre del año.

Por Iroel Sánchez.- El 4 de enero de 2019, los gobiernos del hoy en franca decadencia Grupo de Lima anunciaba que a partir del día 10 de ese mismo mes- fecha en que luego de ganar unas elecciones cuyas cifras eran mejores en cuanto a mayoría y participación a las que legitimaban  varios de los líderes que le cuestionaban, Nicolás Maduro sería proclamado Presidente de Venezuela- dejarían de reconocer al gobierno bolivariano como el representante del pueblo venezolano.
A partir de ese momento las acciones, sanciones y declaraciones contra el gobierno de Maduro se fueron sucediendo una tras otra sin pausa, con un protagonismo abierto del gobierno de Estados Unidos, en la persona de su Presidente, su Vicepresidente, su Secretario de Estado y el Consejero de Seguridad Nacional.
El reconocimiento por Washington y un grupo de sus aliados a un presidente autoproclamado en oposición a Maduro, más las sanciones económicas, que han implicado desde la confiscación de fondos por miles de millones de dólares propiedad del gobierno venezolano en Estados Unidos, Latinoamérica y Europa hasta la persecución de sus finanzas y su comercio por todo el mundo, los constantes llamados y chantajes a los militares para asestar un golpe de estado contra el gobierno bolivariano y una sistemática demonización y producción de noticias falsas sobre lo que acontece en el país, conforman un escenario en el que se han empleado todas las armas de la guerra de cuarta generación.
El punto culminante fue el intento de vulnerar las fronteras venezolanas desde Colombia y Brasil combinando el uso de la violencia ,el anuncio de una "ayuda humanitaria" al margen de las autoridades del país, la  fabricación de incidentes para culpar de ellos al gobierno bolivariano, un concierto con estrellas del main stream del latin music mercantil y la presencia allí de varios presidentes latinoamericanos junto al senador cubanoamericano Marco Rubio que tuiteaba en un estado de euforia total imágenes del descuartizamiento del líder libio Gadaffi. Un mes después, el sabotaje al sistema eléctrico nacional que dejó sin electricidad todo el país durante varios días.
Por la magnitud de esos hechos y desafíos es que hay que medir el éxito de Nicolás Mauro:
1. Logró mantener la unión cívico miltar y crecer en las milicias populares que suman tres millones de miembros
2. La producción petrolera ha empezado a recuperarse luego de caer a 700 000 barriles diarios, superando el millón cien mil, a lo que se suma un incremento sustancial en las exportaciones de oro
3. La oposición se encuentra hoy más divida que nunca, varios diputados opositores acusan de corrupción al autoproclamado "presidente interino" y una parte importante de elllos se sumó a un acuerdo con el gobierno para estabilizar políticamente el país
4, La situación de violencia, desabatecimiento, grandes colas e hiperinflación galopante ha sido superada y el país, aun con grandes dificultades, vive en un ambiente de estabilidad.
5. La crisis del neoliberalismo ha sacado a las calles grandes multitudes en rebeldía en Ecuador, Chile y Colombia, países que se habían sumado al cerco liderado por Washington contra Venezuela.
6. El golpe de Estado en Bolivia alecciona a las izquierdas en la necesidad de la unidad de las fuerzas revolucionarias y la radicalidad en no hacer ningún tipo de concesiones a los peones de Washington
7. Desde la celebración en abril del Foro de Sao Paulo en Carcas, Venezuela lidera un proceso de concertación de fuerzas de izquierda en Latinoamérica y más allá que está rearticulando movimientos sociales y fuerzas progresistas, cuyo más reciente resultado es el lanzamiento de una Universidad Internacional de la Comunicación para dotar a los comunicadores de base de las herramientas tecnológicas y cognitivas para la lucha ideológica contemporánea.
No lo dirá la revista Time, pero Maduro es el hombre del año. Ha liderado la resistencia a una de las mayores ofensivas imperialistas de la historia y ha mantenido la iniciativa, logrando sostener la unidad de las fuerzas revolucionarias internas y las alianzas internacionales en favor del multilateralismo, la soberanía y los intereses populares.

viernes, 6 de diciembre de 2019

Maduro ha propinado una de las más grandes palizas en AL a los gringos!: EE UU admite brutal derrota política…

José Sant Roz
Publicado  diciembre 03, 2019

El secretario de estado Mike Pompeo lo ha admitido: “Fue catastrófico error escoger al señor Juan Guaidó… Ni estaba preparada la oposición venezolana para producir un cambio; ni lo estaba la OEA, mucho menos el Grupo de Lima, ni lo estaba Colombia, tampoco la señora Michelle Bachelet…; más allá, nuestros aliados en la Unión Europea no han podido tampoco”. Son cientos de millones de dólares invertidos en tratar de derrocar al chavismo, que para compensarlo, en parte, ha tenido el gobierno norteamericano que quedarse con la empresa CITGO.


Off the record se escucharon varios sorprendentes comentarios mientras los periodistas se ubicaban para una rueda de prensa con el secretario de estado Mike Pompeo, y un funcionario preguntó: “¿Y con el INTERINO que hacemos…?”, contestó en voz baja el alto funcionario: “-Hagan con él lo que quieran… No decide, no puede decidir… está nock out…”.


El secretario de Estado, Mike Pompeo, ha dicho el lunes pasado, que Estados Unidos ha aprendido sobre los riesgos que implica el uso de la fuerza militar y por eso busca remover del poder en Venezuela a Nicolás Maduro aplicando sanciones económicas. Las estrategias que han funcionado en América Latina a lo largo de un siglo han fracasado todas en el caso venezolano, y ha dicho Pompeo: “No estamos ante Grenada o Panamá, no estamos ante República Dominicana o Haití, no estamos frente a un país como Honduras o la misma Bolivia, estamos ante un ejército dispuesto a dar la pelea e ir directamente contra nuestras fuerzas en Colombia… Hemos estudiado todas las implicaciones de un ataque directo y las consecuencias podrían ser muy peligrosas para toda la región… Esto no se había visto nunca antes, y nuestros propios socios han reconocido los altísimos riesgos, que además ellos quieren que los asumamos todos absolutamente nosotros…”.


 Siguió diciendo: “Vemos a los tiranos en la región por lo que son, y diseñamos políticas para confrontarlos, no para apaciguarlos… Nuestra política hacia Venezuela está combinada con restricción, pero no estamos ante un país cualquiera de América Latina. Hemos investigado y pulsado allí la realidad, y un error podría ser fatal para todos nuestros socios…”.


Míster Pompeo expresó confianza en lograr la salida de Maduro y se refirió a la manera abrupta en que dejaron el poder en 1989 los líderes comunistas Eric Honecker, de Alemania Oriental, y Nicolae Ceausescu, de Rumania. Pero en el caso de Venezuela, admitió, se podría tomar largo tiempo…. El fin viene para Maduro. Simplemente no sabemos qué día; es un caso que se nos ha complicado mucho y quizá haya que medir el grado de dificultad que nos ha llevado a replegarnos…”. Reconociendo que le han derrotado, y es una de las más grandes derrotas políticas en la historia del Hemisferio Occidental al imperio gringo, por las inmensas implicaciones geopolíticas que introduce en el medio, tomando en cuenta que es un desafío humillante para el país más poderoso de la tierra…
Estados Unidos y más de 50 países han estado insistiendo en que la reelección de Maduro en 2018 fue fraudulenta, por lo cual reconocen como presidente legítimo de Venezuela al líder opositor Juan Guaidó, aunque peor sea el caso de este joven, porque jamás ha participado para una elección presidencial sino que ha sido colocado con pinzas en ese cargo por el inmenso poder de Estados Unidos.


Washington ha impuesto más de setecientas sanciones a Venezuela desde que muriera el Comandante Hugo Chávez en 2013, y dice que tiene en carpeta unas trescientas más. Ahora el cuadro de los ataques a Venezuela se le complica por lo muy debilitado que se encuentra el Grupo de Lima y sus bastiones como Piñera y Duque, añadido al escándalo que actualmente enfrenta la coalición opositora encabezada por Guaidó por sus conexiones con bandas criminales y narcotraficantes como Los Rastrojos y otros grupos uribistas.
Hay como diez ventiladores opositores encendidos  lanzando excrementos entre los opositores, algunos de los cuales fueron suspendidos de sus cargos por acusaciones de que formaban parte de “una supuesta compra de votos para socavar la mayoría opositora en la Asamblea Nacional y por abogar a favor de empresarios vinculados con el gobierno de Venezuela que presuntamente lavaron dinero”. La verdad es que Guaidó y su grupo están tratando de desviar la atención sobre lo que ocurrió con la fulana “ayuda humanitaria en Cúcuta” que fue derrochada por ellos en putas y drogas.


Toda esta debacle opositora ahora cuando ni siquiera consiguen movilizar a mil personas en todo el país. Las  acusaciones surgen, pues, mientras Guaidó caer en picado su liderazgo y su credibilidad. Washington tiene conocimiento de informes que hablan de crecientes escándalos de corrupción entre las propias filas de la oposición, además de un complot en juego para salir de Juan Guaidó.


En declaraciones brindadas en una rueda de prensa, el director nacional del partido Voluntad Popular, Yon Goicoechea, dijo que la destitución de Guaidó como presidente de la Asamblea pondría en peligro la coalición internacional que hoy enfrenta a Maduro: “Eso le convendría solo a la dictadura, porque sería muy complejo que los 60 países que reconocen al gobierno legítimo, reconozcan a otro político… Es verdad que hay maniobras bajo la mesa en un desdichado intento por reemplazar a Guaidó, … Hay un acuerdo para reelegir a Guaidó en enero y eso sigue vigente… No podemos descartar la posibilidad de que opositores se vendan o sean sobornados para que ayuden al régimen a recuperar el control de la Asamblea, pero eso sería el final, prueba de que el país está podrido”, comentó Goicoechea.

"El yugo voluntario"

Ignacio Ramonet
Ignacio Ramonet
Delicioso despotismo

El dominio que Estados Unidos ejerce sobre el mundo no se funda exclusivamente en su incomparable poderío militar y económico, sino también en su capacidad de persuasión. Mediante la incorporación al imaginario colectivo de sus modelos culturales, la única superpotencia se instala imperceptiblemente en los cerebros igualando deseos y valores.

Los colonizados y sus opresores saben que la relación de dominación no está fundada solamente en la supremacía de la fuerza. Pasado el tiempo de la conquista, llega la hora del control de los espíritus. El dominio es más completo en la medida en que el dominado es inconsciente de serlo. Razón por la cual, a largo plazo, para todo imperio que quiera perdurar, el gran desafío consiste en domesticar las almas.

Antaño genocida (contra los indios), esclavista (contra los negros), expansionista (contra los mejicanos) y colonialista (contra los portorriqueños), Estados Unidos de América, sin duda cansado de su excesiva brutalidad, se propone en lo sucesivo instalarse pacíficamente dentro de las cabezas de todos los no-estadounidenses, y seducir sus corazones.

Tradicionalmente, y por curioso que parezca, es en Europa occidental donde este proyecto imperial se topa con menos resistencia. En primer lugar, por razones políticas: EE. UU. nació de la primera revolución democrática, la de 1776, que antecedió en trece años a la Revolución Francesa. Y también por razones históricas: ningún Estado de Europa -con excepción de Inglaterra en el siglo XVIII y de España a fines del siglo XIX- tuvo a EE. UU. de enemigo. Por el contrario, esta nación, "país de la libertad", recibió a millones de refugiados y de exilados europeos; y en tiempos de las dos guerras mundiales (1914-1918; 1939-1945), se comportó como amigo del Viejo Continente, con su decisiva intervención en favor de las libertades, contra las potencias militaristas o fascistas.

En 1989-1991, Estados Unidos ganó la guerra fría por knock-out frente a la Unión Soviética, lo que llevó a la caída del muro de Berlín y, mal que bien, a la democratización de los regímenes de Europa Central y Oriental.

En el plano geopolítico, Estados Unidos está ubicado en una posición de hegemonía que ningún otro país conoció nunca. Militarmente, su fuerza es aplastante. No sólo es la primera potencia nuclear y espacial, sino además marítima. Es el único en poseer una flota de guerra en cada uno de los océanos y de los principales mares del planeta. Y dispone de bases militares, de abastecimiento y de escuchas en todos los continentes.

El Pentágono gasta, a título de investigación militar, aproximadamente 31 mil millones de dólares. Tiene, en materia de armamento, varias generaciones de ventaja. Sus fuerzas armadas (1,4 millones de soldados) pueden identificarlo todo, seguirlo todo y escucharlo todo, en cualquier ámbito, en el aire, en tierra o debajo del agua. Pueden verlo casi todo sin ser vistas, y destruir un blanco con extrema precisión, tanto de día como de noche, sin verse ellas mismas amenazadas 1.

Washington dispone además de una impresionante gama de agencias de informaciones -Central Intelligence Agency (CIA), National Security Agency (NSA), National Reconaissance Office (NRO), Defense Intelligence Agency (DIA)- que emplean a más de 200.000 personas y cuyo presupuesto supera los 23 mil millones de dólares. Sus espías están activos en todos lados, todo el tiempo. Tanto entre los amigos como entre los enemigos. Roban secretos diplomáticos, militares, industriales, tecnológicos o científicos.

En el área de las relaciones exteriores, la "hiperpotencia" estadounidense dirige la política internacional y vigila las crisis en todos los continentes. Porque tiene intereses en todas partes y es la única que actúa sobre el conjunto del tablero planetario: del Cercano Oriente a Kosovo, de Timor a Taiwán, de Pakistán al Cáucaso, del Congo a Angola, de Cuba a Colombia.

El peso de Washington es asimismo decisivo en el seno de las instancias multilaterales cuyas opciones determinan la marcha del mundo: Organización de las Naciones Unidas (ONU), G7 (Grupo de los 7 países más industrializados), Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial, Organización Mundial del Comercio (OMC), Organización de Cooperación y de Desarrollo Económico (OCDE), Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN), etc. Pero dado que la preponderancia de un imperio, en el contexto contemporáneo, ya no se mide exclusivamente por las ventajas militares y diplomáticas, Estados Unidos también se ha asegurado el predominio científico. Como una bomba aspirante, absorbe cada año a decenas de miles de cerebros que acuden a sus universidades, sus laboratorios o sus empresas desde todos los puntos del mundo. Esto le permitió alzarse, en estos últimos diez años, con 19 premios Nobel de física (sobre 26), 17 de medicina (sobre 24) y 13 de química (sobre 22).

En cuanto al control de las redes económicas, EE. UU. también ejerce una supremacía indiscutible 2. Su producto bruto interno en 1999 fue de 8,683 billones de dólares. El rey dólar sigue siendo la divisa suprema, involucrado en el 83% de las transacciones de divisas. La Bolsa de New York constituye el barómetro financiero universal y sus sobresaltos, como los del índice Nasdaq en el pasado mes de abril, hacen temblar el planeta (Ver Tapa). Por último, el poder disuasivo de los fondos de pensiones estadounidenses -mastodontes que reinan sobre los mercados financieros- intimida a todos los actores de la esfera económica mundial.

EE. UU. es también la primera potencia cibernética. Controla las innovaciones tecnológicas, las industrias digitales, las extensiones y proyecciones (materiales e inmateriales) de todo tipo. Es el país de la Red, de las autopistas de la comunicación, de la "nueva economía", de los gigantes de la informática (Microsoft, IBM, INTEL) y de los campeones de Internet (Yahoo, Amazon, America on line).

¿Por qué una supremacía militar, diplomática y tecnológica tan aplastante no provoca más críticas o resistencias? Porque EE. UU. ejerce, por añadidura, una hegemonía en el campo cultural e ideológico. Detenta el control de lo simbólico, que le da acceso a lo que Max Weber denomina la "dominación carismática".

En varios ámbitos, Estados Unidos se aseguró el control del vocabulario, de los conceptos y del sentido. Obliga a expresar los problemas que crea con las palabras que propone (ver artículo de Bourdieu/Wacquant, pág. 12). Proporciona los códigos que permiten descifrar los enigmas que impone, y dispone a tal efecto de una cantidad de instituciones de investigación y de think tanks, con las cuales colaboran miles de analistas y de expertos. Quienes producen informaciones sobre cuestiones jurídicas, sociales y económicas en una perspectiva favorable a las tesis neoliberales, a la mundialización y a los círculos de negocios. Sus trabajos, generosamente financiados, son mediatizados y difundidos a escala mundial 3.

Fundándose en el poder de la información y de las tecnologías, EE. UU. instaura entonces, con la pasiva complicidad de sus dominados, lo que podría darse en llamar una afable opresión, o bien un delicioso despotismo. Sobre todo cuando este poder es acompañado por un control de las industrias culturales y por el dominio de nuestro imaginario.

Estados Unidos puebla nuestros sueños con una legión de héroes mediáticos. Caballos de Troya del amo dentro de la intimidad de nuestros cerebros. Mientras sólo adquiere, por ejemplo, el 1% de películas en el extranjero, inunda el mundo con las producciones de Hollywood (leer el artículo de Carlos Pardo, pág 36). Y con tele-films, dibujos animados, video-clips, historietas, etc. Para no hablar de los modelos de indumentaria, urbanísticos o culinarios.

El templo, el lugar sagrado donde se desarrolla el culto de los nuevos íconos, es el mall, el centro comercial, catedral erigida para gloria de todos los consumos. En estos sitios de fervor, se elabora una sensibilidad idéntica en todo el planeta, fabricada mediante logos, estrellas, canciones, ídolos, marcas, objetos, carteles, fiestas.

Todo ello acompañado por una seductora retórica de libertad de elección y de libertad del consumidor, recalcado por una publicidad obsesiva y omnipresente (¡los gastos de publicidad en EE. UU. llegan a más de 200 mil millones de dólares por año!) que apunta a los símbolos tanto como a los bienes 4. El marketing es tan sofisticado que aspira a vender ya no sólo una marca, sino una identidad, no un signo social, sino una personalidad. Conforme al principio: tener es ser.

Urge en consecuencia recordar el grito de alarma lanzado por Aldous Huxley, ya en 1931: "En una época de tecnología avanzada, el peligro mayor para las ideas, la cultura y el espíritu corre el riesgo de provenir de un enemigo de rostro sonriente, mucho más que de un adversario que inspira terror y odio".

Porque el imperio estadounidense, convertido en dueño de los símbolos, se presenta desde ahora ante nosotros con la seductora apariencia de los encantadores de siempre. Ofreciéndonos placeres a pedir de boca, distracciones ininterrumpidas, confituras para nuestros ojos. Ya no pretende obtener nuestra sumisión por la fuerza, sino por el encantamiento, no mediante órdenes, sino por propio consentimiento. No bajo amenaza de castigo, sino apostando a nuestra sed de placer. Sin que lo sepamos, este nuevo hipnotizador entra por la fuerza dentro de nuestro pensamiento, donde injerta ideas que no son las nuestras. Para someternos, sojuzgarnos y domesticarnos mejor.

Le Nouvel Observateur, París, 3 de junio de 1999. 
Ver Peter Gowan, "Le régime dollar-Wall Street d'gégémonie mondiale", in Actuel Marx, nº 27, PUF, París, 2000 
Leer Herbert Schiller, "La fabrique desmaîtres. Décervelage a l' américaine", Le Monde diplomatique, París, agosto de 1998. 
Ver Benjamin R. Barber, "Culture McWorld contre démocratie", Le Monde diplomatique, idem. 
Ignacio Ramonet 
Director de Le Monde diplomatique, Francia